Travelin´ Band: El documental de Creedence Clearwater Revival

Publicidad

Por un breve instante fueron la más grande banda del rock del planeta y superaron en las ventas de discos a los Beatles.

Sin embargo con la misma velocidad que irrumpieron en la industria de la música luego se separaron y Creedence Clearwater Revival pasó a convertirse en una leyenda.

Una agrupación que tuvo una profunda llegada en el público latino, a tal punto que me atrevería a afirmar que en fueron mucho más populares que los .

Es decir, el grupo de Jagger tenía su vínculo con el público rockero pero Creedence era escuchado por todo el mundo y no había fiesta de casamientos o boliches donde no pasaran Travelin´ Band.

Claro que también depende de cada círculo social en el que a uno le tocó crecer.

Por ejemplo en mi familia los Stones no tenían cabida (recién los descubrí y aprendí a apreciarlos en los ´90) pero se escuchaba mucho Elvis, y Creedence.

Este es el disco y posteriormente cd que había en mi casa y con el que tuve el primer contacto.

Travelin´ Band es un excelente que presenta en su integridad el concierto que brindó la banda en el Royal Albert Hall de Inglaterra durante la gira europea de 1970.

La dirección corrió por cuenta de Bob Smeaton responsable de esa obra maestra que fue The Anthology y cuenta con la narración del actor Jeff Bridges.

La primera parte del film se concentra en los orígenes de Creedence donde se incluye material inédito de archivo en la que podemos conocer las personalidades de los integrantes y los vínculos que tenían entre sí durante las giras.

aparece más tímido frente a las cámaras pero en sus intervenciones se puede percibir la enorme ambición que tenía por establecer a la banda entre las mejores de género.

Algo que se contrasta con la conducta más relajada de sus compañeros, un tema que eventualmente tendría una influencia en la separación.

Fogerty, muy especialmente, en el escenario es el gran jefe y en el pico de su etapa creativa saca un éxito tras otro que eventualmente se convierten en títulos clásicos del rock.

La película describe las circunstancias en que los músicos llegaro al Albert Hall en un contexto muy especial.

El show tuvo lugar un día después del anuncio de la separación de los Beatles, un tema que puso una enorme presión en los norteamericanos ya que pasaban a convertirse en la banda más escuchada del momento alrededor del mundo.

El director Smeaton presenta por primera vez el show completo sin ediciones tal cual se vivió el 31 de enero de 1970.

Con una puesta en escena minimalista que se limitó a cuatro tipos con instrumentos musicales arriba de un escenario, el espectáculo resulta muy interesante de ver por la manera en que conquistaron al público inglés.

En un comienzo se puede percibir a a los miembros de Creedence nerviosos frente a una audiencia silenciosa que no participa demasiado.

se desempeña como el conejo de Duracell al que conectan a un parlante y no para hasta el final.

Una vez que enchufa la guitarra no saluda ni habla con el público sino que emprende la interpretación de los temas sin interrupciones.

Un actitud muy distinta del Fogerty de las últimas décadas que es mucho más simpático y no para de compartir anécdotas en el escenario.

No obstante, para el momento en que terminan Proud Mary conquistaron por completo a los espectadores y la última parte es una locura con la gente bailando descontrolada.

Cuando terminaron el show fueron ovacionados durante 15 minutos.

Lo interesante de este es que funciona como una máquina del tiempo que nos permite descubrir como eran en vivo los shows de Creedence.

Un detalle que me sorprendió muchísimo es que las canciones prácticamente suenan igual que en los discos, algo que no suele ocurrir habitualmente en los recitales.

Mi única objeción con esta propuesta es que el director finaliza el con el show y no le cuenta al público lo que sucedió después entre los músicos.

Probablemente porque deseaba plasmar ese episodio de la banda en su máximo momento de gloria.

Creedence se disolvió en 1972 a raíz de la disputa entre John y sus compañeros por el control creativo de las canciones.

La pelea fue tan grande que nunca llegaron a reconciliarse entre sí.

Tom Fogerty falleció en 1990 a raíz del SIDA que contrajo por un transfusión de sangre que le hicieron en una cirugía.

El bajista Stu Cook y el baterista Doug Clifford luego formaron Creedence Clearwater Revisited con un cantante imitador de Fogerty donde lucraron con la explotación de la nostalgia. Ninguno de los dos hizo nada relevante como solistas.

Esa banda visitó varias veces y se encuentra activa en la actualidad.

Por su parte, John sacó numerosas trabajos exitosos tras la separación del grupo y el tiempo dejó claro que sin él Creedence nunca hubiera llegado a nada.

También tocó en nuestro país en un par de oportunidades y hasta el momento siempre me lo perdí. Espero tener una chance más.

Todavía sigue de gira donde comparte el escenario con sus hijos.

Travelin` Band  se encuentra disponible en Netflix.

 

Notas relacionadas

Publicidad

6 comentarios

  1. «Mi única objeción con esta propuesta es que el director finaliza el documental con el show y no le cuenta al público lo que sucedió después entre los músicos.»

    Es entendible ya que eso corresponderia mas a un episodio de La Ley y el Orden que a un documental musical.

  2. Yo recuerdo que mi primer acercamiento con Creedence era por esa colección que vendían en TV Compras que te la pasaban más o menos dos veces por tanda durante los 90′. Después fui asociando que esos que sonaban en los bloques de rock en algún cumple de 15 eran ellos y más adelante me enteré de todo el quilombo que tuvieron. No tenía ni idea que hubieran sido así de grandes, se me hacía que era una típica banda sureña yankee que nunca había salido de ese lugar.

    Ahora lo quiero ver

  3. Yo los conocí en los 80s, se vendian muy bararos sus cassettes (no se si por un tema que nadie tenia los derechos en ese momento o que) y se vendian en lugares que no eran necesariamente de musica. Compre dos o tres y me volaron la cabeza, me encanta que en medio de la psicodelia y el flower power salieron cuatro tipos en jeans con camisa leñadora a tocar rock n roll y la rompieron a nivel mundial. Junto con los Stones y ACDC mi top tres de bandas de rock de la historia. Sigo a Fogerty en redes y no para, siempre activo el tipo.

  4. La particularidad de «Creedence» es que su carrera se desarrolla solo en 4 años!!! Una locura porque es un sonido que idéntica a la cultura Yankee con Vietman y todo ese periodo…y como bien señalas a nosotros también como latinos es algo que hasta el que escucha cumbia te lo pone en una fiesta de cumple o para año nuevo jaja. Solo recuerdo otra banda trascendente de tna poco lapso que fue «Audioslave», pero saco tres discos contra los 7 de Creedence. «The Beatles» del 63 al 70 y son los más grandes. Los «Guns Roses» del 87 al 93. Súper breves
    Ahí tenes tema para un post jaja. Abrazo

  5. De la música que escuchaba mi vieja era la banda que más me gustaba, tal vez por ese pulso tan rockero que tenían.
    Y ese CD del que pusiste la foto también lo teníamos junto con algún cassette anterior…
    Le voy a dar una mirada al docu

    Para sumar a las carreras breves en el mundo de la música, los Sex Pistols tuvieron un solo disco de estudio… increíble el impacto y transcendencia que lograron!!

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.