G.I.Joe: La serie de Marvel

Hoy me voy a referir a una de las grandes gallinas de los huevos de oro de la casa que durante años superó en ventas a los títulos clásicos de superhéroes además de presentar una historieta de puta madre.

Hasta la fecha ninguna otra revista inspirada por una línea de juguetes y dibujos animados pudo superar el éxito descomunal de G.I Joe que la rompió en las recaudaciones entre 1983 y 1994.

El secreto del éxito residió en que el cómic estuvo a cargo de un monstruo de la historieta norteamericana como es el maestro Larry Hama, responsable de esa obra maestra que fue The Nam, sobre la que escribiré en otro momento.

Vale recordar que Marvel había sido coproductora con Hasbro de la serie animada de los ´80. Cuando el dibujo se convirtió en un éxito internacional, por supuesto no tardaron en trasladar la propuesta a los cómics.

Sin embargo se presentó un inconveniente.

Marvel le encargó el cómic a Larry pero a él no le interesaba hacer una revista pelotuda para chicos que explotara el éxito de los dibujos animados.

Hama propuso publicar una serie para un público más adulto que estuviera a la par en materia de conflictos a lo que ocurría con otro títulos de la editorial.

El artista estaba a punto de desarrollar por entonces un nuevo cómic que se iba a titular Fury Force, donde el hijo de Nick Fury de S.H.I.E.L.D iba a liderar un comando de operaciones especiales contra un grupo terrorista.

Cuando le encargaron G.I.Joe, Larry decidió utilizar los bocetos que tenía para la serie de Fury y adaptarlos a los personajes de Hasbro.

El resultado fue un cómic espectacular que no tuvo nada que envidiarle al Escuadrón Suicida de DC que logró atraer a un público mayor que el que consumía los dibujos.

El enfoque de Hama fue totalmente distinto y sorprendentemente Hasbro lo aprobó ya que a los más chicos los tenían enganchados con  los dibujos, figuritas y muñequitos.

La historieta presentó diferencias abismales con respecto a lo que se veía en la tele.

Hama incluyó estrategias y términos militares reales además de agregar conceptos de filosofía oriental, artes marciales y temáticas relacionadas con la política internacional de aquellos años.

Por ejemplo, en uno de los primeros números,  los miembros de G.I Joe ayudan a la guerrilla talibán a luchar contra los rusos y luego hacen trámites para que el gobierno yankee los apoye con armamentos.

20 años después los talibanes que ellos ayudaron a crecer con materiales y entrenamientos hoy son el enemigo. Las vueltas de la vida. Sin embargo en ese momento Estados Unidos tenía esa relación con ellos, algo que también se retrató en Rambo 3.

La característica principal del cómic fue el tratamiento de la violencia. En los dibujitos se disparaban con armas láser y nunca  moría nadie. Si tiraban un misil contra un helícoptero simpre se veía como el personaje, fuera bueno o malo, saltaba antes del vehículo en paracaídas.

En la historieta eso no existía. G.I  Joe y Cobra usaban armas reales y el que moría estaba jodido. A lo largo de la serie caen varios personajes conocidos de ambos lados.

Snake Eyes, por ejemplo, en la tele siempre desmayaba a los enemigos con golpes de artes marciales. En el cómic a los soldados de Cobra les quiebra el cuello, les dispara a sangre fría o los atravieza con una espada.

Era otra onda.

Otro cambio loco fueron las relaciones sentimentales. En los dibujos animados el amor se daba entre Duke y Scarlett, mientras que en el cómic la pareja principal surge entre Scarlett y Snake Eyes que es mucho más interesante, sobre todo por la historia personal de él.

Otro golazo de Hama fue que logró capturar la atención del público femenino al darle mucha más fuerza a personajes como Scarlett, Lady Jaye y la Baronesa, que estuvieron mejor desarrollados.

