Reseña de Raya y el último dragón

Publicidad

CALIFICACIÓN: B-

En el último tiempo parecería que los productores de Hollwyood están obsesionados con la representación de la cultura asiática en los contenidos de ficción.

De repente se acordaron que esa comunidad existe en el mundo y ahora  no paran de sacar proyectos relacionados con el tema.

En el 2020 tuvimos la película de de Netflix, Over the Moon y la versión live actión de , este año se estrenó Raya y el último dragón junto con la de Kung Fu y prontó llegará en la franquicia Marvel.

La nueva producción de   encuentra sus mayores méritos en los aspectos visuales y deja mucho que desear en lo referido al contenido de la trama.

Creo que el personaje de Raya está destinadó a ocupar un lugar entre las princesas de la compañía que nadie recordará con el paso del tiempo.

En lo personal me decepcionó muchísimo esta película porque le tenía fe debido al concepto que presentaba,

Ente tanta comedia idiota y dramas depresivos que le explican a los chicos como deben vivir sus vidas, Raya parecía retomar el género de acción y aventuras que se extrañaba en la animación occidental.

Salvo por las entregas de Cómo entrenar a tu dragón y el film de no hubo tantos estrenos notables dentro de ese estilo.

Encima en este caso se planteaba una asociación con las propuestas de y me parecía interesante.

La obra de Don Hall y Carlos López Estrada  tiene un comienzo prometedor hasta los primeros 25 minutos donde se establece el origen de la protagonista y el conflicto central.

Desde el momento en que aparece la dragona Sisu, interpretada por la siempre infumable Awkwafina (sigo sin entender por donde pasa la genialidad de su comedia) esta película decae por completo y el espectáculo luego se vuelve irremontable.

Si bien en la introducción aparecían los típicos clichés de Disney, como la protagonista que perdió a su madre y luego es testigo de la desaparición de su padre, esa debilidad se compensaba con un mundo de fantasía interesante, que tomaba su influencia del cine wuxia de artes marciales y la mitología asiática.

El problema es que después de la media hora el concepto inicial se distorsiona en un producto aburrido que se dedica a recopilar lugares comunes que ya vimos en otros títulos populares.

La mayor debilidad de Raya pasa por su imperdonable falta de personalidad.

Los diez guionistas (sí, leyeron bien) que formaron parte del proyecto se encargaron de robar elementos burdos de Kung Fu Panda, Cómo entrenar a tu dragón y la Avatar: The Last Airbender,  con el fin de presentar un pastiche insulso que nunca construye su propia identidad.

Una cuestión que se podría tolerar en una película rusa clase B de un estudio independiente, que hacen lo que pueden para mantenerse en la industria, pero no en Disney que tiene la obligación, por su trayectoria, de ofrecer otro standard de calidad.

Al hecho que los personajes se expresan con modismos de la actualidad, en especial la dragona (que es un robo del burro de Shrek), la protagonista termina siendo una heroína aburrida sin carisma.

La pareja que conforma con Sisu tampoco tiene química y la gran aventura se siente como un juego donde las protagonistas recolectan objetos en distintos escenarios.

Tampoco ayudó a la película el hecho de incluir el nefasto concepto del falso villano/a que en realidad no es tan terrible y tiene una oportunidad para redimirse.

De acuerdo a la información oficial de Disney este proyecto fue originalmente concebido por Kiel Murray el guionista de Cars y después contrataron a Adelen Lin (autora de Crazy Rich Asians) para que conectara la premisa con la cultura asiática.

Como no estaban conformes con el argumento, luego convocaron a otros nueve guionistas que manosearon el conflicto y los personajes con sus respectivas visiones.

Esto se nota con claridad en el film que comienza con un tono definido, donde se evoca el cine de artes marciales, y luego la premisa se distorsiona en un espectaculo perezoso que se estanca en el refrito de ideas ajenas.

Desde los aspectos técnicos Raya presenta un lindo trabajo en la fotografía y los diseños de los paisajes que son atractivos.

La película cuenta con esta obsesión crónica de los estudios por elaborar texturas ultra realistas donde el CGI se asemeja a las imágenes live action.

Por momentos, las expresiones del padre de Raya prácticamente parecen de un actor de carne y hueso más que un personaje animado.

En lo personal no me gusta esta estética para las obras del género pero si son amantes de CGI al menos quedarán más complacidos con este aspecto de la producción.

Si bien no es una mala película, vimos cosas peores, la realidad es que tampoco está a la altura de las grandes obras de Disney.

Dentro del cine CGI, como propuesta de aventuras, Enredados que ya tiene más de una década me parece completamente superior.

 

Publicidad

12 comentarios

  1. Hugo, cómo es el tema de las princesas Disney? es por marketing? Porque está Mulán que no es princesa pero no Kida, la de Atlantis, que sí lo es pero su película no la juntó en pala, ja ja.

