Reseña de Flipper: La capacidad de jugar

Publicidad

Calificación: A

 Flipper: La capacidad de jugar es un excelente documental independiente de la realizadora Laura Valle que captura de un modo contudente la mística, pasión e historia alrededor de este entretenimiento.

A través de una narración muy amena y con sentido del humor Valle propone un interesante recorrido que nos permite conocer de cerca a la comunidad de fans del en Argentina, intregrada por coleccionistas, jugadores y restauradores de mesas que se encargan de mantener vigente este pasatiempo que despierta emociones tan especiales.

El disparador de la premisa es una vieja foto familiar de Laura en la que se la puede ver jugando a un flipper, junto a su padre, en el Sacoa de Mar del Plata cuando era chica.

Su curiosidad por descubrir cúal era la mesa que aparecía en la imagen (que luego luego deriva en una relevancia más allá del juego) la lleva a conectarse con los referentes más importantes de la comunidad pinball local.

A través de sus testimonios se desarrollan varias temáticas relacionada con esta actividad.

Mientras veía la película sentí una enorme identificación con la historia personal de la directora porque yo también fui parte de esos niños freaks que jugaban a los flippers en el viejo Sacoa de Mar del Plata.

De hecho, no tengo recuerdos de ver a otros chicos en las mesas porque en general el target de jugadores era gente adulta.

Motivo por el cual no sería para nada extraño que nos hubieramos cruzado en algún verano con la directora en la sección de pinballs ya que en los ´90, al menos en ese local la gente que consumía los flippers era mayor de 25 años.

La capacidad de jugar, que toma su título de una charla fantástica que tiene en un momento un coleccionista con su hijo, aborda todas las temáticas interesantes relacionadas con estos juegos.

No falta el eterno debate entre los pinballs clásicos de los años ´70 y ´80 y los modernos de los años ´90 que no despiertan mucha simpatía entre los aficionados más veteranos.

Ya me referí a esta cuestión en otras notas.

Hay jugadores que no quieren saber nada con mesas como Twilight Zone a las que consideran una aberración al fusionar el video juego con el flipper tradicional.

Sim embargo, también están los otros fans, representados en este film por un restaurador que se emociona al mencionar al genio de Steve Ritche, quien revolucionó esta industria con clásicos como Star Trek: Next Generation y Terminator 2.

 

Otra temática interesante que incluye el documental es el controversial pinball digital que tiene tantos adeptos como detractores.

Para algunos es un video juego que no puede generar la misma experiencia que la mesa física, pero también es cierto que a través de esa tecnología se pueden disfrutar mesas que serían imposibles de conseguir de otro modo.

Los entrevistados estuvieron muy bien aprovechados y la directora logró conseguir testimonios interesantes.

Entre ellos uno que explica por qué serían imposible abrir en la actualidad una sala de pinballs con mesas nuevas, como en los años ´90, debido a todas las restricciones económicas.

Motivo por el cual el hábito de consumo cambió y hoy los fans que pueden pagar una mesa la compran para su consumo hogareño.

La verdad que me encantó este documental y se los recomiendo.

Felicitaciones a la directora Laura Valle por el trabajo realizado.

A coninuación pueden verlo completo en el siguiente video.

Publicidad

9 comentarios

  1. Buen dato, Hugo, gracias! Todavía no hiciste la review del pinbal de «Star Trek, The Next Generation», lo estoy esperando con ganas (y es el primero que agarro en el celu, jeje…) Un saludo.

  2. Nunca fui un enamorado de los pinballs, si he jugado como hook, T2, jurassic park, el fantasma de la opera, entre tantos otros. Hoy si el que tiene algo de dinero puede comprar uno para tenerlo en su casa seria una compra fantastica, ahora bien, donde estan todos los flippers que funcionaron en el país? Quien los tiene y en que localidad estan, no puede ser después de 20 años del boom de los fichines y los flippers hoy se encuentre poco y nada. No creo que los aliens se lo hayan llevado de repente, sino giorgio sukalos (el de los pelos parados de H channel) haría un documental.
    En serio, donde están?

  3. Hugo vos que tenes mas llegada que yo, deciles a los productores de Netflix que contraten a esta chica para la 2 da temporada de «High Score» jaja. Me mire esa hora y media de un tiron. Excelente como esta dirigido, editado y hasta su guion. Soy mas de los Arcades pero no pude dejar de emocipnarme y viajar en el tiempo porque toca esa fibra nostalgica no solo por los salones de juegos y lo retro..sino tsmbien por la conexión con la historia familiar de cads uno. Gracias por subir este tipo de material

  4. Me está pasando algo curioso en los últimos tiempos, en este período con mucho indoor.

    Encuentro más respuesta a mis preferencias en producciones indie o low cost. Mucha mas respuesta a mi demanda de algo original, bien contado, bien escrito, sin clichés. La verdad que este documental es todo lo que no es Special When Lit. Aprovecha a los entrevistados, tiene una estructura muy interesante (la búsqueda del pinball de la foto como disparador anecdótico), se habla de la historia del pinball para contextualizar a los paracaidistas (en el buen sentido) en la temática, usa el humor, etc.

    Comento esto no solo por este documental, sino por la recomendación de Never Hike Alone, que disfruté la semana anterior. ¿Tan difícil es que los grandes estudios vuelvan a tener ese espíritu cuasi lúdico de los 80s y apuesten por un proyecto bien hecho, entretenido, por buenos directores y no le den la aprobación solo a cosas con mil estudios previos de mercado y con agenda políticamente correcta? Es muy idealista lo que planteo, lo se. Entiendo también por que no pasa. Pero bueh, me tenía que descargar jajaja

    En este sentido, me permito sugerir una peli indie de terror, The Blackwell Ghost. Muy sutil, muy low cost, en formato falso documental, pero los últimos 15 minutos de esa producción de menos de una hora, hecha con dos mangos, me generaron mas tensión que muchos bodrios «de terror» de los últimos años.

    Volviendo al tema, realmente muy entretenido este documental, me sumo a las felicitaciones a la directora.

    Saludos!

  5. Excelente pregunta Juan Cruz.
    En este documental se explica exactamente qué pasó. Tras las crisis del 2001 muchos coleccionistas del exterior, especialmente de Estados Unidos, vinieron al país y los compraron en masa, a un cambio que les favorecía, ya que estaban regalados para ellos.
    De ese modo fueron desapareciendo.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.