Immigrants: Un film de Gabor Csupo

Hace muchos años que soy fan del director húngaro Gabor Csupo y sigo su carrera de cerca porque me interesa mucho las cosas que hace.

Para los que no lo tienen de nombre les recuerdo que fue el productor ejecutivo de Los Simpsons en las primeras temporadas de la serie. Para los que son fanas del programas les cuento que el personaje del doctor Nick Riviera estubo basado en Gabor.

Cuando se retiró del famoso dibujo animado desarrolló junto a su esposa Arlene Klasky una productora de animación que en los ´90 revolucionó el canal Nickelodeon con series super populares y exitosas como los Rugrats, los Thornberrys, Ginger, Rocket Power y sus respectivos filmes para el cine.

Las cosas que hicieron para chicos fueron geniales, ya que no sólo brindaron productos originales, sino que además propagaban (y siguen haciéndolo) muy buenos valores que no encontrabas en otros dibujos. Me encantan los Rugrats en ese sentido, conceptualmente son brillantes y el éxito que tuvieron no fue casualidad.

Csupo y Klasky también fueron responsables de Duckman, un dibujo animado que se emitía por el canal USA Network y fue muy exitoso en Estados Unidos.

En los ultimos años Gabor comenzó a incursionar en el cine con actores de carne y hueso y dirigió hace poco la excelente película El mágico mundo de Terabithia y The secret of Mooncrace, con Dakota Blue Richards (la protagonista de La brújula dorada) que se estrenó de manera limitada en Europa.

Si bien Csupo y Klasky ya no están más en pareja siguen laburando juntos y con Immigrants regresaron a la animación para adultos, en un proyecto que reunió después de muchos año s al primer equipo de artistas que trabajó en los Simpsons.

Immigrants (L.A. Dolce Vita) en realidad es el prototipo de una serie animada que se iba a transmitir por el canal Spike-Tv en el 2004 pero pese a que fue programada y se hicieron campañas publicitarias los dibujos nunca llegaron a emitirse.

Csupo que estaba enganchado con el proyecto decidió convertir el material que tenía en una película que se estrenó de manera limitada en Hungría, Australia y Turquía. En el resto del mundo terminó en dvd.

Después de verla entendí bien por qué nunca llegó a tener suerte este proyecto en los Estados Unidos.

Sin usar un lenguaje vulgar o mostrar escenas zarpadas, Immigrants es un retrato tremendo y feroz que con mucha sutileza describe lo que significa ser un inmigrante en los Estados Unidos.

La comunidad yankee no queda para nada bien parada.

El director brinda una excelente lección de como con un humor sutil e inteligente se pueden hacer críticas super irónicas sin ser hiriente o demasiado obvio como South Park.

El film describe la vida diaria de dos inmigrantes ilegales que tratan de lograr el “sueño  americano” en Los ángeles.

Joska viene de Hungría y Vladislav de Rusia junto a su hija Anya.

Los protagonistas viven en un complejo de edificios habitado por personas de otras comunidades extranjeras que vienen de India, China y México.

El único estadounidense es un viejo negro al que el sistema los dejó afuera en la vida y es el unico personaje yankee que es mostrado desde una óptica positiva.

En el caso de  la mujeres de  Los Ángeles son retratadas como tontas y operadas con exceso de siliconas y los hombres, especialmente los empresarios, son todos un grupo de garcas que hacen cualquier cosa para aprovecharse de los extranjeros.

A lo largo de la trama Joska y Vladislava tratan de conseguir un laburo que le de el dinero suficiente para pagar la educación de Anya al mismo tiempo que luchan por adaptarse a la cultura de la ciudad.

Con el mismo tipo de animacion que utilizaron en los Rugrats, Csupo y su equipo realizaron una radiografía muy divertida de la diversidad cultural existe en Los Ángeles con situaciones de enredos muy graciosas.

Se trata de una mirada sarcástica en los Estados Unidos de la actualidad narrada desde la visión de los inmigrantes.

Disfruté bastante de este dibujo animado para adultos que en definitiva es una muestra del director Csupo sobre lo que podía haber sido una serie muy divertida si le hubierran dado la oportunidad en la televisión.