  2. Igual desde ya te digo que gana el Oscar a animación el año que viene por más que salga el Padrino versión animada

  3. Es una buena pregunta Gabriel.
    A Kida la marginaron por completo.
    Hasta Jane de Tarzan que no es una princesa tuvo más difusión.
    Puede ser que tenga que ver con el marketing.

  4. Creo que el tema de tópicos asiáticos, viene por el lado, de que hoy china, es el principal recaudador para los «tanques» de Hollywood, de hecho creo que se recauda mas en China que en suelo estadounidense…El amigo billetin hace descubrir comunidades nunca antes conocidas 😉

  5. Hugo si bien no la vi dijiste que Enredados tiene mas de una decada y creeme que fue una puñalada al corazon.

  6. pues por las criticas que le estan haciendo a Mitchel contras las maquinas, Raya no la va a tener facil el año que viene para ganarse el oscar, ademas que todavia no se ha estrenado luca

  7. Uff Enredados, mas de una decada, como dice Alquimista un golpe al corazón.
    Pero si, cuando la fuimos a ver la vimos en 3d y mi nene era chiquito y queria atrapar los faroles que parecian flotar delante de sus ojos y hoy es mas alto que yo…

  8. gabriel, otra gran tapada de las princesas y que en su momento fue victima del marketing lifting de Disney fue Mérida de Brave.

    Es el día de hoy que, por más que Mérida está entre las princesas Disney, en los parques tenés muy poco merchandising de ella. Mi mujer tiene aprecio por el personaje y putea porque hay más cosas de «la insulsa Cinderella» que de Mérida.

    igual Disney hace años viene queriendo meter princesas de otras étnias.

  9. Mi hijo estuvo esperando esta película como loco.
    Como positivo me parece que si bien es de «princesas» conecta muy bien con lo que hoy le llama la atención a mi hijo (por ahí es un comentario hegemonico y sesgado, pero salio así, que se le va a hacer) y salio a la plaza a jugar que tenia la espada de Raya.
    A mi en lo personal, me aburrió, si empieza muy bien y de pronto se desinfla… le tuve fe hasta que aparece el dragón …. de hecho las imágenes previas (que me llevaron a Mad Max automáticamente) me habían generado curiosidad… y de pronto aparece Sisu y desde la estética del animal y te adelanta como va a seguir. Lejos de ser un personaje majestuoso o poderoso, parece la reencarnación de ShiFu de Mulan.
    La «inspiración» en Avatar no me molesto, pero no esta desarrollado el conflicto ni las diferencias entre cada comunidad … de hecho mi hijo me preguntaba «por que están peleado? por que quieren la gema?» … hasta un pibe de 6 años se da cuenta de que hay baches en la historia.
    La dinámica de grupo tampoco se desarrolla, de pronto se van juntando … y de la nada son amigos y se sacrifican el uno por el otro …
    La personaje antagonista, como idea me parece buena y hasta te diré interesante… pero de nuevo, como no esta bien explicado el conflicto que separa las comunidades… no se entiende.
    Y por último… muerte y resurrección? esta tan mal gestado que no genera ni emoción.
    Mención aparte a la música… completamente inexistente. Terminas la pelicula y no sabes si hubo o no algun sonido dando vueltas… por que no te queda nada en la memoria.
    Los dibujos, los paisajes… majestuosos… la dinámica, los movimientos de peleas (salvo cuando hacen esos stop fotográficos inexplicables) me parecieron buenos… pero termino siendo lo que fue… una película que casi no se proyecto en cines… es como algo gestado exclusivamente para el streaming.

    Abrazo

  10. Entre tanta corrección política y representación de minorías, parece que Hollywood se esmera en excluir y reemplazar… a las pelirrojas!!!
    MJ de Spiderman (que la recuerdo siempre pelirroja en los cómics) ahora está caracterizada por Zendaya. La nueva Sirenita de la peli live action es afroamericana. ¿Hermione no es medio rubia tirando a pelirroja o me parece? En la obra teatral la interpreta Noma Dumezweni.
    Estoy seguro que, si investigo un poco más, voy a encontrar a alguna actriz latina o asiática interpretando a Eva Brown…
    Lo peor es que las declaraciones son «queremos que las minorías sean representadas» (como pasó con la actriz que hara de la señorita Miel en Matilda), en lugar de «elegimos a esta actriz por su excelente actuación»
    En fin… Devuélvanme a las coloradaaaaas!!!

  11. No entiendo esa necesidad de realismo de texturas en la animación por cgi.. querés realismo al mango? Hace una live action y dejate de joder… extraño la animación con estética de dibujo animado.. paradójicamente me gustan más las escenas de las pelis de cgi cuando recurren a la estética tradicional por así decirlo para hacer una escena de recuerdo o en otro plano distinto de donde sucede la peli que el resto del film jaja. Posta que logran en esas contadas escenas una estética muy interesante que garparia un montón de ver en un film entero. No sé si se entiende a lo que me refiero?

  12. Se entiende perfectamente Juan Ma, de hecho esA escenas que mencionás y las incluyeron muchas películas recientes hasta parecen a vces un acto de culpa por hacer el film en CGI.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.