Bob Dylan en Velez

“Sin Bob, los Beatles no habría hecho el Seargent Pepper, los Sex Pistols no habrían hecho “God Save the Queen”y U2 no habría hecho “Pride in the Name of Love”. A la fecha, en cualquier gran música que se hace hay siempre una sombra de Dylan”.

Bruce Springsteen

grgr Lo primero que me emocionó al llegar al estadio fue ver a un chico de seis o siete años con una remera de Bob Dylan haciendo la cola para entrar junto a su padre que tambien llevaba estampada la imagen de Bob en su remera.

El público del fue claramemte familiar y había personas de distintas generaciones, inclusive bebés, por más loco que suene.

En estos últimos años se hizo muy común la alternativa del campo VIP que es una medida absolutamente elitista por parte de los organizadores. Ahora, no me puedo hacer el boludo y reconosco que el espectáculo se disfruta muchísimo más si lo ves comodamente. Tal vez, tiene que ver con que ya no soy el adolescente que le encantaba ir al campo tradicional. Hoy la verdad que me rompe las pelotas tener que sofocarme en una marea humana, mientras intento escuchar la música que me gusta entre empujones y pisotones.

Ya estoy viejo para esa mierda. De todas maneras el sonido que tuvo el sábado pasado fue tan grosso que, no importa donde te ubicaras, la música se escuchaba como los dioses.

A las 20 hs apareció en el escenario León Gieco, quien lamentablemente no tocó con su banda, que estaba en el estadio, debido a que el músico prefirió hacer un show acústico donde homenajeó a distintos artistas latinoamericanos. Voy a ser honesto con ustedes. León es un grosso, pero el show que dio fue aburrido y mucha gente comentó esto a la salida.

Si vas a ver un recital de rock y blues como el que propone Dylan lo último que querés escuchar para matar el tiempo son temas de Atahualpa Yupanqui y Violeta Parra. Todo bien con la hermandad latinoamericana pero el clima era otro. León repartió entre la gente un folleto con un cuento de él sobre Dylan muy lindo y la letra de dos temas suyos excelentes (“Cinco siglos igual” y “La Memoria“) para que la gente cantara con él.

Las canciones fueron grabadas en vivo para un disco a beneficio. Aunque esos fueron los temas más aplaudidos la verdad es que nadie cantó. No porque el público fuera amargo, sino que el show venía aburrido. Una clara prueba de esto fue que el estadio estalló de gritos y aplausos cuando León invitó a dos amigos suyos al escenario: El ganador del Oscar, Gustavo Santaolalla y Charly García!

Velez se despertó de la siesta en ese momento y fue una locura. Tocaron dos temas tremendos como “Pensar en nada” y “El Fantasma de Canterville” que fueron excelentes. La gente quería rock y no fue casualidad que el público cantó con los artistas esos temas. El show de León Gieco estuvo bien, pero el repertorio simplemente me parece que no fue el adecuado para la ocasión.

Media horas después se apagaron las luces del escenario y pasadas las nueve y media de la noche sonó una sinfonía que me recordó a la música que se escucha en las películas, cuando se presenta a algún miembro de la realeza inglesa o española. Una voz en inglés anunció “Ladies and Gentlemen please welcome….Bob Dylan!”

fefwefEntonces, a unos 20 metros frente a mí apareció un cowboy vestido de negro, cuya imagen me recordó al Pistolero de La Torre Oscura, la gran saga de Stephen King. La diferencia es que el arma de este héroe no era un revolver, sino una guitarra.

E l Pistolero tocó unos acordes tradicionales de blues con los que suelen arrancar las canciones de ese género y así comenzó una noche mágica. El show arrancó a lo grande con “Rainy Day Women 12/ 35” uno de los temas más divertidos de Dylan del clásico disco “Blonde on Blonde“.

La voz de Bob cambió mucho en estos últimos años y en la actualidad suena como el abuelo de Tom Waits, tengo que decirlo. Ahora, la banda que tiene es TREMENDA. Todo el mundo hablaba al final de Tony Garnier (bajo), George Recile (batería), Donnie Herron (violín y mandolina), Dennis Freeman y Stu Kimbal en guitarras.

¿Saben qué fue lo que más me impactó de este recital?

