Historia de Wonder Woman: Volumen IV

Publicidad

CAPÍTULO 8: JUSTICE LEAGUE: WAR (2014)

El 2011 fue un año complicado para disfrutar los nuevos empredimientos de la compañía DC.

Además del reboot editorial que afectó a la gran mayoría de las colecciones (de un modo negativo, salvo por un par de excepciones) la decadencia de los contenidos también se infiltraron en las producciones de animación.

Un campo donde esta compañía había tenido un dominio absoluto desde el 2007, cuando empezaron a realizar largometrajes de un modo continuado.

El primer indicio de los cambios se produjo con la partida de Bruce Timm como productor principal del sello DCU Animated Original Movies, quien se tomó un descanso para dedicarse a concebir otros proyectos personales.

Su reemplazo quedó a cargo de James Tucker, un viejo colaborador de Timm desde los años ´90, quien fue responsable de la serie animada Batman: The Brave and the Bold.

En esta política de relanzamientos DC optó también por presentar un visión diferente en los proyectos de animación.

La primera modificación apareció en la película Justice League: The Flashpoint Paradox, donde se pudo percibir una notable influencia del animé en los diseños de los personajes.

Hasta ese momento los aspectos visuales solían variar en cada producción, sin embargo bajo la nueva administración de Tucker la estética uniforme se terminó por establecer en los siguientes filmes.

La otra novedad fue la decisión de construir un universo compartido de películas animadas que tomaría su inspiración en la línea de cómics conocida como The New 52.

De este modo en febrero de 2014 llegó al dvd Justice League:  War que opacó por completo a JLA Adventures: Trapped in Time estrenada un mes antes.

Una porpuesta inspirada en la historia de origen de la Liga durante este ciclo editorial.

Cuando salió a la venta el film, el descontento con DC era generalizado y eso también influyó en que se convirtiera en la primera producción de esta franquicia en recibir críticas negativas.

En su momento esta propuesta fue muy denostada en las reseñas y se notó de manera clara una caída en la calidad de la animación,

Ahora bien, después de varios años volví a repasar War y la verdad que me pareció mucho menos terrible de lo que recordaba.

No es un film apasionante precisamente, pero tampoco es la peor entrega del DCU animado.

En principio cuenta con una enorme virtud que no debe ser subestimada.

En apenas 79 minutos el director Jay Oliva, quien previamente había realizado la aclamada Batman Under the Red Hood, consigue narrar con mucha solidez la reunión de los superhéroes en un tiempo muy limitado.

Algo que no se consiguió en las películas live action donde se desarrolló todo de un modo forzado.

Los acontecimientos que genera la construcción de la Liga están bien narrados y Oliva consigue darle una cohesión al relato, pese a la enorme cantidad de personajes con la que tiene que lidiar.

Darkseid tiene sus buenos momentos y la mayoría de los superhéroes conservan las personalidades y características de la historieta.

Shazam inclusive es tratado con un repeto que no tuvo en el cine live action, donde Zachary Levy lo convirtió en un completo idiota.

La excecpión en este tema la encontramos obviamente en la representación de Wonder Woman, quien en este caso fue reemplazada por una falsa y superficial copia de Red Sonja.

En general la intervenciones de Diana en la Liga siempre fueron intrascendentes.

Ya lo comenté en capítulos previos, el personaje que aparece en la revista de la Liga no tiene abolsutamente nada que ver con el de la colección individual.

Simplemente la incorporan en el gupo y su rol se limita a participar de la acción.

Esto recién se modificó hace un par de años con la colección Justice League Dark, donde ella es la líder de la agrupación y está más alineada con su serie central.

En Justice League: War optaron por adaptar a esa heroína insulsa que resuelve todo con la espada a través de la violencia, como un burdo cliché de las chicas malas de los cómics de los años ´90.

Una cortesía de impresentable Brian Azarello quien estaba a cargo del cómic en ese momento.

Esta representación de Wonder Woman lamentablemente se repetiría en todas las producciones de dibujos animados estrenadas hasta el 2020.

Una excepción fue Justice League vs The Fatal Five, del 2019, que recuperaba en un rol muy secundario a la amazona de la Liga de Bruce Timm.

Para el momento en que se estrenó War el desastre de Azarello en los cómics empezó a generar reacciones negativas de otros artistas de la editorial que criticaron lo que se estaba haciendo con el personaje.

Entre ellos Gail Simone y Grant Morrison, quienes con mucha elegancia, para evitarse problemas, enterraron a su colega en los medios de prensa.

Ambos coincidían básicamente que Azarello no era la persona más idonea para ese cómic.

Esto no pasó desapercibido en los directivos de la editorial y de esa manera se inició el operativo retorno con proyectos más inspirados, que tuvieron como objetivo restaurar a la verdadera Wonder Wonan de DC.

Continuará.

 

Publicidad

2 comentarios

  1. Tengo alguna objeción a la Liga de la Justicia, en cuanto a los guiones, en cuanto a las historietas. Se le da importancia a Superman y a Batman. Y a veces a Wonder Woman, subestimando el potencial de los personajes.

    Ya en Trapped in Time, se plantea la idea de que la Liga no habría existido sin Superman. Lo que desprecia a Green Lantern, especificamente Hal Jordan. Quien se trata del primer terrestre en ser reclutado por el Corps, para convertirse en el más destacado de los 3600 sectores del universo. Con la alteración temporal, la Liga pudo haberse formado alrededor del él. O de Wonder Woman.

    Wonder Woman ha sido peor tratada en los Superamigos, quedando como una tonta, que tenía que ser rescatada.

  2. No, eso es un disparate enorme Demiurgo.
    Te lo explico simple.
    De las nueve temporadas que tuvieron los Superamigos, los únicos capítulos (muy inusuales por cierto) donde Wonder Woman se vio envuelta en una situación en la que tenía que ser rescatada fueron «Batman: Dead or alive», «The Bride of Darkseid: Parte I y II», «The Wild Cards» y «The Darkseid Deception».
    Es decir apenas cinco episodios de los 93 que integraron la serie.
    De hecho esta es una de las representaciones más populares del personaje que poco tiene que ver con el desastre representado en la película War y su versión The New 52 que ni siquiera es Womder Woman.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.