CALIFICACIÓN: B

En su nueva producción el director vuelve a explorar la de espías con un reparto que reúne a varias figuras que lo acompañaron en sus últimos proyectos y un presupuesto mucho más limitado al que tuvo en El agente de CIPOL.

En ese sentido es un film menos sofisticado que aquel trabajo del 2015 y llega a funcionar gracias a la buena química que se gestó entre Jason Statham, Josh Harnett y Aubrey Plaza.

La película se desarrolla como una especie de Misión: Imposible clase B donde el realizador apela a su estilo de narración dinámico y humor irónico para brindar un espectáculo decente dentro del género.

No es una obra que será recordada entre los títulos más destacados de su filmografía pero es entretenida y aprovecha el carisma de Staham como héroe de acción.

Harnett, quien actualmente atraviesa una especie de regreso en las salas de cine, cuenta con un rol más destacado que  el de Wrath of Man (la película previa del director) y Ritchie lo hace sobresalir en una estupenda persecución automovilística en la que el cineasta le hace justicia a la reputación del Ford Mustang.

Probablemente la mejor secuencia de acción dentro del film ya que el resto de ese tipo de momentos se limitan a peleas y tiroteos más genéricos donde se nota las limitaciones del presupuesto.

Dentro del reparto secundario Hugh Grant y Cary Elwes le aportan cierta jerarquía a un relato que no presenta demasiadas ambiciones en su argumento.

Ya sea que disfruten del de acción decente o los trabajos de este realizador Agente Fortune se deja ver y cumple con su simple objetivo de ofrecer un buen entretenimiento.

Notas relacionadas

4 comentario en “Reseña de Agente Fortune: El gran engaño”
  1. Necesito que en la proxima peli del director pongas:

    Guy Ritchie.

    Y cierres. Sin calificacion siquiera.

  2. Con esta película se da un caso muy particular porque se acaba de estrenar en países como Argentina, pero en Estados Unidos sigue en un limbo importante que comenzó cuando estaba a punto de estrenarse y justo estalló la guerra entre Rusia y Ucrania.

    En ese momento a los distribuidores no les gustó la idea de presentar una película con un villano ucraniano. Ponele que la podían atrasar un par de meses, pero a esta altura me parece una boludez que todavía que no la estrenen, todo indica que a este paso va a parar derecho al Vod.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: