Reseña de Cobra Kai:Temporada 4

Publicidad

  logró salir bien parada tras su cuarta temporada con un conflicto central que retomó el espíritu deportivo de la framquicia y no defraudó en materia de entretenimiento.

No obstante en esta etapa de la también se sintieron con más peso algunos aspectos argumentales que ya resultan redundantes y empiezan a pedir la resolución general del programa

Este proyecto fue una gran continuación de la saga cinematográfica de Karate Kid y todavía tiene la chance de despedirse con dignidad por la puerta grande y evitar una extensión innecesaria que arruinaría todo lo construido en las temporadas iniciales.

No sé cuantas historia más se puede inlcuir con alumnos que sufren bullying y encuentran una salida a través de las artes marciales, al margen  que la rivalidad entre Larusso y Johnny Lawrence ya tocó su techo.

En este último ciclo Thomas Ian Griffith, como Terry Silver, le aportó un poco de aire fresco al programa y contribuyó a que Martin Cove, en el papael de John Kreese, no quedara tan sólo como el único villano,

Lo interesante del trabajo de Griffith es que pudo aprortarle más matices a la personalidad de Silver que en la tercera película tenía un rol acotado al perfil del villano genérico.

El formato televisivo permitió que el personaje pudiera ser más explorado y los guionistas supieron aprovecharlo.

En la primera mitad de la trama el atractivo se centró también en el contenido humorístico que brindaba la alianza entre Larusso y Johnny con sus diferencias radicales en la enseñanza de las artes marciales.

La premisa ofreció muy buenos momentos  donde no faltó la inevitable referencia a 3.

En términos generales creo que fue una temporada superior gracias a que los realizadores se concentraron en un conflicto definido con el duelo entre los dojos dentro de un contexto deportivo.

Dentro de las subtrama que se presentaron algunas funcionaron mejor que otras.

La más destacada fue la relación entre Silver y Krieg que estuvo bien desarrollada y aportó muy buenas escenas entre los choques de ego y la manipulacion con la que se desenvuelven los personajes.

Entre los aspectos más débiles creo que los guionistas hicieron un esfuerzo descomunal para que los hijos de Larusso se vuelvan infumables.

La constante victimización de Sam terminó por afectar a un personaje que tenía su potencial entre el reparto juvenil, a tal punto que Tory, la supuesta villana, terminó generando mucha más empatía.

En parte por las cirncunstancias de su vida que son más interesantes que la de los hijos caprichosos de Larussso.

En esta temporada los productores sacaron un conejo de la galera con el regreso del hijo de Daniel, que todo el mundo había olvidado, y la subtrama que le dieron no ayudó a que despertara interér.

El pibe es un eslabón perdido de la que nunca supieron manejar y sobra dentro del reparto.

La idea de convetirlo en un Bully no era mala pero el arco argumental se resolvió a las apuradas debido que el clímax se concentraba en otras cuestiones.

En lo referido a las secuencias de acción en esta temporada levantaron un poquito más el nivel de las coreografías de peleas que aportó sus buenos momentos en los últimos dos episodios.

Dentro del reparto juvenil Tanner Buchaman (Robbie) es el único actor al que le compro que es un estudiante de y su desempeñó físico en las peleas sobresale frente al resto de los actores de su edad.

Desconozco si el pibe tiene experiencia en alguna disciplina pero sus movimientos siempre se muestran más fluidos y naturales que los de sus compañeros del reparto.

Entre las chicas Peyton List (Tory) es otra de las figuras que evolucionó en este aspecto con el transcurso de las temporadas y lo demuestra en la secuencia de la final del torneo.

En resumen, creo que consiguió un gran entretenimiento hasta la fecha, si bien el programa se acerca a una etapa que empieza a demandar una resolución general de la trama.

 

 

 

Notas relacionadas

Publicidad

10 comentarios

  1. Coincido, en que deberían ir dándole un cierre a la historia, porque se nota un agotamiento de «formulas», No se si se animaran a agregar de algún modo a Hillary Swank. Las historias de los «adolescentes», ya me agotaron ( la temporada anterior). Cuando comencé a ver Cobra Kai, me gusto la idea de «la redención de Jhonny Lawrence», pero me dio la impresión que ese camino como que quedo diluido y fueron para otro lado ( no me interesa la historia de Miguel y su padre)
    A mi lo que me hizo «ruido», es que esta mucho mejor producido, en cuanto a diseño de producción y ambientación, el torneo de la primer temporada que el de esta ultima.
    En fin, me gustaría que retomaran ese camino de «la historia de redención» y puedan darle un cierre digno a una buena serie.

  2. La primera mitad de esta temporada para mí fue la mejor etapa de esta serie desde la temporada 1. El equilibrio entre el humor y el espíritu deportivo fue excelente gracias a la dinámica que se armó entre Johnny y Larusso y ese intercambio de estilos que brindo momentos estupendos.

