350 grandes series de animación (52)

Publicidad

90-86

90-LOS PITUFOS (1986)

Uno de los grandes fenómenos indiscutidos de los años ´80 que tuvo 419 episodios, nueve temporadas y siete especiales de televisión en lo que representó uno de los más grandes exitos comerciales en la historia de Hanna-Barbera.

La masividad popular de los Pitufos fue tan grande que en su momento dio lugar a todo tipo de teorías conspirativas ridículas en los medios de comunicación.

El programa fue acusado de ofrecer un instrumento de adoctrinamiento comunista a los niños y propagar la adoración por los demonios.

En el medio estaba el público infantil al que por supuesto no podía importarle menos estos divagues delirantes y disfrutaba el dibujo animado por lo que era.

Una propuesta entretenida con personajes divertidos.

En lo referido a cuestiones artísticas esta fue una producción refinada de la productora frente a las cosas que estrenaban por aquellos años y la verdad es que sobresalió tanto en los aspectos visuales como por la original banda sonora.

Una particularidad especial de los Pitufos fue que los episodios estaban musicalizados con piezas reconocidas de la música clásica, una interesante rareza que no tenía precedentes en otra propuestas del género.

89-INUYASHA ( 2000)

Una de las grandes obra de culto de Rumiko Takahashi que ya se convirtió en uno de los grandes franquicias populares del animé en estas últimas décadas.

Dos series de televisión, cuatro películas y no para.

El año pasado se estrenó la continuación de la historia original que ya tiene programada una segunda temporada y la base de fans de estos personajes sigue aumentando.

Me gusta muchísimo Inuyasha porque en su momento representó un cambio de rumbo en lo que era la comedia de enredo que primaba en su bibliografía dentro del manga.

Este relato tenía esa seriedad y madurez más cercana a la trilogía de la Saga de la sirenas que se desarrollaba en el campo de la fantasía oscura.

Inuyasha presentaba personajes más complejos con conflictos dramáticos, donde inclusive el tratamiento de la violencia no era superficial.

Ya desde los episodios iniciales, tanto en el cómic como la versión animada, desde el momento en que conocés a la estudiante Kagome Higurashi y este demonio anti-héroe que titula la historia, Takahashi te hipnotiza con el mundo de fantasía apasionante que elabora.

Este es uno de esos casos donde la conexión emocional con los personajes incrementa con el desarrollo del relato y aunque la se estiró bastante con las películas por lo menos en mi experiencia la saga nunca me decepcionó.

No pude ver todavía la nueva serie que me intriga muchísimo.

88-SPAWN (1997)

Si nos referimos a grandes series de culto de los años ´90, Spawn fue una de las más destacadas y tuvo la virtud de elevar los contenidos de la para adultos a un nuevo standard de calidad.

Por entonces el personaje de Todd McFarlane ya estaba consolidado entre los grandes best sellers populares de aquellos años y con esta joya de terminó por explotar.

Aunque sólo duró 18 episodios ofreció una adaptación impecable de las historieta, donde se le hacía justicia no solo a los contenidos argumentales del cómic sino al arte visual que habia concebido su creador.

Cuando apareció en la televisión fue una propuesta que se difundía muchísimo a traves del boca en boca, ya que en ese momento no había You Tube ni páginas webs especializadas en estos temas.

Si no la habías descubierto en la tele por algún lago te llegaba la recomendación de Spawn a través de alguien que consumía estas cosas.

Una de las razones por la que esta serie funcionó tan bien se relaciona con el hecho que McFarlane y sus colaboradores tuvieron la libertad creativas para desarrollar el programa que qurían y no intervino ni manoseó el contenido.

Por ese motivo la serie se sentía como una extensión natural de la versión literaria.

87-CAPITÁN FUTURO (1978)

Emblemática adaptación del animé sobre un prócer de la literatura pulp norteamericana.

Creo que una de los motivos por los cuales me enganché tanto con Star Trek, cuando comencé a explorar la serie original, se debe a que ese estilo de ciencia ficción que proponía Gene Rodenberry antes lo había disfrutado en Capitán Futuro.

Por consiguiente la entrada al universe Trekkie fue mucho más amena proque tenía el recuerdo de haber visto relatos con ese perfil.

Este personaje fue co-creado entre Leo Margulies, uno de los editores más importantes de la revistas pulp en los Estados Unidos, y Mort Weisenger, el padre de y .

