La segunda temporada de Narcos: México

Publicidad

La verdad que a esta altura ya no tiene mucho sentido que Ridley Scott desarrolle la adaptación de la novela El poder del perro, de Don Winslow, ya que la misma historia la narraron a través de las primeras dos temporadas de Narcos: México.

En este caso se trata de los hechos reales que inspiraron la obra del autor.

Al margen que la producción de Netflix le ganó de mano, en un largometraje tampoco se podría narrar toda la trama en profundidad como lo permite el formato televisivo.

La segunda entrega de esta propuesta, que se estrenó este mes, supera a la anterior con un relato escalofriante del desquiciado mundo de los narcotraficantes mexicanos.

La temporada inicial de Titans me llevó un año terminarla por el tedio que me representaba sentarme a ver cada episodio, esta la terminé en menos de una semana y recién se estrenó el pasado 13 de febrero.

En esta oportunidad el eje del argumento se concentró en varias subtramas que retratan la antesala de lo que fue años después la guerra contra el narcotráfico en México y el sangriento conflicto interno entre los diversos carteles del país.

El primer ciclo de la serie narró el ascenso de Miguel Angel Félix Gallardo, como el gran capo narco que tuvo la ambiciosa tarea de unir a todas las organizaciones en una misma agrupación a mediados de los años ´80.

La Federación duró poco en parte a los conflictos internos entre sus miembros y las consecuencias que generó el asesinato de un agente de la DEA, ordenado por Félix Gallardo, que eventualmente afectó su liderazgo.

Durante el transcurso de los nuevos capítulos asistimos a la caída de Félix, que derivó en un conflicto complejo que se cobraría 115 mil vidas entre el 2007 y el 2018.

Diego Luna vuelve a sorprender con una composición fantástica de este narco donde despoja al rol de todos los clichés que uno podía relacionar con un gánster.

Una de las razones por la que su papel funciona tan bien funciona tan bien y sobresale entre los mejores trabajos de su carrera.

Aunque el actor no tiene una presencia física intimidante y de hecho es más petiso que el verdadero Félix Gallardo, a través de su histrionismo consigue que el delincuente pueda resultar completamente aterrador con una mirada o el modo en que trabaja los silencios durante los diálogos.

Claramente se puede percibir una influencia de la labor de Al Pacino con Michael Corleone, quien le dio un perfil parecido al mafioso creado por Mario Puzzo.

Aquel personaje tampoco daba miedo con su presencia física pero con un mirada intensa podía generar escalofríos.

Si bien en este caso nunca lo vemos al narco cometer actos de violencia, él es el estratega y autor intelectual de numerosas situaciones espantosas que se dan a lo largo de la historia.

Otra figura destacada de esta temporada resultó ser Gerardo Taracena, tremendo actorazo recordado por su rol de villano en Apocalypto, de Mel Gibson.

En la serie encarna al traficante Pablo Acosta, quien representa a los criminales de la vieja escuela que se regían por un código de honor y se veían a sí mismos con bandidos sociales.

La relevancia que le dan a este personaje en la nueva temporada es muy importante porque representa un cambio de paradigma entre los narcos y el fin de una era con la irrupción de los asesinos ultraviolentos que vendrían después.

Acosta no era un santo precisamente y llegó a ser un traficante peligroso pero se manejaba con otros códigos de vida.

Si tenía que resolver una disputa con un rival lo hacía personalmente con esa persona sin la necesidad de tener que masacrar a su familia.

En la subtrama que protagoniza durante este ciclo su ideología se contrasta con las nuevas generaciones de delincuentes que no tienen escrúpulos en asesinar niños y utilizar la violencia de un modo extremo.

Taracena, quien prácticamente protagoniza su propio western, tiene momentos estupendos con este rol y sobresale entre las figuras destacadas de los nuevos capítulos.

Otra característica interesante de este ciclo argumental es que los realizadores trabajaron con más profundidad las ramificaciones políticas del poder narco en México.

Inclusive se deja claro que Carlos Salinas de Gortari obtuvo el triunfo en las elecciones presidenciales de 1988 gracias a la intervención de Félix Gallardo, quien gestó t una operación para alterar los resultados y amedrentar a los votantes por medio de la violencia.

Hay un flashback relacionado con la infancia de este político que califica entre las secuencias más perturbadoras que vi en el último tiempo. No me extiendo con más detalles para no arruinarles el impacto de ese momento.

Lo cierto es que a medida que la trama avanza en el tiempo esta producción se vuelve más apasionante porque se empieza a construir una radiografia que explica el presente actual de México.

La serie es muy intensa, tiene numerosos momentos incómodos de ver pero también es relevante por el análisis político e histórico que ofrece.

Pese a todo no tiene tanta difusión en Netflix frente a otras propuestas que contaron con mayores campañas de publicidad.

En lo personal la recomiendo no sólo por los temas que trata sino también por la interpretación de Diego Luna que es brillante.

Menos huevadas de superhéroes y más tele con contenido de la que vale la pena.

 

Publicidad

6 Comentarios

  1. Ya estaba por arrancar la nueva de Better Call Saul, pero justamente por lo que mencionas, por la poca difusión que tuvo no sabia que habia 2da temporada, la primera me encantó. Ya era hora de tener varias opciones para ver.

  2. Vi las tres de Narcos en Colombia que me encantaron y la primera de Mexico… que me resultó muy larga y me costó terminar. El finde vi el primer capítulo y la verdad pensé que era más de lo mismo… te tomo la recomendacion y voy a seguirla… ya la estaba por abandonar!

  3. Realmente esta excelente la temporada. Hasta me sorprendió con la escena del puente (similar al libro). Muy loco q haya sido real lo de las elecciones. Y como comienza a ascender el chapo Guzmán

  4. La estamos viendo y ¡que no se termine nuncaaaaa! De las mejores cosas que ofrece Netflix, que últimamente para nuestro gusto viene en picada en comparación con Amazon Prime.

  5. Ya lo dijiste: menos huevadas de superheroes y más contenido que valga la pena, la historia que se cuenta en esta temporada y las anteriores no creo que este alejada de la realidad, es más parece que sucedio lo mismo en casi toda latinoamerica.

  6. Buenas, me encanto esta temporada. Pero hay algo que me llamo la atención, me pareció que varias escenas estaban fuera de foco, alguien noto eso? o mi vista esta fuera de foco?

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.