Fangio: El hombre que domaba las máquinas

Publicidad

Justo cuando me preguntaba porque no había disponible algún documental actual sobre la espectacular historia de Juan Manuel Fangio, Netflix subió hace poco este documental realizado por Francisco Macri, hijo del ex presidente argentino, Mauricio Macri.

Una producción impecable desde los aspectos técnicos que parece haber sido concebida para acercar la biografía de esta leyenda del automovilismo a las nuevas generaciones que no lo tienen tan presente.

Dudo mucho que los fanáticos del tema (y este blog reúne a unos cuantos) encuentren alguna información que desconocían previamente.

En ese caso me parece que el atractivo pasa por disfrutar de los testimonios nuevos de los famosos entrevistados y sus análisis sobre el mundo del automovilismo en los tiempos de Fangio.

Ahora bien, para aquellos espectadores que contaban con una mínima referencia del piloto argentino, pero no estaban tal vez al tanto de sus hazañas en las pistas, la película de Macri cumple su objetivo.

La premisa del documental se centra específicamente en los años de Fangio en la Fórmula 1, donde obtuvo cinco títulos mundiales, entre 1951 y 1957 con autos de diversas escuderías.

El film presenta material de archivo, que incluye un extenso testimonio del protagonista, y entrevistas nuevas a referentes como Mika Häkkinen, Alain Prost, Fernando Alonso, Jackie Stewart, Nico Rosberg, el CEO de Mercedes, Toto Wolff y Juan Manuel Fangio II, sobrino del piloto de Balcarce.

Los testimonios me parecieron muy completos y contribuyen a resaltar una temática que el film trabaja con acierto.

Me refiero a los motivos que explican por qué Fangio es la más grande leyenda de este deporte aunque en años posteriores hubo otros pilotos como Michael Schumacher que superaron sus récords.

Los logros del corredor argentino resultan imposibles de opacar por el contexto histórico en el que se desarrollaron las carreras en las que participó.

Fangio compitió en una época donde los pilotos tenían entre 35 y 40 años, en algunos casos no se encontraban en óptimas condiciones físicas, usaban vestimentas simples con cascos que cubrían apenas una parte de la cabeza y manejaban autos sin cinturón de seguridad que no eran otra cosa que cajones fúnebres con ruedas.

Por aquellos años una escudería de la Fórmula 1 no contaba con más de diez integrantes, en la actualidad el promedio de un equipo es de 1500 colaboradores.

Los entrevistados detallan con abundante información esta cuestión y hasta se aporta un rebuscado análisis científico que fundamenta con datos técnicos la superioridad de Fangio.

A lo largo de la historia asistimos a los logros deportivos del corredor argentino y también los momentos más trágicos que experimentó con numerosos accidentes donde murieron sus amigos íntimos, un tema que describe también las condiciones peligrosas en las que se desarrollaban las carreras.

Uno de los hechos más impactantes, que en lo personal desconocía, es el escalofriante accidente de la competencia de Le Mans de 1955 que terminó con la muerte de 84 personas.

En los referido a los campos más tecnicos, la película está muy cuidada desde la realización y presenta imágenes actuales de todas las pistas famosas donde se desarrolló la carrera del piloto y los automóviles con los que se desempeñó.

Si hubiera que objetarle algo al film es que ignora por completo el tema del secuestro del piloto en Cuba, en 1957, que tal vez merecía un poco más de espacio.

En la película pasa desapercibido al igual que el contexto histórico del gobierno de Perón y su injerencia en el desarrollo del automovilismo alta competición en Argentina.

Puedo entender que lo realizadores quisieran escaparle a los temas políticos para concentrarse en la parte deportiva pero en este caso específico una mayor información sobre el contexto histórico en el que surgió Fango era un complemento necesario.

Lo que me queda claro al ver este documental es que el cine de ficción todavía tiene una enorme deuda pendiente con esta biografía.

En el cine nacional existen apenas dos antecedentes.

La aburrida Fangio, el demonio de las pistas, de 1955, con Armando Bo, que combinó escenas de ficción con imágenes documentales y Operación Fangio (1999), de Alberto Lecchi, protagonizada por Darío Grandineti, que recreó toda la historia detrás del secuestro en Cuba.

Me gustaría ver una buena película que describiera en especial el mundo de la Formula 1 de los años ´50 que era una locura por las condiciones en las que desarrollaban las carreras.

A continuación pueden ver el avance de este documental que se encuentra disponible en Netflix.

 

 

Publicidad

5 comentarios

  1. Despues de ver la pelicula contra lo imposible, uno entiende lo que era el automovilismo en esas epocas.
    Tipos que estaban realmente mal de la cabeza, conduciendo autos en condiciones extremas y como bien decis, con minimos recaudos.
    Ver la foto del tipo con el gorrito de cuero y los anteojitos es terrible…
    Saludos

  2. Aclaro que seré poco objetivo con el Chueco porque a él le debo mi nombre jaja.

    Me gustó mucho el documental, más teniendo la memoria fresca porque para Carnavales me fui un día a Balcarce con mi viejo a visitar su museo. Lo recomiendo ampliamente.

    También, recomiendo Hugo ver esta nota en A Todo Motor en los ’80, tiene muchas cosas excelentes para entender más de este fuera de serie: https://www.youtube.com/watch?v=Kktt2BtFjL8

    Creo que el automovilismo tiene muchísimas historias por contar. Ya de por sí, la carrera de Nurburgring 57 merece una pelicula aparte.

    Metés tu 5to y último título con una hazaña semejante, en el circuito más dificil del mundo y recuperando terreno. Manejando a tal nivel que se najó del auto y dijo «es la primera y última vez que manejo así».

    Sobre su última carrera en Reims, obviaron un detalle que para mí cerraba perfecto para su trayectoria. Mike Hawthorn levantó unos metros cuando veía que iba a sacarle una vuelta a Fangio, por «respeto al maestro de todos».

    Creo que faltó también un «qué pasó después», sobre el final. Recordemos que el estuvo con el equipo argentino en las ’84 Horas de Nurburgring con los Torino, otra gesta que merecería una buena peli o miniserie de 3 capítulos.

    Si quieren un par de historais así, The Grand Tour -programa del polémico Jeremy Clarkson y cia-, ha hecho un par de especiales de varios hitos. Lancia vs Audi en el Rally (https://www.imdb.com/title/tt6068878/), Ford V Ferrari -con más detalles de la gesta- (https://www.imdb.com/title/tt6068836/?ref_=ttep_ep6) y uno SOBERBIO sobre ese gigante que fue Jim Clark (https://www.imdb.com/title/tt6068904/).

    Abrazo Hugo!

  3. JuanMa sacame una duda. La mayor parte del testimonio de Fangio en este película es de los ´80, no?
    Me refiero a la entrevista que habla apoyado en un auto.
    Abrazo.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.