El Capitan Futuro ofrecía una estilo de ciencia ficción un poquito más elaborada a lo que eran las aventuras de Gordon y y aunque nunca dejó ser una propuesta pulp tenía otro contenido.

Una caracteristica fascinante de este personaje es que a diferencia de otros colegas del género que resolvían todo a las piñas y los tíros, Curtis Newton vencía a sus enemigos y ayudaba a las personas gracias a sus habilidades científicas.

Era también un héroe de acción por supuesto pero su ingenio primaba sobre los músculos.

Curtis integraba un gran equipo junto a dos androides y Joan Randall, la policia interplanetaria que sobresalió entre los mejores personajes femeninos no sólo del pulp sino del animé del los ´70.

A diferencia de Dale Arden de Flash Gordon que era la eterna damisela en apuros, Joan se destacaba como una heroína de acción que estaba a la par del Capitán Futuro.

Los japoneses la rompieron con esta adaptación que tomaba ese contenido intelectual que tenía la obra pulp y lo explotaban dentro de una gran serie que combinaba la aventura con fantásticas melodía de música disco.

Esta producción la descubrí en los años ´80 cuando se editó en vhs y me voló la cabeza porque era algo diferente a lo que estaba acostumbrado a ver en el el animé por entonces.

Cabe destacar que la dirección corrió por cuenta del genio de Tomoharu Katsumata, responsable de todos las series basadas en obras de Go Nagai y la saga de Hades de Saint Seiya.

Pavada de curriculum.

No puedo ignorar tampoco la tremenda canción del Capitán Memo para la intro de la versión latina que era muy pegadiza.

Un animé que cada tanto vuelvo a repasar y nunca me aburro de verlo aunque conozca toda la trama.

No es una propuesta larga y tiene una duración de 53 episodios.

86-FESTIVAL DE LOS ROBOTS (1980)

Emblemátivo programa del mecha que en conocimos a comienzos de los años ´90 en el viejo y glorioso Cablín, cuando empezó a ser más popular la televisión por cable.

Esta serie tuvo la particularidad de presentar un compilado de cuatro animés clásicos de los años ´70 que se emitían de forma continuada y armaban un bloque de una hora de duración.

Dentro de las propuestas que ofrecían hubo dos a las que no le di bolilla y la verdad tampoco recuerdo demasiado.

Me refiero a El Gladiador y Supermagnetrón que nunca me causaron una gran impresión.

No es que fueran malas, simplemente no me interesaban a mí.

No obstante, había otras dos que amaba y las recuerdo con más cariño.

El año pasado en plena cuarenta volví a repasarlas a propósito de esta nota.

EL VENGADOR (1975)

Una joya de Toei que tenía como protagonista a Febo Jarlok (nombre fantástico si los hay), un joven que había padecido un accidente mortal y su padre lo reconstruía en un ser cibernético.

Un concepto que vaya uno a saber si los japoneses no habrán robado de la serie hollwoodense, El hombre nuclear, que se convirtió en un éxito internacional dos años antes.

La premisa es muy similar.

La idea luego se refrito en La mujer bioníca y en los cómics de DC con Cyborg.

La diferencia principal que tenía El vengador es que estaba más orientado al mecha donde no faltabann los robots gigantes.

En el 2007 se estrenó una continuación que tengo pendiente para ver.

EL GALACTICO (1978)

Este era mi gran favorito del programa y representó una obra diferente del maestro Leiji Matsumoto, quien le dio un descanso a la oda militar para desarrollar una propuesta más orientada a la fantasía.

La trama esta inspiráda en la tradicional china Viaje al Oeste, que también serviría de inspiración a Dragon Ball.

En este caso la trama tenía como protagonista a la Princesa Aurora, quien tenía la misión de emprender un largo viaje al Gran Planeta, con el fin de reataurar un balance en las energías del universo.

La heroína contaba con tres seres cibérneticos que se desempeñaban como sus guardaespaldas y entre los que se encontrana El Galáctico.

Un imbécil inmaduro de impulsos violentos que resultaba ser el cyborg más poderoso de la galaxia.

El personaje es muy interesante ya que se aleja del perfil de los héroes típicos de Matsumoto.

En este caso el Galáctico te cae mal de entrada con su infumable personalidad egocéntrica, sin embargo con el desarrollo de la aventura su actitud cambia notablemente y despierta más empatía.

