Avenida Q: El musical de Broadway en Argentina

Publicidad

Esta semana tuve el placer de asistir al de Avenida Q, el famoso musical de Broadway que finalmente se realizó en nuestro país con una excelente adaptación local.

Aprovecho para agradecer a Sandra Beerbrayer de la agencia Tiff por la invitación porque era algo que tenía muchas ganas de ver y la pasé genial.

No soy amigo del teatro pero me gustan mucho los musicales si me atrae la historia. Por lo general me engancho con esas obras donde la gente habla cantando y si es un delirio total como esta me compraron como espectador enseguida.

Avenida Q es una obra que se convirtió en un fenómeno internacional en estos últimos años por presentar una propuesta original e irreverente que le valió el codiciado premio Tony al mejor musical en Estados Unidos, donde venció en la competencia a grandes super producciones.

La obra es una especie de Plaza Sésamo desquiciada para adultos.

Es un musical con marionetas zarpadas que hablan de racismo, homsexualidad, política, porno y drogas con mucho humor.

El target del espectáculo apunta principalmente a personas de entre 20 y 40 años que son los que más se van a identificar con las situaciones y conflictos que viven los personajes.

Creo que alguien que ya pasó los 40 no se va a enganchar de la misma manera con la historia que retrata a un grupo de jóvenes que dejaron la adolescencia hace rato y tratan de abrirse camino en la vida de la mejor manera que pueden.

Desde que se estrenó la versión original en Broadway en el 2003, Aveinida Q se convirtió en una de las propuesta teatrales que brindaron mayor cantidad de funciones en los Estados Unidos.

Con más de 25oo presentaciones superaron a la mayoría de novedades teatrales que surgieron en los últimos años. El boca en boca sumado a las recomendaciones mediáticas de , , Tom Hanks y Bette Midler lograron captar la atención del público.

La versión local es excelente y para mi sorpresa algunas canciones funcionan mucho mejor en castellano que en inglés.

El tema «Sin porno no hay internet«, uno de los momentos más desopilantes del espéctaculo es un claro ejemplo de ello.

Una de las dudas que me generaba esta puesta era como iban a adaptar la historia que tiene un humor muy yankee para que fuera graciosa en nuestro país sin que perdiera su esencia.

El laburo fino que hizo el guionista Eduardo Morales en la adaptación es brillante porque los personajes hablan como se expresa la gente en la calle y me refiero a nuestro país.

El nombre de los personajes son extranjeros pero hablan como la gente común y por eso la conexión cuando los descubrís es inmediata.

Creo que también ayudó a que las temáticas de Avenida Q son universales entonces esto facilitó que la obra haya funcionado tan bien en países distintos como Suecia, Filipinas, Brasil, México o Nueva Zelanda.

El laburo de los actores es fabuloso porque a diferencia de otros musicales más clásicos acá tienen que interpretar varios personajes durante un mismo acto y a la vez manejar la marionetas que no es tan sencillo hacerlo bien.

Eso es también lo loco de la obra. Requiere de un elenco que puedan actuar, cantar, bailar y operar las marionetas adaptándose al ritmo ágil que tiene la trama.

El laburo de los protagonistas Mariano Chiesa (la voz de Gaturro) y Melania Lenoir (Hedwig and the Angry Inch) es excelente en ese sentido.

El casting me parece que no debe haber sido sencillo.

El muñeco y el actor es como que se fusionan en una sola persona y lo increible de todo esto es que cuando ves a los personajes en escena, aunque claramente notás como operan a las marionetas, los muñecos tienen vida.

Eso es lo groso de Avenida Q. No es otra adaptación de un show de Broadway.

Musicales como Hairspray podés encontrar a patadas, una obra con marionetas para adultos que maneje un humor ácido e irónico de esta manera no tiene antecedentes.

Uno de los personajes, por ejemplo, es Gary Coleman, de la Blanco y Negro, para que se den una idea por donde pasa lo bizarro de la propuesta.

Y ese es el principal motivo por el que quería hacer este comentario.  Les estoy recomendando algo distinto y original que no abunda en la cartelera de espectáculos.

A mi la verdad que me encantó esta obra y se las recomiendo.

Vayan a verla que vale la pena.

AVENIDA Q.

Paseo la Plaza-Sala Pablo Neruda.

Av Corrientes 1660.

Funciones:

Miércoles y jueves 20.15 hs

Viernes y sábado 21.00 hs

Domingo 20.00 hs

Entradas desde 80 pesos.

Publicidad

7 comentarios

  1. Parece un desquicio fenomenal. Jaja. Mas todavia si decis que está argentinizado el guión; debe ser muy buena.

    Por cierto, Feliz cumpleaños Hugo!

    Que lo pases bien!!!

    Saludos!

  2. Había visto un par de videos en internet de sus performances en Broadway y te cagás de risa. No sabía que iban a estar acá. Voy de cabeza!

    Por cierto «The internet is for porn» es harto conocido y muy gracioso. A quien no lo haya visto, youtube ya mismo.

    ¡Gracias por el aviso, Hugo!

  3. Yo conseguí entradas la semana pasada entradas para este domingo=)

    Tengo muchas ganas de ver esta obra. Estoy totalmente convencido de que la «argentinización» era la única opción para que funcionara bien aca, porque no habría sido lo mismo en neutro.
    Y es algo que me gustaría que las empresas tomaran en cuenta a la hora de hacer doblajes y subtitulados, que la gente se sentiría más enganchada y se podrían hacer traducciones más fieles con el argentino que con el neutro que es muy limitado(aunque ahora se esta conviertiendo en más mexicano que neutro).

    Se que va a estar barbara la obra asi. La obra por YouTube hace 2 años y no puedo esperar a verla!!!!

  4. Lo que ví de ésta versión en youtube,no me gustó…hacerle decir a muñecos lo que le pasa a adultos frustrados,es más para el diván que para una obra de teatro.

Los comentarios están cerrados.