Grandes rarezas de Marvel y DC: Nightcat (1991)

Publicidad

Dentro del mundo del cómic trascendió entre los artístas más prolíficos con numerosas creaciones que se convirtieron en íconos de la cultura popular.

Sin embargo por cada personaje exitoso que concibió también tuvo sus fracasos, ya sea porque el producto no funcionó o salió en un momento desafortunado.

Nightcat sobresalió entre las rarezas más excéntricas de su carrera y se trata de un concepto experimental muy interesante que resultó un fiasco comercial.

Stan nunca habló en sobre este emprendimiento que quedó en el olvido para la enorme gran mayoría del público que consume estas cosas.

A comienzos de los años ´90 el artista tuvo la loca idea de crear un proyecto multimedia que combinara los de superhéroes con el mundo de la música.

En el Universo ya existía Dazzler, la mutante que se desempeñaba como cantante y había tenido su propia colección.

Sin embargo Stan quería llevar ese concepto a otro nivel.

Su idea era crear una heroína que tuviera sus aventuras en la ficción pero que también existiera en la vida real y construyera una carrera musical con discos, conciertos y presentaciones en eventos.

Así fue que se unió a la discográfica indpendiente, LeFrak-Moelis Records (especializada en el hip hop latino) con el fin de concretar la idea de Nightcat.

La editorial se iba a encargar de los relatos de ficción y la compañía de música de la grabación del disco debut de la protagonista.

El personaje era una mezcla de Electra, con Gatúbela y Dazzler, con la particularidad que no tenía poderes especiales.

La joven divídía su tiempo entre la carrera musical y su faceta de justiciera urbana que había nacido luego que unos criminales asesinaron a su padre.

El primer cómic se vendió como una novela gráfica y contó con el guió del propio Stan Lee, las ilustraciones de Dennis Cowan y el entintado de Jimmy Palmiotti.

Por el lado de la música la discográfica contrató a la cantante y actriz Jaqueline Tavarez, quien fue presentada en los medios con el nombre artístico de Nighycat y andaba por la vida y los canales de televisión vestida como superheroína.

La imagen de Nightcat estaba claramente inspirada en Cher, quien ese momento gozaba de una gran popularidad a raíz de su regreso al rock, con la ayuda de su por entonce novio, Richie Sambora.

Junto con las letras de Jon y la dirección artística de David Geffen, quien manejaba por entonces la banda Bon Jovi, la artista editó Heart of Stone, que se convirtió en uno de los grandes éxitos de su carrera.

Nightcat copiaba de manera obiva la imagen rockera de Cher pero lo más gracioso de todo es que la música se concentraba en un género diferente.

El disco de Jaqueline estaba más en sintonía con el estilo de pop que hacían por aquellos años Kylie Minogue y Paula Abdul.

La verdad es que dentro de su campo el álbuno no era para nada malo y se presentaba como un trabajo bastante cuidado.

El tema es que la imagen de la artista no cuadraba para nada con la canciones sentimentales que interpretaba.

Años después se supo que en realidadl la verdadera voz de Nightcat había sido Nikki Gregoroff y Tavarez en realidad hacía la mímica.

En abril de 1991 se editó el cómic que tenía un perfil más realista y dramático que la revista de Dazzler junto con el álbum debut que salió en cassettes y cds.

Sim embargo el público ignoró por completo a la pobre Nightcat, ya que tanto su disco como la historieta no llamaron la atención de la gente que tampoco terminaba de entender el concepto del proyecto.

Al poco tiempo Jaqueline apareció sin permiso de en un musical de la controversial Amy Fisher, más conocida como la «Lolita de Long Island».

Una joven que a los 17 años tuvo relaciones sexuales con un hombre mayor y luego le disparó en la cara a la  esposa de su amante por motivos de celos.

El caso fue un escándalo en los Estados Unidos a comienzos de los ´90 y Stan se enojó mucho cuando vio a la artista pegada a esa figura mediática, motivo por el cual despidió a Tavarez y canceló todo el proyecto.

Unos años después en 1997, Jaqueline apareció en la comedía erótica Tromeo y Juliet, de la productora (El vengador tóxico) y luego no se supo más nada de ella.

De ese modo llegó a su fin este loco emprendimiento de Lee que quedó en el recuerdo entre las grandes rarezas de de los años ´90.

A continuación pueden escuchar el disco con el que se presentó al personaje.

Notas relacionadas

Publicidad

11 comentarios

  1. Tal vez el tiempo no fue el adecuado o la ejecución tampoco fue la mejor, pero la idea en si no es mala.
    Incluso hasta en un punto me suena a que este concepto/proyecto es el precursor de Gorillaz…

  2. Dato Loco Hugo, que lo encontre recien en imdb…el actor que le puso la voz al personaje de El condor, Wilmer Valderrama, al parecer va a ser el nuevo Zorro en una serie que esta en pre produccion…

  3. Para ser de 1991 el disco sonaba muy fuera de época, como de 1986 o 1987. Desconocía por completo a este personaje.
    Saludos!

  4. Stan era así, te salía con una buena y con otra como las reinterpretaciones de la Trinidad de DC, también había tenido un fiasco en la tele con «Who wants to be a super-hero?» del que se supone que el ganador iba a tener una película que nunca salió. A partir de los 90´medio que le pifió a casi todo.

    Viendo el diseño, la parte de arriba es igual a Nighwolf, el luchador del Mortal Kombat

  5. La idea no me parece mala… no funciono… pero pudo haber funcionado, como una versión real de Jeam and the Hollograms, otro comparativo que se me ocurre es el de Hanna Montana de Miley Cirus.

  6. Digamos también que el 91 fue un año INCREIBLE para la música y el rock
    La tuvo en -10 la muchacha.

    Creo que si Stan lo encaraba por el lado del metal o hard rock, le hubieses ido mejor. Pero es fácil hablar con el diario del lunes.

    Abrazo Hugo

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.