His Girl Friday

hCineastas como Howard Hawks no aparecen con frecuencia en el mundo del cine.

Son esa clase de artistas que sobresalen por su versatilidad para trabajar diversos géneros con propuestas de primer nivel que brindan espectáculos populares.

Hawks no hacía cine para la elite de la crítica sino que siempre buscaba un proyecto que pudiera enganchar al público en los cines.

Aunque su filmografía está plagada de obras maestras, que hoy son clásicos indiscutidos dentro de este arte, la Academia de Hollywood jamás lo premió con un Oscar por ninguno de sus trabajos.

En 1975, cuando tenía 79 años, recién se acordaron de los enorme aportes que hizo este hombre al cine norteamericano y le dieron un galardón honorífico.

Nos referimos a un realizador cuyas obras marcaron una bisagra en el cine como Scarface, El sueño eterno, Río rojo, Río bravo, La cosa, y El sargento York, entre otras.

Hoy quiero recomendar una de las más grandes comedias románticas en la historia de Hollywood que además es un ejemplo perfecto de como se debe trabajar correctamente el concepto de la remake.

Que una película de 1940 en pleno siglo 21 siga siendo más desopilante y entretenida que las cosas que llegan a los cines en estos días dice muchas cosas de la situación que atraviesa el género de la comedia romántica en la actualidad.

300px-His_Girl_Friday_still_2His Girl Friday, también conocida como Luna nueva y Mi asistente favorita, es una propuesta que podés verla más de 100 veces y te vas a reír de todos los chistes aunque conozcas la trama de memoria.

Uno de los exponentes más importantes de lo que fue la comedia Screwball.

Un subgénero que nació en los Estados Unidos durante el período de la Depresión y se mantuvo en boga hasta mediados de los años ´40.

Luego con el paso del tiempo este tipo de cine se fue reinventando con la aparición de nuevas camadas de directores.

Una particularidad que tuvo  la comedia Screwball fue que logró vencer a los organismos de censura de un modo creativo.

En el caso de las historias románticas, la tensión sexual entre los protagonistas era retratada a través de diálogos ingeniosos donde el doble sentido jugaba un papel clave a la hora de abordar estas cuestiones.

Este estilo de humor tomaba su influencia de las comedias de Shakespeare y Oscar Wilde, muy especialmente Mucho ruido y pocas nueces y La importancia de llamarse Ernesto que tenían estas características.

La comedia Screwball se destacaba por insinuar situaciones que la censura de aquellos días impedía retratar de manera explícita

His Girl Friday estaba inspirada en la obra de teatro The Front Page, de Ben Hetch y Charles McArtur que se convirtió en una de las historias sobre periodistas más famosas de todos los tiempos.

images (2)La trama se centraba en el editor de un diario que le asignaba a su reportero estrella la cobertura de un caso policial con el objetivo que el periodista no abandonara el equipo de redactores.

El hombre estaba a punto de casarse con su novia y el jefe del periódico recurría a todo tipo de engaños para retenerlo.

El empresario Howard Hughes había adaptado previamente esta historia en 1931 en el film El gran reportaje, dirigido por Lewis Milestone, más conocido por su film bélico Sin novedades en el frente (1930).

En 194o Hawks  decidió filmar la remake con un enfoque completamente diferente.

Esta vez la historia se desarrolló a través de la comedia romántica y el personaje del periodista estrella fue interpretado por una mujer.

Cary Grant fue la primera elección para el rol del editor Walter Burns y Rosalind Russell le dio vida a la reportera Hildy Johnson, quien en esta versión era la ex esposa de Burns.

La actriz fue elegida a último momento luego que otras estrellas famosas de aquellos días rechazaran el papel. Entre las artistas más conocidas que fueron consideradas para esta producción se destacan los nombres de Carole Lombard, Katherine Hepburn y Ginger Rogers.

Aunque Rosalind Russell no fue la primera elección del director resultó la actriz perfecta para este film debido a la excelente química que tuvo con Grant.

His Girl Friday fue una de las primeras películas de Hollywood donde los actores se pisaban constantemente entre sí en los diálogos con el objetivo de darle un mayor realismo a las conversaciones.

his-girl-friday-imageEn 1940 este estilo de hacer humor fue muy novedoso y se vio favorecido por la excelente dupla que formaban los protagonistas.

Toda la trama se desarrollaba durante una jornada de trabajo en el diario.

Hildy Johnson llegaba a la redacción para presentar su renuncia y avisarle a su ex marido que se iba a casar con un vendedor de seguros.

El editor Walter Burns convencía  a la mujer para que cubriera una última noticia para el diario mientras apelaba a todo tipo de recursos para reconquistarla.

Un detalle que me encanta de esta película es que la narración de Hawks no da respiro.

El director presenta el conflicto principal entre los protagonistas en los primeros cinco minutos y la hora y media restante no decae nunca por la situaciones de enredo y el suspenso de la trama.

His Girl Friday trascendió además por la manera en que la comedia romántica se fusionó con el cine noir.

La primera parte de la trama es más liviana y se centra en las discusiones de los protagonistas. Sin embargo, Howard Hawks luego enfoca la atención del relato en la intriga policial donde surgen situaciones más oscuras.

En mi opinión este fue el mejor trabajo de Cary Grant en un rol cómico donde su interpretación se vio potenciada por la dupla que formó con Rosalind Russell.

Durante el rodaje de esta producción la actriz contrató a un guionista adicional para que mejorara los remates chistosos de su personaje, ya que sentía que su rol no era tan fuerte como el de Grant.

Un hecho que no le hizo ninguna gracia al director Hawk, aunque Cary Grant apoyó la iniciativa ya que no le importaba que su compañera tuviera más momentos destacados.

Muchos años después esta historia tuvo otras dos remakes realizadas por directores famosos.

En 1974 Billy Wilder estrenó Primera plana, con Walter Mattau y Jack Lemmon, donde narraba la historia original de la obra de teatro, con la particularidad que el estilo de humor estuvo completamente influenciado por el trabajo de Hawks.

Luego en 1988 el director de Rambo, Ted Kotcheff, presentó una versión moderna de esta propuesta en Switching Channels, protagonizada por Burt Reynolds, Kathleen Turner y Christopher Reeve. La trama de este film se desarrollaba en el ámbito del periodismo de televisión.

Si nunca vieron His Girl Friday recomiendo que la busquen porque los espera una comedia inolvidable que no en vano se convirtió en un importante clásico del cine.

El avance original.

 

2 Comments on His Girl Friday

  1. Que raro que hagas una nota de esta peli! Yo ni la conocía y hace una semana me pidieron que la vea para una clase de la facultad. Estamos viendo todo el tema de las comedias de Screwball, como servían como válvula de escape para un momento tan complicado como fue la gran represión. Eso y el rol de la mujer son los ejes fundamentales que trabajamos. La verdad que tenes razón en decir que no perdió vigencia alguna la película.

  2. Sí son notas desconcertantes para algunos lectores ja ja, pero son cosas que me gustan.
    Hay muy buenas comedias dentro de este período que son imperdibles.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: