Historia de Wonder Woman: Volumen IV

Publicidad

CAPÍTULO 12: WONDER WOMAN ´77 (2015)

Por esos designios del destino en muy poco tiempo Wonder Woman pasó de la peor encarnación de su bibliografía (The New 52) a tener numerosas publicaciones que rescataron la esencia del personaje original.

A la excelente antología New Sensation Comics y Bombshells en el 2015 se sumó la serie Wonder Woman ´77.

Otro proyecto de DC dentro de la línea de cómics digitales que surgió a raíz del suceso de la colección Batman ´66, que continuaba las aventuras del personaje interpretado por Adam West.

En el caso de la heroína la revista proponía una cuarta temporada adicional del programa de televisión protagonizado por Linda Carter.

Como mencioné en el episodio de este informe dedicado a la serie, una particularidad que tuvo ese programa fue que las tres temporadas presentaron representaciones diferentes del personaje.

El primer ciclo  evocó la Era Dorada del comic con historias ambientadas en la Segunda Guerra Mundial, mientras que la segunda parte  (la mejor) se desarrolló en 1977 con un enfoque argumental inspirado por Los Ángeles de Charlie.

Diana operaba como agente de campo una agencia de inteligencia de Washington y se enfrentaba contra criminales, espías y terroristas.

Durante la tercera temporada los conflictos se volvieron más infantiles para acercar la serie al público pre-adolescente.

El cómic Wonder Woman ´77, escrito incialmente por Marc Andreyko (Torso) ofreció una continuación directa de la segunda temporada y la ilustraciones de Nicola Scott retrataban a la protagonista con las facciones de Lynda Carter.

Andreyko y Scott hicieron un gran trabajo a la hora de evocar todos los elementos característicos de ese ciclo, donde no faltaba la supercomputadora IRAC, que asistía a los héroes.

El arte de la revista evocaba toda la cultura popular, arquitectura y vestuarios de los años ´70, a tal punto que la lectura nos traslada a esa época en un fantástico viaje en el tiempo.

Una virtud de esta colección fue que que el autor pudo hacer cosas con este concepto que en la serie live action no se hubieran podido realizar por una cuestión de presupuesto.

Durante el desarrollo de los diversos arcos argumentales Andreyko trajo de regresos a varios villanos recordados del programa de televisión y también incluyó a otros clásicos del cómic como Dr. Pyscho, Cheetah y Silver Swan.

En el cuarto episodio se produjo un memorable encuentro entre la Wonder Woman de Linda Carter y la versión encarnada por Cathy Lee Crosby en la infame película de televisión de 1974.

El proyecto de Wonder Woman ´77 tuvo dos grandes momentos gloriosos con miniseries que presentaron otros crossovers muy divertidos.

Uno de ellos fue Batman ´66 Meets Wonder Woman ´77.

Esta fusión fue muy interesante por lo que hicieron con el Batman de Adam West, que sin perder su esencia bizarra, le rendía homenaje al Dark Knight de Frank Miller.

Un Bruce Wayne canoso y más maduro intentaba encontrar su lugar en el mundo a fines de los años ´70.

Robin adoptaba su identidad de Nightwing, Batgirl se desempeñaba con más independencia y Alfred había sido asesinado por el Joker.

La otra gran miniserie con la que hasta el momento concluyó este cómic fue el encuentro de Diana con la Mujer Biónica.

Jamie Sommers era un personaje interpretado por Lindsay Wagner que habia aparecido originalmente en la serie de El Hombre Nuclear y luego tuvo su propio programa para competir con Wonder Woman, entre 1976 y 1978.

La historieta consiguió reunir a las dos heroínas en una aventura, algo imposible de concebir en los años ´70 debido a que eran rivales en los índices de audiencia.

El argumento hizo funcionar esta dupla a la perfección y tomaba los elementos característicos de cada serie.

El proyecto también presentó muy buenas cubiertas alternativas.

Esta fantástica portada de Dan Parent trabaja el crossover desde la estética de los cómics de Archie.

Lo único que le falta a este proyecto nostálgico de DC es el inevitable encuentro entre la Wonder Woman de Linda Carter y Los Ángeles de Charlie, cuyos derechos del cómic, al igual que la Mujer Biónica, pertenecen a Dynamite.

Si tenemos en cuenta la buena relación que hay entre las dos compañías no sería extraño que esa historia se concrete en un futuro cercano.

Publicidad

2 comentarios

  1. Es increible ver como levantó WW después del nefasto New52. Repuntó bastante y le limpiaron el nombre.

    hugo, pregunta viendo la última tapa.. ¿cómo es la relación de DC con la gente de Archie? ¿Hay chances en algún futuro de ver a la Amazona junto a la banda de Riverdale?

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.