Reseña de La cacería

Publicidad

Calificación: B

La cacería (The Hunt) es un film de la productora Blumhouse (que hace poco brindó el regreso de El hombre invisible) y tuvo un estreno controversial en los Estados Unidos que generó polémica y en la que participó de manera activa el presidente Donald Trump.

En el país del norte estuvo muy pocos días en cartel ya que debido a la pandemia del Coronavirus el estudio Universal enseguida derivó esta producción a plataformas de streaming como Amazon para su consumo digital.

La obra del director Craig Zobel presenta una entretenida sátira política que parodia a través del humor negro la grieta que divide a los norteamericanos entre los seguidores de Trump y sus opositores.

La premisa de la trama es bastante disparatada y gira en torno a un grupo de millonarios liberales que organizan un juego macabro para cazar personas que no comulguen con su manera de pensar, desde los defensores del uso de armas de fuego hasta los negadores del cambio climático.

A través de su cuenta de Twitter el presidente estadounidense condenó esta producción al calificarla como una obra racista que «contribuye a dividir al país y generar caos en la sociedad».

Una exageración que no resiste ningún tipo de análisis ya que además no es lo que uno encuentra en este film.

Por el contrario, una cualidad que tiene esta producción es que se corre de la agenda política hollywoodense para pegarle duro también a los progresistas liberales.

La sátira de Zobel está muy bien planteada y se burla de las ideas fundamentalistas que presentan ambos bandos.

La heroína de la historia, interpretada por una excelente Betty Gilpin (GLOW) representa a esas personas que quedaron en el medio de la grieta y parte del misterio del conflicto pasa por conocer por qué ella quedó atrapada en la cacería.

En un momento en el que la campaña de adoctrinamiento moral en los contenidos de ficción se volvió insoportable, esta producción opta por repartir palos entre los conservadores y los progre demócratas que son mayoría en la  industria del cine.

El director desarrolla este argumento a través de una película muy entretenida que plantea desde la realización una interesante mezcla de géneros, entre el cine de acción, el terror, la sátira política y la comedia de humor negro.

Desde los aspectos técnicos presenta secuencias de tiroteos y peleas que están impecablemente filmadas y la narración de Zobel no decae en ningún momento y consigue que su relato sea muy entretenido.

Una vez que se dispara el conflicto la historia contiene varios giros inesperados en torno al destino de los personajes centrales que aportan una buena dosis de intriga.

En la parte del humor y los comentarios políticos es donde tal vez La cacería encuentra sus mayores debilidades.

Si bien hay referencias graciosas que son efectivas otras resultan más burdas y se sienten forzadas en la trama.

En resumen,  otra buena propuesta de la productora Blumhouse a la que recomiendo darle una oportunidad, especialmente si les gustan los filmes que combinan diversos géneros dentro de un mismo relato.

Publicidad

4 comentarios

  1. La venía siguiendo de otros blogs pero desconfiaba!!
    Le voy a dar una chance.
    Ahora es llamativo lo que decís de blumhouse.
    Una productora chica que hace diferencias que otras productoras sueñan con películas de bajo presupuesto pero calidad. Incluso como nicho de apuestas un poco más jugadas en épocas dónde todo tiene que ser un megq éxito y no ofender a nadie.

  2. La película es buena, me gusta que no se toma muy en serio así misma…Tal como mencionas, hay momentos en que el humor funciona y otros en los que no…Me gusto la critica a la corrección política actual de muchos. Sin ser una obra maestra, es mejor que cualquier película que muchas de los que nos llegan de EEUU…No se porque ese misterio con el personaje de Swank.

  3. Vi el trailer de esta pelicula hace poco. La voy a agregar mi lista de peliculas para ver, ¡que ya son como 1000!.

  4. Me dijeron que estaba buena y la de impulso, no sabía que ver. Venía preparado para tirarla abajo sin saber todo el trasfondo. Es verdad lo que decís, si bien no es una película que recomendaría, rescato, sobretodo, la lucha final; buenísima. Está muy bien filmada y es muy entretenida. Me hizo soltar algunas exclamaciones. Sentí que la película se desarrolló para filmar esa escena.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.