    La adhesión de Silver estuvo muy bien, me mata la escena en que el personaje dice «En los 80 estuve pasado de cocaína», porque si volves a ver Karate Kid 3 su sobreactuación cobra otro significado. Acá amagaron con mostrar a un tipo más maduro y centrado que Kresse impartiendo mejores enseñanzas y al final es mucho más psicópata, tremendo.

    Con Sam hicieron cualquier cosa, no entendí que quisieron hacer con esa escena donde la jode a Tory que está trabajando disfrazada de sirena, pero no hay manera que en ese momento te pongas del lado de Sam.

    Por lo menos pareciera que resolvieron la crisis de Johnny con el hijo que es una subtrama que no daba para más, ahora hay que ver que hacen los guionistas con Robby.

    La próxima temporada va a tener un par de cosas como para intentar darle otra vuelta a la serie, como el misterio de Miguel con el padre y la inclusión de un par de estrellas del kickboxing que desconcierta. El regreso de Chozen es un gancho muy bueno.

  3. Coincido totalmente! Sobre todo con lo de que «los guionistas hicieron un esfuerzo descomunal para que los hijos de Larusso se vuelvan infumables», tal cual… Infumables… Es una serie corta, es al pedo estirar la historia con melodrama adolescente, que encima en vez de superarse, se la pasan mandándose cagadas…
    Me gustó lo del torneo, pero el aprendizaje de muchos alumnos está tirado de los pelos, en muy poco tiempo pasaron de ser nerds a estar entre los mejores…
    Creo que los guionistas a esta altura ya deben estar al tanto de eso, espero que hagan algo bueno al respecto, lo mejor era la interacción entre Johnny y Larusso, y ahora quedó en segundo plano…

  4. Da la sensación que por las opiniones de ustedes que las temporadas anteriores a que le agarre Netflix eran mejores, o me equivoco?

  5. El dato loco es que el mas flaquito y mas joven es cinta negra jaja. Lo que no sabia es que william sabka tambien practica arte marcial en la vida real, al igual que la hija de laruso. Otro dato mas (y no jodo mas) jajaja es que la hija de daniel larusso aparece como la prima de el, la que aconsejaba a la pareja por el tema del hijo que tenia problemas y la verdad me gusto ese personaje.

    Para mi da para 1 temporada mas para cierre y chau, o 2 si se pone buena, como paso con better call saul que la extendieron.

    Saludosª

  6. A modo de dato de color intrascendente, quiero agregar que en esta temporada estuvo rabiosa la colocación de productos, casi a lo Wayne’s World. Mucha indumentaria deportiva mostrando los logos de Nike y Fila y sobre todo aparecen las bebidas de la Coca Cola Company. En un capítulo tenes a alguien tomando una Coca, al otro capítulo una Fanta, en otro una Gatorade y así, raro.

  7. Me gustó mucho esta cuarta temporada, pero tiene que terminar en quinta sino se va al pasto o a la decadencia.

  8. Juan, no sé si eran mejores las temporadas anteriores pero si diferentes. A mí entender la tercera fue la peor y en esta recobró bastante el rumbo, lo que si noto es que las dos primeras era una serie que se salía del molde común por ser políticamente bastante incorrecta y a partir de la tercera se nota muchísimo la mano de Netflix con su agenda de correción política (el negrito burlado que termina siendo el verdugo, la explicación de que Tori es una villana a causa de su «entorno difícil», etc) pero debo admitir que después de la tercera pensé que no había mucho más para mostrar pero el regreso de Terry le dio el envión que necesitaba.

  9. A mi dame más temporadas de Cobra Kai!!! ver a estos mismos personajes sacados de esas películas viejas que tanto mire de chico, y meterlos en el mundo del día de hoy, súmale las buenas canciones de rock que aparecen y ese formato de serie de media hora que te las devoras en menos de un día, cosa que no ocurre mucho con las mayorías de las series, yo compro siempre.
    Si comparto que Sam es infumable pero ya desde las anteriores temporadas. Me gustó mucho el personaje de Tory y como introdujeron Terry Silver. Los más aburrido fue el hijo de Larusso, Mieduso. El Torneo lo mejor, el giro del final fue glorioso, dejándome manija para la próxima temporada, aparte todas las subtramas que hay para donde irán.
    Aparte lo que tiene esta serie, la podes ver en familia, en mi caso la vi una vuelta con mi sobrino de 6 años y salió maravillado tirando patadas jaja o con amigos tomando algo, cosa que si me pongo a pensar con otras series no me ha sucedido, por lo menos para mi
    Pero ya dijeron que van a sacar dos temporadas más, y si siguen teniendo buenos resultados sacaran spin off.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.