La verdadera historia de Sweeney Todd (II)

ytit Luego de morir colgado en una horca, el barbero de la calle Fleet y sus crímenes se convirtieron en un fenómeno mediático impresionante en todos los diarios ingleses que no paraban de sacar notas sobre los asesinatos con hechos inventados.

Tantos disparates generaron los diarios sensacionalistas de la época que de a poco Sweeney Todd se fue conviertiendo en una leyenda urbana. Hasta tal punto habían distorsionado los hechos que inclusive había mucha gente que no creía en la muerte del barbero.

Como todo lo relacionado con la historia de Sweeney vendía, durante décadas se vendieron folletines baratos que describían con precisión los asesinatos, que en su gran mayoría eran inventos del periodismo. En 1846 la popularidad de Todd, quien estaba muerto desde hace cuatro décadas, estalló con la novela “The String of Pearls“, del escritor Thomas Preckett Prest que lo bautizó como El Barbero Demoníaco, al mismo tiempo que lo convirtío en un famoso personaje de ficción.

tguiEse libro fue un auténtico best-seller y no tardó en ser adaptado en el teatro. Uno de los más prestigiosos dramaturgos de aquellos años, George Dibdin-Pitt fue el primero en llevar la historia del barbero de la calle Fleet a las tablas. Se cuenta que la obra, que fue super exitosa, sobresalió por las macabras situaciones que se representaban, inspiradas en los melodramas que se presentaban en el famoso teatro francés Guignol.

El Teatro Guignol fue fundado en 1897 por Oscar Metenier y era un lugar donde se representaban exclusivamente historias grotescas relacionadas con hechos sangrientos y tenebrosos. En aquellos días esa obras representaban los espectáculos que hoy podemos disfrutar en el cine de terror.

La fama de Sweeney Todd no decayó en el siglo 20 y con la llegada del cine mudo el para entonces mítico barbero debutó en la pantalla grande con un film inglés de 1926. Ese fue el primero de muchisimos trabajos que llegaron a la pantalla grande con el transcurso de las décadas.

tguEn la década del ´70 el autor teatral Christopher Bond revivió la leyenda de Todd en un musical que debutó en Broadway el 1 de marzo de 1979. Dirigido por Harold Prince el espectáculo estuvo protagonizado por Len Cariou como Sweeney y Angela Lansbury como la señora Lovett. Esta es una versión que presenta muchísimos cambios en la historia, donde aparecen personajes importantes como el Juez Turpin y los motivos de los crímenes forman parte de un plan de venganza que ejecuta el barbero contra quienes los separaron de su esposa y su hija.

El film deTim Burton es una versión personal del director sobre este musical que fue bastante mutilado en la película, aunque yo debo admitir que lo disfruté mucho. Cabe destacar que en estas últimas décadas el show de Broadway ganó muchísimos premios Tony en distintos rubros, que es el máximo galardón que se otorga a las producciones teatrales en Estados Unidos.

Desde el 2000 el musical se ha realizado en otros paises con compañía locales como Japón, Canadá, Israel, España, Alemania, Reino Unido de Gran Bretaña y Holanda. En Argentina parece que no le tienen mucha fe.

Lo cierto es que el Barbero Demoníaco todavía sigue generando atención en el siglo 21 y aunque muchos siguen discutiendo si en verdad existió este asesino, el publico amigo de los espectaculos sangrientos disfruta a pleno la escalofriante historia de Sweeney Todd.

5 Comentarios

  1. Mejor que se quede en el cine nomas…. si la llegan a pasar al teatro argentino, anda a saber que puede salir…
    Me imagino a Favio Posca y a “Florencio” de la V, sin descartar ninguna otra “Estrella”……
    🙁

Comentarios cerrados.