Reseña de His Dark Materials, la serie de la BBC

Publicidad

Calificación: B-

No está mal y me parece justo que esta gran historia tenga su revancha, pero al final del día me quedo toda la vida, sin pensarlo un minuto, con la película.

En breve pasaré a explicar los motivos.

His Dark Material es un joya de la literatura fantástica juvenil que sobresale entre las obras más famosas del autor .

Más alla de la aventura y los elementos fantásticos, la trilogía presenta una crítica brutal a las organizaciones religiosas y sus pensamientos dogmáticos, un tema que en el año 2007 generó que la adaptación para cines de Cris Weitz fuera boicoteada.

La campaña organizada por los grupos evangélicos más radicales, que tienen una influencia importante en los Estados Unidos, logró que el film llegara a los cines con cortes importantes de edición donde eliminaron toda referencia a la crítica que presentaba la trama.

Aunque el film recaudó 372 millones de dólares y recuperó su presupuesto de 180 millones, la productora New Line Cinema decidió no continuar la trilogía debido a las reacciones de los grupos religiosos.

Llegamos al año 2020 y ahora la presenta una nueva adaptación que incluye de un modo más directo la crítica a las instituciones religiosas y por alguna razón los evangelistas que protestaron 20 años atrás se quedaron callados.

La produccion se estrenó sin problemas y ya está confirmada la segunda temporada.

Más allá de una serie de cambios poco felices que presenta la trama, esta propuesta sigue de cerca la temática y conflicto del primer libro.

La producción está a la altura de la calidad que suele ofrecer la BBC en los aspectos técnicos y la puesta en escena tiene una marcada calidad cinematográfica.

Pese a todo, el visionado de los ochos episodios me dejaron con un sentimiento de indiferencia.

Si bien ahora reforzaron la crítica religiosa sentí que a esta adaptación le faltó más pasión, autenticidad y por sobre todas las cosas, magia.

Nunca me terminó de trasladar con emoción a ese universo fantástico de los libros al que Cris Weitz le dio vida de un modo impecable.

La película tenía un mayor espíritu de la aventura y contó con la ventaja de tener el casting perfecto para cada uno de los personajes.

Una enorme debilidad que presenta la miniserie.

Dentro del nuevo reparto James McAvoy, quien siempre está impecable en todas sus interpretaciones, es la única figura que me demostró que le puso onda y ganas a su rol y el trabajo que hace está a la altura de lo que hizo Daniel Craig en el cine.

El resto pierde por goleada en la comparación.

Dafnee Keen, quien se destacó en Logan como la mutante Laura, es una buena actriz pero lamentablemente en este papel no presenta su mejor labor y la culpa no es de ella sino de los realizadores y la dirección que le dieron al personaje.

Lyra Belaqua no era una snob de temperamento frío y esta representación carece del espíritu rebelde y simpatía que le otorgó Dakota Blue Richards en el cine, quien era la encarnación perfecta del personaje.

Keen aparece más apagada (por momentos aburrida) en esta versión y carece de ese espíritu aventurero que era clave en la personalidad de la protagonista.

Lin-Manuel Miranda (Mary Poppins), un actor extremadamente sobrevaluado a niveles desquiciados por la prensa norteamericana, tiene que reencarnar dos veces para llegarle a los talones a la labor de Sam Elliot como el cowboy Lee Scoreby.

Cuesta muchísimo comprar a Miranda en este rol y una situación similar se da con Ruta Gedmittas, quien no logra hacernos olvidar lo que hizo Eva Green con la bruja Serafina Pekkala.

Eva ERA el personaje del libro y desaparecía por completo en el papel mientras que Gedmittas es una actriz que se limita a cumplir con un trabajo dentro de una serie de televisión.

Otro enorme problema del casting es la elección de Ruth Wilson (Luther) como Marisa Coulter, cuya interpretación carece de los matices que le dio Nicole Kidman al mismo papel.

Marisa en la serie de la BBC parece loca de entrada y se pierde ese giro que tiene el rol en la mitad de la historia.

Otra vez, la culpa no es de Ruth, que es una actriz tremenda sino de la dirección que le dieron a su personaje.

A partir del segundo episodio la serie se desvía de la trama original y los productores arruinan el misterio central del conflicto, al tener personajes que cruzan permenente los universos paralelos.

Tanpoco ayudó a que relegaran los daemons, la representación animal del alma de los personajes, a simple objetos decorativos que tienen un rol secundario. Una decisión que tomaron probablemente por una cuestión de presupuesto.

Otro incoveniente es que en lugar de permitir que el espectador descubra el mundo de Pullman desde la visión de Lyra, como ocurre en las novelas y la película del 2007, la serie desarrolla la historia desde diversas perspectivas a lo Game Of Thrones, que afecta muchísimo el espíritu de esta trilogía.

Desde los aspectos visuales está muy bien y no se le puede objetar nada a la miniserie, pero como adaptación de la saga literaria a mi no me terminó convencer.

No alcanza con reforzar la crítica religiosa si después convierten a Lyra en un personaje genérico de una típica propuesta de fantasía para adolescentes.

La protagonista de His Dark Material era otra cosa y acá no la encontré. Por ahí pasa mi gran decepción.

De todos modos si nunca leyeron los libros tal vez se enganchen más con esto, mientras que para el resto de los espectadores funciona como una curiosidad para ver una adaptación diferente de una gran trilogía del género.

 

 

Publicidad

5 comentarios

  1. Más allá de lo que detallas y comparas, también existe ALGO que no se que es pero tiene que ver con la «magia» o «corazón» que tienen algunas filmaciones y otras no, que compensan todo lo demás que se pueda encontrar. No se si responde a una fórmula pero acá no se dio, la dejamos al 5 capítulo porque concluímos lo siguiente: si cualquier personaje moría no nos afectaba en absoluto, hubo cero enganche y eso que la temática parecía atractiva. No vimos la peli pero nos dieron ganas, aunque si está inconclusa tal vez amerite leer..gracias Hugo seguí así!

  2. Hola Hugo! Me pasó lo mismo con el casting, siento que no estuvo a la altura de la pelicula en este tema, incluido McAvoy. Para mi un personaje como Lord Asriel, quien tiene como daimonion un enorme leopardo de la nieves, necesita de una presencia fuerte como la que tiene Craig.
    Tambien siento que la narración arruino el final del primer libro, pero puedo rescatar el suspenso y lo emocional del momento en que encuentran a Billy Costa.

  3. No se como estara ahora pero en el momento del estreno en HBO vi en Amazon que las ventas del libro treparon en la lista de los mas vendidos, algo que paso con el comic de Watchmen que trepo al punto máximo en los comics y también en los libros en general mientras la serie estuvo en emisión.
    Así que la serie al menos sirvió para eso.

  4. Hola Hugo!
    Una verdadera lástima, me parece que no me voy a gastar en verla.
    Respecto a los libros, los 3 me parecieron muy interesantes solo que creo que la saga fue perdiendo fuerza… un muy buen primer volumen, un segundo volumen que garpa y suma universo a la historia y un tercer volumen que para mi es el mas flojo de todos entonces me parece que el cierre no termina siendo un «broche de oro».
    De cualquier forma la saga me gusto muchísimo.
    Respecto a la película, la verdad es que estuvo muy bien lograda… para mí el personaje de Lyra es una mezcla entre niña mimada, rebelde y aventurera que a partir del primer libro tiene que lidiar entre otras cosas con sobrellevar los acontecimientos del primer final.
    Eso esta muy lejos de una freaky snob.
    En fin… me parece que me voy a quedar con las ganas de ver la continuación de la saga en el cine…
    Abz!

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.