Reseña de Muerte en el Nilo

Publicidad

Calificación: B+

Muerte en el Nilo trae de regreso al inspirado que resucitó con Belfast el año pasado y brilló por su ausencia en el desastre de Artemis Fowl, la peor obra de su carrera, dentro de las propuestas más comerciales de su filmografía.

Ya desde la secuencia inicial ambientada en la Primera Guerra Mundial, que expande los orígenes de Hércules Poirot, se puede percibir que Brannagh le puso más onda a este proyecto y como actor disfruta encarnar al  famoso detective.

La adaptación de esta de contaba con la gran desventaja de pertenecer a los misterios más célebre del personaje que encima ofreció un clásico del cine.

La versión de 1978, dirigida por John Guillermin tuvo en el reparto un Dream Team de estrellas de Hollywood de ese momento, donde se lucieron Peter Ustinov  como Poirot), Maggie Smith, , David Niven, Angela Landsbury, Jack Warden y George Kennedy.

El film de Branagh no contó con esa ventaja e inclusive el peso de las figuras es menos atractivo que el elenco reunido en Asesinato en el Oriente Express del 2017.

Esta vez hay que conformarse con Gal Gadot, Annete Benning, Armie Hammer, Letitia Wright (la hermana de Black Phanter), Russell Brand, y caras conocidas de series de televisión, como Rose Leslie (Dowtown Abbey) y Emma Mackey (Sex Education),  que son artistas estupendas pero no forman parte de las estrellas famosas del norteamericano.

Tal vez faltó una Lady Gaga o para mantener la tradición de las grandes figuras en las adaptaciones de Agataha Christie.

 

Pese a todo, el director consigue que el espectáculo no sólo sea entretenido para el público que descubrirá esta historia por primera vez, sino también para los fans de  Christie que inevitablemente conocen la resolución del misterio.

Un detalle notable de esta versón es que continúa por expandir los orígenes de Poirot al mismo tiempo que adapta el material para el público del siglo 21 con un acento notable en el tema de la diversidad y la representación de las minorias.

Lo interesante del caso es que Branagh acerca la historia a las sensibilidades culturales de la actualidad pero no le toca una coma al texto original de Christie que mantiene su premisa intacta.

Con un gran dominio del suspenso en la narración la trama resulta atrapante y se disfruta por la labor del reparto, donde se destacan especialmente Kenneth como Poirot y Emma Mackey.

Desde los aspectos técnicos Muerte en el Nilo sobresale por la puesta en escena de las locaciones que evoca el tipo de lujoso que solía ofrecer Hollywood en décadas pasadas.

Si disfrutaron la entrega previa en el nuevo film encontrarán la misma clase de entretenimiento con un Kenneth Barnagh que le aporta su propia personalidad a la adaptación a la vez que le hace justicia al material original.

 

Notas relacionadas

Publicidad

3 comentarios

  1. Que me dieron ganas de viajar a Egipto, Hugo.
    Que me dieron ganas de escuchar blues y de usar las ropas y sombreros de época que usaban las mujeres en el film.
    Que me dieron ganas de leer el libro original.
    Hacia bastante que no salía tan satisfecha con una película

  2. Concuerdo con Joana, es muy atractiva visualmente, los lugares, las ropas, te hace creer que la época era hermosa. Me gusta que se hablaran de temas sociales como el racismo pero sin sentir que me lo quieren meter a la fuerza. A pesar de la falta de un cast más de «élite», me gustó mucho el resultado de la película. Y como decía, Kenneth Branagh apostó más a su personaje y lo hizo increíble, que bien que me cae ese tipo jajaja

  3. Estoy de acuerdo en casi todo lo que decis, la vi anoche y sin ser grandiosa, cumple muy bien como el entretenimiento que debe ser.

    Me hubiese gustado nomas que los escenarios y paisajes se viesen algo mas reales y no se lograra percibir esa distancia entre personajes y paisajes hechos en ordenador (pero viendo en la epoca que salio, se le perdona).

    Ojala exista una tercera entrega para este Poirot.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.