El nuevo Disney olvidado: Stargirl

Publicidad

Calificación: B+

Otra película que se estrenó hace unos meses en la plataforma + con muy poca difusión y que evoca el estilo de cine que solía producir Ron Miller en los años ´80.

En un contexto donde ya se anunció la continuación live action del Rey León y otra remake de Peter Pan, con la nueva Tinkerbell negra (obviamente), estas películas chiquitas que quedarán perdidas en la plataforma de streaming representan el último bastión que mantiene vivo el verdadero cine de Disney.

Antes de centrarme en el film quiero contarles algo del origen de Stargirl ya que es bastante particular.

Se trata de una novela destinada al público adolescente que se convirtió en un best popular durante el año 2000.

La trama se centraba en una chica extravagante que había sido educada desde la infancia en su casa por su madre hippy y al mudarse a un pequeño pueblo de Arizona ingresaba por primera vez a una escuela.

Debido a su particular modo de ver la vida y su altruismo, Stargirl terminaba por transformar una comunidad educativa que solía ser bastante rígida.

De la nada aparecía esta chica freaky que se vestía con ropas extrañas y tocaba un ukelele y no seguia las normas de la manada juvenil.

El relato se narraba desde la perspectiva de un joven que tenía un breve romance con ella y cuya vida, al igual que la de sus amigos, terminaba alterada por la misteriosa nueva alumna.

La novela tenía un marcado mensaje anticonformista y alentaba a los lectores a no tener miedo en ser un poco freaks y expresarse con una mayor libertad.

Lo loco de todo esto es que el libro fue escrito por un abuelo que hoy tiene 79 años y 21 nietos.

Este es Jerry Spinelli.

Un autor que supo conectar con los adolescentes a través de sus obras, que por lo general se centran dentro del género Coming of Age.

Otra gran novela famosa de Spinelli es Maniac Magee que tuvo su popularidad en los años ´90 y lidiaba con la temática del racismo en los Estados Unidos.

Todavía no puedo entender que en los tiempos del Black Live Matters a nadie se le haya ocurrido adaptarla en el cine , ya que es un relato tremendo que tiene una enorme vigencia en estos días.

Se hizo una película para la televisión en el 2003 que quedó en el olvido y es una propuesta que merece una producción mayor.

En el caso de Stargirl, Spinelli como si fuera un doctor Frankenstein, creó un personaje que tomaba elementos de la clásica Pollyanna de Eleanor Porter, la Anne de Green Gables de Lucy Montgomery y una pizca de Pippi Longstocking de Astrid Lindgren, sin los poderes sobrenaturales.

La adaptación para el cine de Disney quedó a cargo de Laura Hart, una realizadora que viene del circuito independiente y consiguió notoriedad por los filmes Miss Stevens (2016) y Fast Colors (2018).

En este proyecto la historia que se desarrollaba en los ´90 se adaptó a la actualidad y aunque se tomaron algunas libertades en el guión la película dentro de todo sigue de cerca el relato original.

Más allá de algunas objeciones que tengo hacia el film y en breve comentaré me gustó mucho Stargirl porque está en sintonía con ese viejo cine de Disney que evoca otros títulos olvidados del estudio, como Tex (1982), con Matt Dillon, que ya reseñe en otra nota.

El rol de Stargirl tuvo un casting magnífico en Grace VanderWaal, una chica con un talento enorme que si no se desbanda y sigue el camino de Miley Cyrus (que ahora está más tranquila) está destinada a tener una carrera importante.

En el 2016 con sólo 12 años ganó la competencia America´s Got Talent, donde impactó al jurado con su talento vocal y el hecho que era autora de sus propias canciones,

En diciembre de ese año sacó un EP muy influenciado por la música de Regina Spektor y en el 2017 con su album debut, Just The Begining, sorprendio con una bizarra mezcla de pop y bluegrass.

Un disco muy loco porque parece creado por el personaje de Stargirl que terminó por mimetizarse con ella en la vida real antes que se hiciera la película.

Por la personalidad que tiene cuesta imaginar que termine convertida en una figura mediatica escandalosa pero en Hollywood nunca se sabe.

Ojalá no suceda, ya que los dos discos que sacó hasta ahora le pintan la cara a cualquier figurita pop del momento y tiene un futuro enorme.

En su dedut actoral está impecable y saca adelante el personaje de Spinelli con carisma, sin embargo también está presente esta cuestión que Stargirl presenta demasiadas similitudes con ella, entonces no sabemos hasta que punto hubo una composición auténtica del rol.

La dirección de Laura Hart tiene un ritmo narrativo más pausado a lo que solemos encontrar en las producciones de Disney e incluye algunas secuencias musicales que explotan el talento de la protagonista.

Entre los aspectos positivos del film sobresale esta vuelta a la raíces del cine live action de la compañía con un relato que no tiene nada que ver con High Schooll Musical.

La película tiene otra sensibilidad, no está contaminada por la agenda moralista de Hollywood y cuenta con una banda de sonido estupenda.

Su mayor debilidad pasa por los cambios que le hicieron a la novela que afectan algunos aspctos de la trama.

Creo para la gente que no leyó el libro hay determinadas situaciones que quedan muy forzadas.

Un ejemplo de esto es el modo en que la protagonista pasa de ser una figura popular en la escuela a la estudiante más detestada.

En la versión literaria este aspecto del conflicto se desarrolló mejor al igual que la relación que tiene ella con el chico que narra la trama.

No me quedó claró por que hicieron esos cambios, ya que podían haber brindado una película más redonda en los aspectos argumentales.

Pese a todo, en términos generales Stargirl tiene más corazón y cine que todo lo que hizo el estudio en el último tiempo y por eso la recomiendo.

 

 

 

 

 

Publicidad

3 comentarios

  1. Sabes? estaba pensando que podria algun hacer Once upon a time sobre el cine argentino de la misma época.
    Yo hace tiempo quiero escribir los días de Guy Williams en Argentina.
    Se que muchos lo han escrito y quiero escuchar muchas versiones.

  2. La verdad concuerdo con toda la reseña. Soy fan de Grace Vanderwaal desde AGT ya que descubrí su audición mientras buscaba la participación de Malevo. Gracias a ellos puedo decir que encontré a Grace. Hoy sin miedo a decir, mi artista favorita. Te lo dice alguien de 36 años fan de Iron maiden, metal y rock progresivo.
    Personalmente puedo decir que me gusto muchísimo su actuación, me pareció pura y contenida. Como alguien que vio el 90% de sus entrevistas y livestream desde que tenía 12 años hasta la actualidad, puedo decir que note donde terminaba Grace y empezaba stargil. Pero es verdad que a veces esas líneas se mezclan.
    Recomiendo esta película para ver en flia y añorar ese disney del VHS.
    Para los que busquen la musica de Grace, no dejen de ver sus actuaciones en vivo.
    Saludos.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.