Un punto en común que tuvieron estos animés es que sólo duraban 26 episodios y tenían una conclusión definida, además de una gran intro musical a cargo del Capitán Memo.

Esta era la tremenda apertura musical,

 

 

 

Publicidad

11 comentarios

  1. Spawn recuerdo que la vi por primera vez en HBO olé (cuando era gratis) y me voló la cabeza. Tengo el DVD con las 3 temporadas.
    Cómo se extraña ese tipo de animación!!! ahora son todos falsos animé! Tenés idea a qué se debe esto Hugo?
    Saludos!

  2. Creo que son ciclos donde una determinada estética de diseños se pone de moda Cristian.
    En el animé pasó eso también.
    Después de un tiempo pasa y surge cambian por otra estética.
    Saludos!

  3. fua, todavia me acuerdo que geniales eran las introducciones de Todd McFarlane para presentar el nuevo capitulo.
    Spawn se supone tendria un reboot cinematografico pero solo el tiempo dira si se concretara y en que estado llegara a nosotros. (espero no trate del racismo y la inclusion).

  4. Los Pitufos causó hasta revoluciones religiosas, habían grupos católicos que decían que representaban a los pecados capitales y así querían incitar a los pibes al satanismo. Por ejemplo, decían que Gárgamel representaba a la Iglesia (?) y que los hacían quedar como los malos. Hasta recuerdo compañeritas del colegio que les tenían fobia por lo que le decían los padres.
    Fuera de eso, tenía historias muy buenas y arcos argumentales interesantes y cuando parecía que se terminaba salían personajes nuevos como Juan y Guillermo que la verdad me divertían mucho.

    A Spawn lo había citado antes, esa paleta oscura de colores era una transición directa del estilo de Image Comics, que venían de revolucionar la industria gráfica publicando los comics con base a hojas negras y colores digitales. Era un lujo ver eso y el tono adulto que tenía cuadraba perfecto con el canal. Sinceramente era un deleite para los ojos.

    Inuyasha tenía esa mezcla de romance y acción demoníaca que lo volvía fascinante, más para los que estábamos enamorados de todo lo japonés en esa época.

  5. Ah, metiste alto vacío legal ahí con El Festival de los Robots. 2×1!jajaja! Me encanta, ojalá se repita con algún puesto mas adelante (aunque no quede mucho)

  6. La teoria mas difundida sobre los pitufos (que dicho sea de paso es una de esas series que sobrepaso largamente la popularidad normal de una serie como lo han hecho Star Wars o Star Trek) era que Gargamel representaba a la inquisicion y sinceramente ELIJO CREER. No soy de comprar ese tipo de falopa pero debo admitir que esa siempre me gusto muchisimo.

    Por cierto offtopic total pero una lastima que no hayan funciones 3D de Godzilla vs Kong.

  7. Tocaste una fibra con esta parte del top… Spawn…Recuerdo despertarme una mañana de fin de semana, prender la tv de 14″ de mi cuarto (que había quedado la noche anterior en el mejor canal de pelis de ese momento HBO olé) y de golpe ver esta serie MAGNIFICA de un «superheroe» oscuro, un «ninja» con capa y cadenas. Me enamore. Tenia 10 años y fue una obsesión! Quería un muñeco de Spawn, quería dibujarlo quería ver mas! Pero no habia/existia internet, nadie sabia nada y era casi imposible tener algo… Hasta que fui un día a hacer compras con mi viejo y divise a lo lejos, en un viejo puesto de diarios, un comic de Spawn!! le suplique a mi viejo que me lo compre y así pude empezar una mini colección. Digo mini porque solamente llegue a comprar 6 números antes de que mi puestero dejara de traerlos y perdiera la posibilidad de seguir comprando. Pero jamás dejo de gustarme y fue una de mis primeras incursiones en el comic por decisión propia. Fue una de las primeras veces que religiosamente empecé a visitar «kioscos de diarios» para buscar revistas (costumbre que se convertiría en habito años después). Asique esta serie, por mas que no fue la primera que vi, ni una de las mejores que vi tiene ese lugarcito especial en mi corazón jaja

  8. Spawn! por HBO cuando no era un pack aparte sino que venía con el cable común nomás…acá en Córdoba era época de Video Visión. Espectacular serie y mi primer contacto con ese personaje.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.