Al menos está bueno que todo el trabajo no quedara en la basura y a través de esta película al menos se mantuvo viva esta propuesta que más allá de los chistes trata temas serios.

5 Comentarios

  1. Gracias por el dato Hugo! De chica veia todo el tiempo Nickelodeon y es verdad que su propuesta era mucho mas interesante que otros canales. A diferencia tuya, y debido a mi mala memoria, salvo contadas excepciones me cuesta seguir la carrera de autores que me interesan y gracias a vos y otras páginas me vuelven a la memoria nombres como Gabor Csupo.
    Besos!

  2. Uy qué bueno, yo siempre miraba los Rugrats y me parecían fabulosos! Sus aventuras eran lo más. No sabía que Klasky y Csupo hacían cosas para adultos también!

  3. A mi El mundo magico de Terabithia me encantó! y este tipo es un groso, la verdad que no sigo todos sus trabajos pero creci mi infancia con Nickelodeon y sus dibujos como Los Rugrats, Oye Arnold!, Doug, La vida moderna de Rocko, Invasor Zim, etc.Y ni hablar de la nave Nodrisa de los animes que fue para mi en esa época con Los Caballeros del Zodiaco,eran alucinantes!.Juro que si algun dia llegan a llevar esta genialidad al cine y me arruinan la infancia la sangre se hara presente en los estudios que se hayan atrevido a profanarla.
    Pero posta Hugo, los dibujos antes nose se atrevian a jugar con la imaginacion o a mostrar alguna muerte sin miedo alguno, o tratar temas de la adolescencia y creo que fue muy importante para nosotros.Yo he tratado de ver dibujos de ahora(osea me refiero a lo que pasan ahora en Cartoon Network y en los demas canales) y estan realmente vacios, en pocas palabras son una mierda atomica, no te generan nada ni risas siquiera.Tanto Oye Arnold como Doug trataban muy bien la preadolesencia y eran graciosos al mismo tiempo, Los Rugrats jugaban mucho con la imaginacion(hay un capitulo que Carlitos se traga una semilla de Sandia que es genial!), Rocko era re fumado me encantaba, y el ultimo que es Invasor Zim que es bastante nuevo dentro de todo(es del 2001) que te queria recomendar, tiene sus pequeñas cosas infantiles pero es genial para mi, lo volvi a redescubrir hace poco y me he reido mucho, es muy bizarro y parodian muchisimas cosas de peliculas(yo creo que te puede llegar a gustar), hay un capitulo con Zombies en un centro comercial y otro que el protagonista(el extraterrestre) empiesa a robarle los organos a las personas que son muy buenos!Por una de esas razones lo cancelaron el programa, era un poco oscuro para los chicos, pero ahora lo estan dando los sabados y domingos a las 00:30 y 03:30 hs en Nickelodeon, son los Nick Hits, dan como todas las leyendas del canal, los que antes ya mencione y otros como los Rocket Power,Los castores Cascarrabias, Monstruos,etc.Bueno nada mas Hugo, espero no haberte aburrido, leelo por partes sino jajaja.Saludos

  4. Doug y Oye Arnold tiene un milllón de veces más contenido y cerebro que cualquier ficción de Cris Morena.
    Probablemente forman parte de las mejores producciones realizadas en los últimos 20 años. Confieso que soy fan de los dos!
    Mi relaciones con mi mejores amigos en esa edad eran exactamente iguales a como se mostraban en los dibujos, por eso también pego tanto. Eran super realistas.
    Ahora me diste ganas de escrbir de esto. En cualquier momento hago una reseña de la pelicula de Arnold y la serie de Doug.
    Otro que está al mismo nivel también era Ginger, de Gabor Csupo , que era como Arnold pero más enfocado hacia las chicas.
    Hoy están en una crisis importamte de contenido los dibujos, pero me parece que es un reflejo también de la sociedad en general.
    La televisión prácticamente fijate que no se puede ver porque es una pelotudés constante.
    Salvo por las producciones de superhéroes de Bruce Timm, no tenés dibujos de calidad como Doug o Arnold que sean realistas y propaguen mensajes positivos y buenos valores.
    Saludos!

1 Trackback / Pingback

  1. The Haunted World of El Superbeasto | HUGO ZAPATA

Comentarios cerrados.