Herschell Gordon Lewis: El padre del Gore

200px-Blood-feastSiempre consideré a Blood Feast como un poema de Walt Whitman. No es buena pero fue la primera en su clase“.

.

Tiene razón. Podés destruirla con la crítica, insultar al realizador y quejarte como quieras  pero jamás se podrá negar que la película marcó un antes y un después en el cine de terror y que después de este film nada volvió a ser lo mismo en el género.

Es curioso porque mucha gente desconoce que los espectáculos de entretenimientos gore surgieron a fines del siglo 19 en Francia y no los inventó el cine.

Para ser más exacto, el origen tuvo lugar en París con el Teatro Grand Guignol que ofrecía obras de teatro con marionetas terriblemente violentas, como Mr Punch, con la que el público se divertía.

Eran historias zarpadas que durante décadas fueron elegidas por la gente.

Con la llegada del cine, el gore encuentra su primer antecedente en el clásico mudo de David W. Griffith, Intolerance (1916), que presentó la primera mutilación de un cuerpo en la historia del séptimo arte.

Por supuesto la escena estaba totalmente influenciada por los espectáculos del Teatro Guignol.

Debido al escándalo que generaban en la sociedad este tipo de expresiones artísticas, la sangre en el cine terminó siendo mucho más controlada.

De esta manera Drácula llega a la pantalla grande en 1931, pero nunca lo vemos atacar a sus víctimas ya que la violencia se trabaja con insinuaciones.

Sin embargo, un hombre estaba dispuesto a cambiar esta historia.

Hacia 1960, Gordon Herschell Lewis era un director de pellículas clase B, quien junto al productor David Friedman realizaban filmes de alto contenido erótico.

Un días después de ver una película clasica de gángsters, Lewis sintió que era ridículo que los mafiosos fueran masacrados a tiros y los cadáveres quedaran intactos.

Eso no sucedía en la realidad. Si descargan un ametralladora va a correr sangre y el cuerpo terminará destruido.

De esta manera el directo decidió hacer una película de terror con asesinos que le brindaran al espectador una experiencia visual impactante y morbosa como nunca se había hecho en la historia del cine.

Así surgió Blood Feast, la película con la que nació el subgénero del  gore.

Los elementos que presentó este trabajo de Lewis años más tarde tuvieron una enorme influencia en directores como Lucio Fulci y William Lustig, quienes desarollaron el gore en Europa y los Estados Unidos hacia fines de los años ´70 y comienzos de los ´80.

A mi me gusta decir que el psicópata de Blood Feast que asesina mujeres es el abuelo de Jason Voorhees, ya que actua de la misma manera y fue el pionero en mutilar cuerpos con un machete.

En las próximas semanas voy a reseñar los filmes del padre del gore que a mi criterio son de visión obligatoria para los fans del terror.

Hoy me dedico a su primer trabajo.

Ok, es cierto,  la película es mala, pero marcó una bisagra en el terror y hay que verla.

lewis_bloodfeast1Blood Feast es una producción que se destaca por el morbo y sadismo de la historia con actores que parecen salidos de una escuela de actuación de Ed Wood.

En mi vida, vi muchos actores malos, pero estos no son fáciles de superar.

Bueno, tal vez los actores adolescentes que laburan con Cris Morena se le acercan bastante.

La trama es muy sencilla. Un psicópata que atiende un almacén mutila y extrae órganos de cuerpos de mujeres para rendirle un tributo a una diosa egipcia.

Los detectives más pelotudos del mundo están a cargo del caso y se dedican a la caza del asesino. Eso es todo.

El film arranca sin anestesia.

Una mujer disfruta de un baño de inmersión, de repente entra un asesino al departamento y ataca  a la mujer.

El villano le saca un ojo a la víctima y luego le mutila una pierna. Acá la sutileza no existe. Lewis te muestra con detalles como el tipo le saca el ojo, lo contempla en la mano y luego sigue con las mutilaciones.

Remontate a 1962.  Jamás se había visto una cosa así en el cine y en esta escena que menciono, ni siquiera habían comenzado los créditos iniciales!

La idea en ese momento era impactar a los espectadores con toneladas de sangre y el director sustentó su trabajó en ese punto.

Hacia el final los policías encuentran el cadáver de una mujer en la casa del asesino y el director registra lentamente el cuerpo ensangrentado para mostrarte todos los destalles de la carnicería.

Blood Feast fue filmada en Miami en 9 días y el trabajo de los actores fue paupérrimo, como en realidad ocurre con el resto de sus laburos.

Si bien los efectos especiales hoy pueden verse como primitivos  en ese momento representaron un logro importante en ese campo, algo que demuestra también donde estaba el interés de Lewis en esta producción.

La crítica la masacró en los medios de comunicación porque la consideraban una infamia, pero los seguidores del género la amaron y a partir de ese momento el terror nunca más volvió a ser lo mismo.

La sangre y la violencia empezaría a cobrar más fuerza en estos filmes a partir del estreno de Blood Feast.

Algo que a mí siempre me impactó es el nivel de sadismo que tenían los trabajos de Lewis y como se estrenaban en los cines sin problemas.

10 años después de esta producción, Wes Craven presentó The Last House on the Left y tuvo muchísimos inconvenientes con la censura. Lo mismo le pasó a Sean Cunningham con la primera Martes 13, que fue la película que mejor continuó el legado de Lewis.

Supongo que en los años ´60, antes del asesinato de Kennedy, los norteamericanos era un poco menos pacatos y no había tanto control por parte de los censores, porque si no, no le encuentro explicación.

Blood Feast fue la primera entrega de una trilogía que continuaría con otros laburos de este Ed Wood del terror que reseñaré en la próximas semanas.

Quiero destacar que este film se consigue en dvd en zona 4 y además se emite cada tanto por el canal TCM.

En el 2002, treinta años después de su última película como director (The Gore Gore Girls), el director volvió con la secuela de Blood Feast que lamentablemente todavía no pude conseguir y actualmente trabaja en la post producción de un nuevo film.

Para los que les interesa la historia del género de terror, el cine de Herschell Gordon Lewis no debe ser ignorado.

4 Comentarios

  1. Hugo, excelente informe. Si bien me encanta el cine en el genero fantastico, terror y horror, no tengo la suerte de poder ver y leer tanto de cine como vos. Por eso disfruto muchos estos informes en los cuales brevemente das un pantallazo de todo lo relacionado a ese tipo de cine.
    Algun dia espero poder ver mas cine del actual y poder seguir mejor tus textos, por ahora, agradezco cada uno de ellos.
    Saludos

  2. Hugo estos informes tuyos sobre cine de terror son geniales!, estas entre mis bloggers favoritos.

    OFF: Lo que mas me gusta son tus recomendaciones de libros y comics, ya lei The Princess Bride y la edicion Proteger y Servir de Gotham Central, muy pero muy buenas ambas.

    Ahora voy a conseguir algo de James Ellroy para seguir con el tono policial del comic de batman.

    Saludos

  3. Gracias Martín, si te interesó esta nota no te pierdas las próximas notas de películas de Gordon Lewis que son muy intreresantes para ver.
    Si te gustó Gotham Central te va a encantar Ellroy, ya vas a ver.
    Saludos!

Comentarios cerrados.