Reseña de Mad God

Publicidad

Calificación B+

Phil Tippet es una eminencia en el campo de los efectos especiales y el género de con marionetas y aunque el nombre no te suene conocido probablemente disfrutaste en el pasado sus creaciones, ya que sobresalieron en numerosos clásicos populares.

Entre ellos la trilogia original de , Jurassic Park, Willow, RoboCop, Querida encogí a los niños, Dragonslayer y Starship Troppers.

Mad God representa el gran proyecto pasional de su vida y tuvo una extensa producción de 30 años.

El artista comenzó a trabajar en este largometraje en 1990 durante el rodaje de RoboCop 2 y recién llegó a terminarlo en el 2021 gracias a las donaciones que recibió a través de una campaña de Kickstarter.

Se trata de una propuesta muy especial que evoca ese tipo de materiales que en la televisión solían emitirse con frecuencia en el ciclo Caloi en su tinta.

Tippet elabora una obra experimental de que jamás en la vida hubiera conseguido el financiamiento de los grandes estudios, en parte porque es un film que va a contramano de las propuestas comerciales.

Gracias al apogeo de las plataformas de streaming en la actualidad estas producciones encuentran un nicho de exhibición más popular en lugar de termina en el cirucuito de festivales de cine.

La película no tiene una trama definida sino que desarrolla una experiencia audiovisual surrealista que le transmite al público la sensación de haber quedado atrapado en una pesadilla.

El relato nos presenta a un personaje llamado Asesino que desciende con una bomba portatil a una especie de infiernoy mundo post-apocalíptico donde explora los macabros territorios que encuentran y su extraños habitantes.

Durante la producción de Mad God Tippet sufrió una crisis de salud que lo llevó a terminar internado en un hopsital psiquíátrico  y al ver su tobra resulta inevitable preguntarse si la película no habrá sido un vehículo de catarsis para sacarse un montón de cosas que tenía contenidas.

Toda la iconografía visual es terriblemente oscura y violenta y está envuelta de un tono depresivo muy abrumador que podría resultar una complicación para algunas personas a la hora de completar su visionado.

Desde los aspectos técnicos es alucinante y se nota toda la dedicación que le puso  a su trabajo en materia de imaginación.

La realización artesanal de los escenarios y la variedad de criaturas bizarras que se presentan con las marionetas sorprenden por su ambición.

Se percibe cierta influencia del clásico de Alan Parker, The Wall ,y si son fans de ese film probablemente se van a enganchar con los mundos locos de Mad God.

El problema es que la ausencia de un conflicto interesante sumado al contenido lúgubre de las metáforas que se expresan no invitan (por lo menos en mi caso) a repasarla otra vez en el futuro.

Queda la sensación que a Tippet le pintó el bajón y catalizó toda su ira y desencanto con la humanidad y la vida en un film de 83 minutos.

De todos modos recomiendo la experiencia si les atrae este tipo de de más experimental e independiente.

Actualmente se encuentra disponible en la plataforma Shudder y en el puerto de Jaclk.

 

Notas relacionadas

Publicidad

7 comentarios

  1. Lo que me llama poderosamente la atención de la nueva Thor es que muchos de los críticos y espectadores que celebraron Ragnarok no terminaron de quedar convencidos con la misma catarata de chistes pavos en Love and Thunder.

    Llamativo, no es que sea una película menos mala. Es que simplemente ya no les causa tanta gracia el mismo chiste boludo. Todavía podemos tener algo de fe en la humanidad.

    La taquilla fue excelente en el primer fin de semana, pero pongo unas fichas a que se va a desinflar más rápido que Doctor Strange en subsecuentes semanas.

  2. Hablando de comedia, no sé si viste el nuevo especial de stand-up de Ricky Gervais en Netflix. Lo vi ayer, un cago de risa. Me mata el humor corrosivo del tipo, parecen esa clase de chistes de hace 20 años que se hacían sin tapujos ni temor de ofender a nadie.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.