Pide al tiempo que vuelva

Si nos referimos a la literatura de ciencia ficción y terror el nombre de representa palabras mayores en este género.

El autor de “Soy Leyenda“, “Ecos Mortales”, “Duelo” y “La leyenda de la casa infernal” (una de las mejores historias de horror escritas sobre casas embrujadas, también adaptada al cine en 1973) logró asustar y mantener pegado a los lectores con sus libros al mismo tiempo que influyó a toda una generación de artistas.

Stephen King probablemente sea su mejor heredero.

Sin embargo más allá de las historias aterradoras, Richard fue también creador de una de las obras literarias que combinó a la perfección como pocos escritores pudieron hacerlo la ciencia ficción con el romance.

El resultado fue una novela emblemática titulada “Bid Time Return” que fue adaptada en ese peliculón llamado Pide al tiempo que vuelva, uno de los fenómenos de culto más importantes de las últimas décadas.

Más adelante voy a retomar este tema.

La película fue dirigida por Jeannot Szwarc, el responsable de Supergirl, y estuvo protagonizada por el querido (en un trabajo excelente) y Jane Seymour, quien años después se hizo famosa por la serie Doctora Quinn.

La trama es genial y el propio Matheson la considera uno de sus mejores trabajos de su carrera.

En palabras de Richard:

“Pide al tiempo que vuelva es una historia de amor que trasciende el tiempo, Más alla de los sueños (también adaptada en el cine con Robin Williams) es una historia de amor que trasciende la muerte.  Creo que son las mejores novelas que escribí en mi carrera”.

No se equivoca.

La ciencia ficción y el romance no siempre van de la mano ya que por lo general los escritores se enfocan más en un género en particular y terminan haciendo cagadas.

En este caso la historia tiene el equilibrio perfecto. Es una gran historia de amor y también un atrapante relato de viajes en el tiempo.

Reeve interpreta a Richard Collier un dramaturgo que la noche del estreno de su primera obra conoce a una viejita, quien se acerca a él y le entrega un viejo reloj.

Luego le pide que lo utilize para volver a ella. Unas palabras que en principio carecen de sentido.

La mujer regresa a su hotel y a los pocos días muere. Collier intrigado por el extraño mensaje de la mujer visita el hotel donde se hospedaba la misteriosa señora y descubre una foto de una hermosa mujer, que es ni más ni menos que la viejita muchos años atrás.

El escritor se empieza a obsesionar con ella y descubre que es una famosa actriz de principios de siglo 20.

Un psicomentalista ayuda a Collier a hacer una regresión al pasado y el protagonista descubre que en efecto él vivió en 1912 y conoció a la actriz Ellise Mckenna.

A travées de la autohipnosis Richard entonces decide viajar en el tiempo para encontrarse con  la mujer de la que estuvo enamorado en otra vida.

Por supuesto el romance no va a ser fácil ya que el manager tiene otros intereses para la actriz y Richard no puede quedarse demasiado tiempo en 1912,  debido a que su cuerpo se debilita en el presente cada vez que viaja.

La historia es genial y algo que siempre me gustó de la película es la manera en se trata el viaje en el tiempo.

Acá no hay teorías científicas complicadas o grandes máquinas que pueden trasladarse a cualquier lugar.

Todo pasa por la mente.  El amor y la fe inquebrantable que tiene el pratagonista en reencontrarse con la mujer de su vida en otro tiempo es lo que hace el viaje posible.

El concepto puede ser un poco inocente pero nunca me pareció totalmente descabellado partiendo de la base que el tiempo en sí es una gran ilusión.

Creemos que el tiempo fluye hacia adelante solamente pero en realidad pasado presente y futuro existen simultáneamente.

Lo cierto es que la historia evitó la gran mayoría de clichés que suelen presentar las aventuras de viajes en el tiempo.

La propuesta de Matheson, quien además fue el encargado de la adaptación, pasa por otro lado.

En este caso no hay secuencias de acción o villanos terribles, es una gran historia de amor con elementos fantásticos.

Esta es una de las mejores películas de Christpopher Reeve donde brindó una interpretación excelente.

Además del trabajo de Christopher Plummer este film rerpresentó el debut en el cine de ese gran actor que es William H. Macy.

Pide al tiempo que vuelva terminó nominada al Oscar por el vestuario que fue excelente. Toda la reconstrucción de época que hicieron pese a no contar con gran presupuesto fue increíble.

Lamentablemente cuando se estrenó no tuvo suerte ya que le tocó competir en la taquilla con la película de Los Blues Brothers que la aniquiló en las recaudaciones y capturó toda la atención del público.

Sin embargo, la gente que no la vio en su momento porque la dejó pasar la redescubrió luego y el film se convirtió en un fenómeno de culto internacional.

En China, por ejemplo, la película fue tan exitosa que también adaptaron la historia en el teatro y la obra duró más de un año en cartel.

El club de fans oficial de Pide al tiempo que vuelva en Estados Unidos es sumamente numeroso y sus miembros se encargaron de pagar la estrella de Christopher Reeve (que no es gratis) en el paseo de la fama de Hollywood.

Todos los años se reunen para homenajear al film y al evento asisten vestidos como lo hacía la gente en 1912. También participan los artistas que trabajaron en esta producción.

El director Szwarc hizo un gran trabajo con este relato de Matheson y junto con la música memorable de John Barry brindó una gran película que la podés ver diez veces y siempre le vas a encontrar cosas nuevas.

Este año se cumple 30 años de Pide al tiempo que vuelva y se preparan eventos especiales. Lo más importante es que se encuentra en producción un musical de Broadway basado en este film.

Se consigue en dvd y la suelen pasar todavía por cable.

Si la enganchan puden darle una oportunidad que vale la pena.

4 Comentarios

  1. Mira vos, no conocia esta historia.”Mas alla de los sueños” siempre me parecio maravillosa, asi que habrá que ver esta.
    Igual la historia me hizo acordar a una pelicula que salio este año, The Time Traveler’s Wife con Rachel Adams.

    Saludos

  2. Es una peli hermosa con una historia muy bien narrada. La vi hace muchos años, cuando el furor de Dr. Quinn, y me encantó la dupla que conformaban, además de que era genial ver a Superman… no siendo Superman jajaja ¿Y notaste que la protagonista se mantiene siempre igual? ¡Ya pasó los 50 y sigue idéntica!

    Otra cosa: Más allá de los sueños es un PELICULAZO. Cómo me hace llorar, por Zeus. Y cómo me gusta 🙂

    ¡Abrazo!

Comentarios cerrados.