150 grandes películas de artes marciales: Epílogo (Parte 1)

Publicidad

Millones de gracias a todos los que llegaron al final de este largo informe dedicado al cine de .

Como se trata de una temática demasiado específica, que no todo el mundo sigue, tenía mis dudas si iba funcionar, a tal punto que me había mentalizado que iba a empezar el año con una baja en el tráfico de visitas y a partir de febrero tendría que remontarlo de vuelta.

Al final el blog no sólo no perdió visitas sino que además registró un trafico mayor al que había tenido en enero del 2019.

Veremos como termina febrero pero es muy probable que el top de artes marciales supere al de cine gánster del año pasado.

Al margen de esos detalles me puso muy contento ver que había lectores que se anotaban películas que no habían visto.

Esa es la finalidad de estas notas.

Son recopilaciones personales que hago sobre géneros específicos que me gustan y no determinan la verdad absoluta de ningún tema.

Todos tenemos nuestros ídolos y películas favoritas que no tienen que coincidir ya que la propuesta pasa por explorar una temática determinada.

Mi número uno puede ser la 250 de otro lector y viceversa.

Antes de cerrar el tema me gustaría hacer una mención especial a los representantes locales.

Dentro del cine argentino las artes marciales estuvieron representadas por una serie de figuras que tuvieron reconocimiento popular entre fines de los años ´80 y comienzos de los ´90, a raíz de la saga Exterminators, que protagonizaron Guillermo Francella y Emilio Disi.

Aunque el tono de los filmes estaba destinado a un público infantil, dentro del reparto participaron actores que luego se convirtieron en referentes de la comunidad de artes marciales o la actividad de los dobles de riesgo.

Como todo en Argentina, algunos de ellos cuentan con seguidores y detractores que se insultan entre sí en los comentarios de You Tube.

NÉSTOR VARZÉ, EL DRAGÓN

Néstor interpretaba al gran villano de estas películas y su labor lo convirtió en un ídolo infantil para toda una generación de niños.

En todas sus escenas demostraba que tenía una formación real en disciplinas marciales y se destacaba claramente dentro del reparto.

Octavo dan en Karate-do, Varzé rompió varios récords de rotura de barras de hielo, una habilidad que lo hizo famoso en la televisión local a fines de los años ´80, antes de trabajar en el cine.

Su último récord lo obtuvo el 22 de julio de 2018 donde partió 100 piezas de 25 centímetros de espesor.

En el campo deportivo obtuvo títulos sudamericanos, locales y panamericanos y además se dedica a la elaboración de armaduras de samurái.

MIGUEL RAMOS

Cuando era chico y miraba estas películas Miguel Ramos siempre me llamaba la atención.

Por lo general sus personajes tenían muy pocos diálogos pero cuando entraba en acción no pasaba desapercibido por el modo en que se desenvolvía en las escenas de pelea.

En Argentina es una de las figuras más respetadas dentro de la comunidad de artes marciales y en especial en la rama del Karate.

A lo largo de su carrera salió cinco veces campeón del mundo y sin embargo la prensa deportiva nunca cubrió esos hechos como correspondía.

En 1995 obtuvo un mundial en Japón, en la localidad de Okinawa, donde participaron representantes de 130 países.

Dentro de la actividad de los dobles de riesgo en nuestro país fue uno de los pioneros y llegó a trabajar con Sho Kosugi, David Carradine, Christopher Lambert y Sean Connery, cuando filmaron Highlander 2 en esta región.

HÉCTOR ECHAVARRÍA

Hay que darle el crédito a Héctor en poseer una curiosa foto con Jet Li donde no sonríe abiertamente. Algo rarísimo.

La figura más controversial de este grupo.

Para algunos es un chanta que no representa a la comunidad de artes marciales y otros lo defienden y dicen que es un gran profesional.

En las películas de Exterminators era el gran héroe de acción y la realidad es que en su momento tuvo una enorme llegada en el público infantil, a tal punto que contó con su propia serie de cómics, Héctor, el justiciero, que se editaba en la revista Billiken.

Echavarría se formó en diversas disciplinas como Tai Chi Chuan, Boxeo chino, Karate y Taekwondo.

A mediados de los ´80 viajó a Estados Unidos donde terminó trabajando con Robert Trias, el responsable de introducir el Karate en ese país y Ed Parker, el maestro de Elvis.

Durante ese período hizo sus primeros pasos como actor en la serie Miami Vice, donde se lo pudo ver en un episodio doble de la tercera temporada, cuando el programa se encontraba en su mayor apogeo.

El tema es que después volvió a Argentina y por una picardía, para hacerse más conocido, se autoproclamó campeón mundial de Kickboxing e inclusive llego a declarar que venció en un combate a Chuck Norris. Todas cuestiones incomprobables que afectaron bastante su reputación.

En su momento se enfrentó en una popular pelea con Néstor Varzé, quien no lo dejó bien parado. Si uno ve esas imágenes, pueden encontrar el combate en You Tube, cuesta creer que Héctor pudiera vencer a Norris.

Otra de las mentiras de Echavarría residió en declarar que el actor norteamericano Randolph McClane, quien apareció en Exterminators 4, era el doble de Arnold Schwarzenegger y al final resultó que el tipo era un contador que jamás había conocido a la estrella de Hollywood.

Cuando se terminó el ciclo de estas películas y su serie de televisión se radicó en los Estados Unidos donde concibió una productora que genera películas de artes marciales para el mercado latino.

Con Jet Li trabajó en el 2003 en Cradle 2 the grave y desde entonces hizo varias películas malas de baja calidad.

Una de ellas fue The Falkland Man (2001), donde interpretaba a un veterano de la Guerra de Malvinas que se enfrentaba a un gurca inglés que buscaba vengar la muerte de su hermano en ese conflicto.

El villano no era otro que el recordado Tong Po de Kickboxer, Michael Qissi.

Es justo destacar también que en los últimos años Echavarría adquirió mejor reputación como preparador físico de varias figuras de las artes marciales mixtas que compiten en la UFC y deportistas famosos, como el boxeador Héctor Camacho y el jugador de la NFL, Al del Greco (Patriots).

HUGO QUIRIL

Un grande que no discute nadie.

Referente máximo en Argentina de los dobles de riesgo y figura popular de la lucha libre, Hugo Quiril fue una de las grandes estrellas de Exterminators, donde se encargó de crear además las coreografías de acción.

Eventualmente se hizo muy popular por el personaje de Kato ,el gran ninja blanco, que sobresalía entre las mejores estrellas del catch de los años ´80.

A Hugo lo entrevistamos hace unos años en un programa de radio que hicimos con Matías Lértora y tanto sus historias como el conocimiento que tiene de estos temas es apasionante de escuchar, sobre todo por el modo y la honestidad con la que comparte sus experiencias.

Estoy muy tentado de incluir un especial con Kato en la segunda temporada del podcast, Planeta 57 (disponible en Spotify).

A una figura como Quiril no lo podés entrevistar 10 minutos porque no te alcanza el tiempo, requiere otro tipo de espacio para aprovecharlo bien y el formato de podcast sería ideal.

En la entrega final de mañana (prometo que es la última), películas de animación para recomendar que me pidieron los lectores y los números que dejó la lista.

 

Publicidad