Mosul: La ópera prima de Matthew Carnahan

Publicidad

CALIFICACIÓN: B+

Un buen año profesional para los hermanos Carnahan.

Joe volvió al ruedo con Boss Level, película que les recomendé hace unos días, y Michael tuvo un gran debut como realizador en este drama bélico basado en hechos reales.

Una película bastante intensa que se relaciona con un hecho reciente como fue la Batalla de Mosul en Irak, que se desarrolló entre octubre de 2016 y julio de 2017.

Una ambiciosa ofensiva militar organizada por las fuerzas del gobierno iraquí, tropas kurdas, una colación internacional liderada por Estados Unidos, Francia y Reino Unido y numerosas milicias locales, cuyo objetivo fue recuperar la ciudad de Mosul que se encontraba bajo el control del grupo terrorista ISIS, desde el 2014.

Uno de los aspectos más locos de esta historia es que la intención de expulsar a los terroristas llevó a unir por primera vez en décadas a todas ese milicias de la región que se encontraban en guerra por disputas étnicas.

Según las cifras de la ONU la liberación de esa localidad generó 80 mil muertos y el desplazamiento de 900 mil personas durante los ocho meses que duró el combate.

La película de Carnahan fue producida por los hermanos Russo y está inspirada en la investigación periodistica de Luke Mogelson, titulada The Desperate Battle to Destroy ISIS, publicada por la revista The New Yorker.

Más adelante en el texto les dejo el link a ese árticulo que es muy interesante de leer, no sólo por la información que brinda sino además sirve para ver como se adaptó el material en una producción cinematográfica.

La trama tiene como disparador el caso de un policía iraquí que estuvo a punto de morir en un enfrentamiento con los terroristas durante la batalla y cuando ya no le quedaban más municiones para combatir fue salvado por los comandos SWAT de ese país.

Esta historia es real y la tomaron de la nota periodística.

La investigación inclusive expande los teribles orígenes de este hombre marcado por la violencia que marcó a esa sociedad durante décadas.

Tras el rescate, el joven oficial se sumó al comando de elite para participar de una misión clandestina con un objetivo especial que no voy a mencionar en la reseña.

El film de Carnahan sigue a este personaje durante 24 horas demenciales en las que atraviesa un infierno junto a los comandos especiales.

Aunque Mosul es una propuesta de ficción muchas de las situaciones que se retratan son reales y fueron previamente narradas en la nota del New Yorker.

Los hermanos Russo recrearon la batalla en Marruecos donde construyeron con una precisión escalofriante las ruinas de la ciudad, tal cual se registraron en los documentos periodísticos.

La narración de Carnahan presenta una influencia notable del cine de Ridley Scott que trae al recuerdo de un modo ineviitable La caída del Halcón Negro.

La representación de la violencia es brutal y su dirección de las secuencias de tiroteos impecable.

El reparto está integrado por  actores árabes que hablan el idioma local y contribuyen a darle un realismo mayor a la historia.

La película presenta un muy buen balance entre la acción y el drama social, donde se le rinde tributo especialemete a estos comandos de elite que jugaron un papel fundamental en la victoria contra ISIS.

Dentro del género bélico es lo mejor que se hizo en el último tiempo y se las recomiendo.

En el siguiente link pueden leer la nota del New Yorker que inspiró film:

The Desperate Battle to Destroy ISIS.

 

Publicidad

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.