La generosidad de Dylan con sus compañeros. El tipo es una de las figuras más importantes que existe desde hace décadas en el mundo de la música y sin embargo en escena él es un miembro más de la banda. No acapara todo el protagonismo.

Ningún tema duró menos de ocho minutos, aproximadamente (tampoco andaba con un cronómetro), y en cada uno de ellos Dylan permitió que sus compañeros se lucieran. Durante la primeras canciones Bob tocó la guitarra y luego se estancó en los teclados y la armónica.

Sinceramente al repertorio no le faltó nada y fue perfecto. Hizo varios temas de su último cd “Modern Times“, que combinó con clásicos memorables de su discografía en versiones irreconocibles que enloquecieron a todos los fans.

“Lay, Lady, lay“, “Masters of Wars“, “Just Like a Woman” “Things have Changed” sonaron de manera espectacular. El cierre fue con “Like a Rolling Stone” que cantó todo el estadio. Hubo dos yapas en el set list que fueron inolvidables: “All along the Watchtower” y “Blowin´ in The Wind

No faltó nada y al final quedó la sensación que el recital fue completo. La gente salía de Velez feliz porque esta fecha que tanto esperamos los fans se desarrolló a la perfección. Poder ver a Dylan en escena otra vez fue maravilloso. La última ocasión que vino tocó en 1998 con los Rolling Stones en River y el clima fue distinto porque la gente no le daba bola, especialmente los rolingas, que no tenían la mínima idea quiera era Bob.

Esta vez fue diferente. Todos eramos fans y estabamos por lo mismo. Mañana Bob toca en Rosario. Si algún fan de esa ciudad llega a leer esta nota le aviso que le espera una noche memorable. La banda suena como los dioses y van a salir felices del estadio porque esos temas que soñabamos escuchar en vivo suenan tremendo.

Sólo puedo expresar GRACIAS BOB POR LA MAGIA!!!

6 Comentarios

  1. “La generosidad de Dylan con sus compañeros. El tipo es una de las figuras más importantes que existe desde hace décadas en el mundo de la música y sin embargo en escena él es un miembro más de la banda. No acapara todo el protagonismo.”

    Me alegro mucho que hayas disfrutado el recital… debe haber sido de puta madre!

    Para completar el encomillado, te recomiendo el último número de “La Mano” si es que todavía no lo tenés… Es un especial de Bob.

    Saludos Hugo!

  2. La pasaste tremendo!!!
    Son experiencias que quedan para siempre, y estoy más que satisfecho de que mucha gente al igual que vos haya podido disfrutar de magnifico espectaculo, sin tener que estar pendiente de su entorno, como pasa en otros espectaculos, en los que se termina de la peor manera…
    Eso demuestra que la organización, va por encima de todo lo otro, SIEMPRE!!!

    P.D: Bob, Santaolalla, Giego y Charly en una sola noche, valió la pena tanta espera…

  3. Si, muchachos fue esa clase de momentos que quedan grabados en la memoria y por suerte el sonido era excelente.
    Rideer, sabés que me compre´esa revista pero todavía no pude encontrar el momento para leerla tranquilo. Voy a provechar este fin de semana.
    saludos!

  4. Ví el recital en Rosario…. MUY FLOJOOOO!
    Descontando la mala onda de Bob, su voz de lija y el hecho q no pusieron una puta pantalla (habrá sido Bob el que estuvo?), leo la lista de temas que tocó en Velez y aca la cosa fue muy distinta. No hubo “Lay Lady Lay”, ni “just like a woman”, ni hizo “blowin´in the wind” cuando volvió! Aparte que no toque “Hurricane” o “Tambourine man”… es un crimen realmente. Y debo decir que Bob es uno de mis músicos de cabecera, pero como dijo Guinzburg “a los ídolos mejor no conocerlos, porq seguro te decepcionan”.

  5. Yo estuve ahi, lastima que estaba en la platea alta norte y cuando Dylan se pasó a los teclados, me dió la espalda todo el show :S

    Igual, fue la mejor noche de mi vida.
    No, correción, el mejor dia de mi vida.
    Porque viajamos con mi papa y un amigo a benos aires, conocimos caminito y otros lugares copados.

Comentarios cerrados.