El eco negro: Una novela de Michael Conelly

eco+negro es uno de los mejores autores  de novelas policiales que surgieron en la década del ´90 y junto con James Ellroy sus obras se destacan entre lo mejor de este género en los Estados Unidos.

Sus personajes más famosos son los detectives de Los Ángeles,  Harry Bosch y Terry McCaleb, que fue interpretado por Clint Eastwood en el film (también dirigido por Clint) Deuda de Sangre en el 2002.

“El eco negro” es el trabajo con el que debutó en la literatura en 1992.

Conelly era un reconcido periodista de la sección policiales del diario Los Ángeles Times y durante años se encargó de cubrir los casos más escabrosos de esa ciudad.

Con esta novela comenzó su carrera en la ficción que continúa en la actualidad con más de 20 libros editados.

Para los amantes de la novela hard boiled la obra de este hombre es una delicia y claramente se destaca entre lo mejor que surgió en el género desde Thomas Harris (“El silencio de los inocentes“) y Ed McBain (“Cuando Sadie Murió“).

Menciono particularmente a Harris ya que Conelly tiene un estilo de narración muy similar al del creador de Hannibal Lecter.

La verdad que yo por lo menos estoy harto con esta nueva movida que surgió últimamente donde los héroes de novelas policiales son profesores de historia o estudiantes universitarios.

Me refiero a estos sujetos que solucionan conflictos buscando detalles en los cuadros de los museos o resolviendo ecuaciones matemáticas. A mí por lo menos me aburren bastante.

Los personajes de Dan Brown y Guillermo Martínez son un claro ejemplo de esto.

Todo bien con la escuelita del raciocinio pero en mi caso me tira más la novela negra que sigue el legado de Dashiell Hamett y Raymond Chandler, como el laburo de  Mickey Spillane, Jim Thompson o Max Allan Collins, con criminales realistas y policías que laburan en la calle.

El crimen en ámbitos académicos o en la alta sociedad nunca me atrajo demasiado y después de leer a Allan Poe, Conan Doyle, Gastón Leroux y Ellery Queen, los grandes maestros de este estilo, es como que ya tuve mi dosis suficiente de detectives de guantes blancos.

La característica principal que tiene el trabajo de Conelly es la precisión con la que narra los procedimientos policiales.

Si disfrutás en la tele de series como The Shield, La Ley y el Orden y la clásica Policía de Nueva York, Conelly te va a encantar.

Harry Bosh, a quien Stephen King elogió como uno de los mejoros detectives de los últimos años, es un personaje bastante influenciado por Harry, El Sucio y Bullit (Steve McQueen), quien lucha constantemente contra la burocracia del sistema norteamericano que obstruye las investigaciones.

200px-Michael_connelly_2007“El eco negro” es la primera historia de la serie.

La trama comienza cuando aparece un cadáver en una zona de cloacas de la ciudad. El muerto que aparentemente se suicidó resulta ser un compañero de Bosch en Vietnam.

En los años ´60 los hombres sirvieron en la misma unidad del ejército que combatió en la red de pasajes subterráneos del Vietcong.

Lo que parece ser un simple suicidio se convierte en un complejo caso relacionado con una serie de robos bancarios que en los últimos tiempos sucedieron en Los Ángeles.

Como mencioné antes si te gusta el estilo de Conelly y los procedimientos policiales con la saga de Bosch no la podés pasar mal.

Si bien este no es el mejor libro de todos, es una buena opción para comenzar con esta serie ya que acá se presenta al protagonista y al resto de los personajes secundarios que reaparecen en los otros libros.

La  crítica negativa que le hago a esta historia es una situación romántica que vive Bosch, que en mi opinión estuvo totalmente tirada de los pelos.

Me quedó la sensación como si el editor le hubiera dicho a Conelly “buenísima la novela, pero incluí un poco de romance.”

En una trama que se desarrolla en tan solo siete días me pareció poco creible que dos personajes se enamoren después de verse un par de veces trabajando en un caso policial.

Ojo,  tal vez  puede ser mi inexperiencia de no haberme enamorado nunca en un par de horas depués de haber visto a una mujer dos veces, mientras cubría una conferencia de prensa o hacía una entrevista y por eso no lo comprendo.

No lo sé. Harry conversa un par de veces con la mina y ya  enseguida “la ve de otra manera”.

Si Bosch hubiera tenido una calentura, tendría más sentido, pero el policía se enamora de la agente del FBI,  Rachel  Walling y  para mí es un aspecto de la trama que no cierra.

Al margen de este punto, “El eco negro” es un muy buen punto de partida para conocer a este gran autor del género policial y la recomiendo.

3 Comentarios

  1. En verdad creo que es uno de los mejores recreando este universo que ya, por cierto , no se destacan hoy en dia. COmence leyendo su ultimo libro “El ultimo recurso”, y de ahi en mas no pare, pasando por “La rubia de hormigon” o “Luna Funesta”, sin dudas Harry se lleva todos los laureles.
    Seguire tu recomendacion y lo leere.

  2. este año se esta publicando una serie de novelas policiales bajo el nombre de “roja y negra”, de ed.mondadori, compilada por rodrigo fresan, “el poder del perro”, de Don winslow es imperdible para los amantes del genero. Saludos.

Comentarios cerrados.