Grossos del cómic como Marshall Rogers (Batman, Superman), Ron Wagner (Daredevil) y Herb Trimpe (el primer dibujante de Wolverine) presentaron muy buenos laburos a lo largo de la colección.

Un cómic histórico fue el número 21 donde se presentó por primera vez al ninja blanco Storm Shadow, con la particularidad que la revista no tenía diálogos ni efectos de sonidos, algo que nunca había ocurrido en Marvel hasta ese momento.

Hama brindó una clase magistral de narración usando imagénes sin ningún tipo de dialogos o aclaración en la viñetas. Los dibujos hablaban por si solos.

El éxito de G.I Joe fue tan grande que la editorial sacó otras colecciónes como G.I Joe: Specials Missions y G.I Joe: Europeans Missions que fueron claras precursoras del sello MAX , que presentó contenidos más adultos y una representación más brutal de la violencia.

La serie llegó a su fin en diciembre de 1994, que miren que paradoja, fue la época que en que yo descubrí este cómic ya que cuando era chico y miraba los dibujitos nunca leí nada. De hecho, no sé si llegaron a editarse acá.

Lo cierto es que me soprendí mucho cuando descubrí este trabajo de Hama que fue un reencuentro desde otra óptica con todos esos personajes que amaba de chico, ya que era un enfermo fanático de todo lo que estaba ralacionado con G.I Joe.

En el 2002  Larry Hama volvió a trabajar en esta historia con una nueva miniserie titulada Frontline que narra la actualidad de los personajes tras la disolución de grupo, donde Snake Eyes y Scarlett están casados y vuelven a reunirse con los otros personajes. Aunque eso merece un post aparte.

En el 2007 también publicó otras dos miniseries dedicadas a Storm Shadow y Snake Eyes a través de la editorial Devil´s Due que tiene actualmente los derechos de Hasbro.

La buena noticia es que a raíz de la película estrenada el año pasado Marvel volvió a reditar la viejas serie de cómics en ediciones de colección.

La verdad que fue un gran cómic que quedó en el olvido y merece su recomendación.

8 Comments on G.I.Joe: La serie de Marvel

  1. buen informe hugo, aca en los 80′ hubo version nacional de estos comics juntos con los de transformers y robotech a cargo de la editorial ledafilms, no se exactamente cuantos numeros sacaron de los joes pero la de transformers y robotech duraron poco, venian en un tamaño bastante grande, lo se porque compre un par de transformers y robotech el año pasado.
    los que si vieron esta serie completa en castellano fueron los españoles, lo de siempre.

  2. Sí pero eran los dibujitos adaptados al cómic. Me acuerdo porque yo también los tenía y en la tapa decía “el éxito de la TV”.
    Forum como decís fue la que editó en castellano esta serie de G.I Joe que acá llegó más tarde.

  3. hugo, devils due perdio la licencia hace unos años, ahora la tiene IDW y empezo todo de vuelta la historia con una continuidad nueva.

  4. Ah mirá se me escapó ese dato. Fue hace poco que perdieron la licencia porque los cómics que mencioné son de ellos.
    A partir del 2008 cambiaron todo.
    Odio los reboots!

  5. yo igual, alcance a leer los primeros numeros de ddp y me encantaron, los publico en español la editorial recerca

  6. Estos comics los tengo en deuda pero taba leyendo los de Devil,Cobra RebornY GIJoe reloaded,pero si IDW tiene ahora la licencia,toy leyendo historias al pedo ya q no estan en continuidad??

  7. No, no estás leyendo al pedo porque esa historia transcurre en un universo paralelo al de la continuidad original y tiene un final.
    Es una miniserie.
    La única serie posta es esta que para mí es mucho mejor y es más entretenida.
    Ahora relanzaron todo de vuelta con una nueva serie que no tiene nada que ver con las historietas de Marvel. Es un enfoque distinto.
    Lo bueno de G.I Joe es que ninguna colección quedó en banda, cuando las cerraron también terminaron con las historias.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: