Reseña de Pearl: El nuevo film de Ti West

Publicidad

Calificación: B+

Un gran regreso del director en el género de terror, cuya última obra recomendable dentro de esta rama la brindó en el 2013 con The Sacrament.

Pearl es una precuela de X, un film estrenado hace unos meses que homenajeaba el subgénero slasher de los años ´70 con una influencia notable de La masacre de Texas.

Una propuesta que pese a una buena interpretación de Mia Goth no me terminó de convencer por la premisa ridícula que desarrollaba.

La trama se centraba en una pareja de ancianos de casi 100 años que se desenvolvían con total naturalidad como familiares de o Jason Voorhees.

Un concepto que era imposible de comprar, sobre todo cuando la muerte de los personajes dependía de las acciones extremadamente estúpidas que cometían los personajes.

Una característica que en cierta manera es parte del ADN del slasher pero en este caso derrapaba demasiado en esas cuestiones.

Pearl afortunadamente resultó una obra mucho más interesante.

En este caso se narran los orígenes de la villana del film previo en un relato que explora la típica vida y contexto perturbador que suele rodear a los asesinos seriales.

Por el lado del argumento no aporta nada nuevo a la temática, sin embargo la gran virtud de la película  la encontramos en el modo en que West presenta y desarrolla su relato.

La trama se vincula con los género del slasher y el psicológico que el realizador utiliza para homenajear el de la Era Dorada de los años ´50.

West toma como influencias musicales como El mago de Oz, Mary Poppins y las comedias clásicas de Judy Garland para explorar la perturbadora psiquis de Pearl, quien de este modo se convierte en una villana mucho más compleja.

Si bien el director consigue que la excéntrica combinación de géneros funcione en el relato es la interpretación de Mia Goth la que eleva el contenido artístico a otro nivel.

El modo en que trabaja el deterioro mental del su personaje es fascinante porque contribuye a que su rol no se convierta en una caricatura de los freaks del slasher.

El relato no es indulgente con las cosas terrible que hace pero elabora en profundidad el contexto que determina su caída y los crímenes que eventualmente comete.

La verdad que me desconcierta mucho el hecho que Mia no sea convocada para más película de renombre ya que hoy sobresale entre las mejores actrices de su generación.

Lo que hace en este film es soberbio y esa última escena perturbadora con la que cierra el relato queda grabada en la memoria durante un tiempo.

Cabe destacar que Pearl es un proyecto en el que se involucró como productora y guionista.

En los aspectos técnicos West sorprende con una labor muy interesante donde su cariño por el clásico y el se fusionan de un modo muy original.

De este modo nos encontramos ante un cuento macabro que abraza la estética colorida de los musicales norteamericanos de los años ´50.

No tenía idea que iba a encontrar en esta película y me sorprendió muchísimo.

Claramente sobresale entre los grandes estrenos del año dentro del género.

Ya se encuentra disponible en el puerto de Jack.

Notas relacionadas

Publicidad

6 comentarios

  1. ME gusto bastante. El final final es una cosa increible a nivel actuacion. Si reconozco que se me hizo un poco cuesta arriba en algunos momentos.

  2. Hugo hago oFf Topic o como se diga acá. Viste la serie de «Chucky»?. Le puse play solo por curiosidad…y me encontré una genialidad. Le dieron trasfondo a la serie, profundidad y una clara nuestra que se pueden tocar la inclusión,la diversidad de la agenda actual con una mirada inteligente. Y estoy hablando de una serie de «Chucky» la PTM!!. En fin respecto al personaje le sacan jugo como nunca. Realmente la recomiendo.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.