Reseña de Greyhound

Publicidad

CALIFACIÓN: B+

Hace unas semanas Tom Hanks manifestó su descontento en los medios de prensa por la decisión de Sony de venderle los derechos de exhibición de Greyhound a la plataforma de streaming Apple.

Su descontento era comprensible.

Después de todo el esfuerzo que hizo con su productora para sacar adelante este proyecto generaba una enorme frustración que el estudio se sacara de encima la película para cederla a su consumo hogareño.

Después dio marcha atrás y moderó su opinión en los medios de comunicación para tirarle flores a Apple por comprar el film, sin embargo creo que el verdadero Hanks honesto fue el de la primera declaración.

El enojo del artista pasaba por el hecho que Sony no cuidara la película un poco más como hicieron otras compañías debido a las postergaciones generada a raíz de la pandemia.

Originalmente este estreno estaba programado para el 22 de marzo, cuando la situación del Covid empezó a cobrar fuerza se corrió la fecha a mayo y luego a junio.

Sony luego optó por sacrificarla, con el fin de poder generar algo de dinero en este contexto, y le vendió el film a Apple, donde le fue muy bien con la cantidad de reproducciones.

Disfruté mucho y me gustó Greyhound, pero su visionado deja en claro que era una propuesta para experimentar en una pantalla de cine y la experiencia se siente incompleta.

Lamentablemente es la única opción disponible que tenemos ya que la situación de la industria del entretenimiento está muy complicada.

Es más, a esta altura ya tengo mis dudas si podremos ver algún estreno en una sala este año.

La postergación indefinida de Tenet, de Christopher Nolan, es un golpe enorme que indica que el tema de la pandemia va para largo por más que se abran algunas cosas en otras industrias.

En fin, retomo el tema de la película que es probablemente lo que les interesa si están leyendo esta nota.

Greyhound es la adaptación de la novela The Good Shepherd, del autor C.S.Forrester, publicada en 1955.

Un especialista en temas de batalla navales que es más conocido por la saga de Horatio Hornblower, ambientada en las Guerras Napoleonícas, que fue la fuente de inspiracion de Gene Roddenberry, a la hora de crear al Capitán Kirk.

Me sorprendió mucho que esta novela, que se desarrolla en la Segunda Guerra Mundial, no tuviera ninguna adaptación hasta la fecha ya que es un thriller tremendo que pedía a gritos una película.

No entiendo como se les escapó a los productores de Hollywood esta obra de Forrester durante tanto tiempo.

Greyhound es una película bastante particular que centra su narración dentro de las tácticas militares.

No se desarrolla la historia de alguna batalla notable ni los personajes.

Al comienzo del film nos enteramos que el comandante que encarna Tom Hanks, Ernest Krause, después de muchos años en la marina finalmente obtuvo el liderazgo de una embarcación y tiene una novia que rechazó su propuesta de casamiento hasta que termine la guerra.

Elizabeth Shue aparece en ese rol nos minutos con el fin de darle cierta humanidad al protagonista y lo que viene a continuación es un thriller que no da respiro hasta el final.

Krause tiene la misión de proteger 37 barcos mercantes que transportan suministros de material de guerra a Liverpool desde los Estados Unidos.

Durante el viaje los barcos aliados son acechados por submarinos alemanes que buscan atacar a los norteamericanos para aprovechar la ausencia de apoyo aéreo.

El director Aaron Schneider establece esta premisa en los primeros diez minutos del film y el realto luego no da respiro con la tensión y el suspenso.

No hay tiempo para conocer las historias de vida de la tripulación de Krause porque el foco de atención está puesto en la misión de supervivencia.

Lo interesante de Greyhound es que ofrece una historia que tiene como protagonista a los submarinos pero la acción se desarrolla sobre la superficie.

De este modo los vehículos alemanes se transforman en una especie de amenaza silenciosa, completamente aterradora, que acechan como lobos hambrientos al enemigo expuesto en el oceáno.

Me gustó mucho como el director trabajó esta premisa dentro de un film que encima tiene una duración de 91 minutos.

Probablemente una de las producciones bélicas más cortas estrenadas en los últimos años.

Todos los diálogos se desarrollan con tecnicismos militares, donde las palasbras «Aye Sir» suenan casi 200 veces y el foco de atención está puesto en la amenaza de los submarinos y la busqueda de una estrategia para neutralizarlos.

Si tuviera que objetarle algo pasaría por ciertos efectos digitales a los que les faltó una pulida final, pero la verdad que es una muy buena película que brinda un entretenimiento estupendo.

Por eso también la pena de no tener la posibilidad de disrutarla en el cine, ya que era un estreno ideal para experimentar en la pantalla grande.

Definitivamente la recomiendo.

El avance.

 

Publicidad

7 comentarios

  1. Esta película me encanto, precisamente por eso, porque no da respiro en absoluto…Me gusta la sobriedad con la que se narro la película…y ahora que mencionas lo de los submarinos Alemanes, fue tratado como si fuera una película de terror, lo cual le sumo mucho. Es cierto lo de los efectos digitales, pero la historia es tan trepidante, que se lo dejas pasar.
    OT: estimo lo mismo que vos Hugo, creo que la vuelta a las salas va a ser complicada, no tengo ni idea cual seria el costo promedio de una entrada al cine ( la ultima la pague cerca de 300 pesos y era una pelicula solo digital. La entrada al 4D salia 500 pesos en La Plata). Por otro lado, creo que Argentina no esta preparada ( económicamente ni con la cantidad de salas) para el aluvión de estrenos que llegue luego de todo esto ( eso creo afectaría directamente las recaudaciones)

  2. A mi no me gusta mucho el cine bélico pero igual anoche la vimos en la sobremesa y está moooy buena, la duración está perfecta, es una historia cortita e intensa, si el film fuera más largo ya sería un bodrio.

    Destaco especialmente la música cuando atacan los u-boats, similar al canto de ballenas pero con un agregado tenebroso.

    Ah! Y el guión también es de Tom Hanks.

  3. Tom Hanks y Playtone volviendo a demostrar que la tienen atada cuando hacen algo de la Segunda Guerra. Es buenísima y me da mucha pena que no haya podido ver en el cine. Ojalá la reestrenen cuando se pueda volver.
    Se pasa volando. Y acá creo que el motivo, es lo que tal vez para mí falta… No aparecen los alemanes, más allá de los buques. El juego del gato y el ratón entre el submarino y el destructor ya se trabajó antes, pero creo que un buen capitán alemán en su submarino hubiera sumado, cómo pasa en The Enemy Below (clásico si los hay). Acá, para ver la óptica alemana de la Batalla del Atlántico, tenés que terminar y poner Das Boot.
    Durante varios años fue un teatro de operaciones bastante picante el Atlántico Norte. Y dio varias películas… Recuerdo hasta una de Bogart como tripulación de un barco mercante estrenada en plena guerra… No por nada la derrota de Alemania en su lucha contra los convoyes siempre figura como una de las principales en la pérdida de la guerra.
    Ahora falta la postergada serie sobre la 8va fuerza aérea, y ya Playtone tacha producciones sobre todas las ramas militares americanas (Band of Brothers sobre el Ejército, The Pacific sobre los Marines, Greyhound sobre la Armada). Dale Tom, media pila.

    Saludos

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.