Reseña de Parasite: El nuevo film de Bong Joon-Ho

Publicidad

Calificación: A

En las lista de los grandes estafadores del cine (ese es un buen ranking que quiero hacer) la familia Kim ya se ganó un merecido puesto entre los más notables que aparecieron en la última década.

Parasite ofrece una de las grandes experiencias cinematográficas del 2019 y la verdad que resulta una enorme frustración que más gente no pueda verla en una pantalla de cine.

Ganadador de la Palma de Oro en el último Festival de Cine de Cannes  la película está a la altura del hype que tuvo en los medios de comunicación en los últimos meses.

En lo personal me encantó y la disfruté muchísimo por las diversas emociones que me hizo vivir el director durante el desarrollo de la historia.

Durante el transcurso del film solté más de una carcajada con el absurdo de algunas situaciones, luego me puso tenso la construcción del clímax y también me resultaron emotivas algunas situaciones dramáticas.

La belleza de Parasite reside en ser una película que vas más allá de la clasificación de  género, debido a que el relato del director Bong Joon-Ho fusiona diversas temáticas en un mismo conflicto.

La trama se desenvuelve entre la comedia de enredos, el thriller, al heist movie de estafadores, el drama de reflexión social y por momentos el cine de terror.

Resulta un enorme placer poder disfrutar una película donde su realizador no toma de idiota al público.

La nueva obra del cineasta coreano no está exenta de un fuerte comentario social, que expone esa brecha que existe entre las clases más pudientes del país asiático y los que sobreviven como pueden y rara vez tienen su representación en la series de televisión o la imagen que brinda de esa nación un canal de televisión como Arirang.

Si uno se deja llevar por las telenovelas o las comedias románticas parecería que Seúl es la paradigma del desarrollo y el director de The Host muestra otra realidad sin la necesidad de taladrarle la cabeza al espectador con un burdo panfleto político.

Muchos directores de Hollywood, como Rian Johnson, podrían aprender mucho de este film.

Por ejemplo, a a diferencia de Entre navajas y secretos, que se estrena esta semana, Parasite nunca cae en el discurso trillado que los ricos son todos malos y perversos y los pobres (en especial si son inmigrantes) humildes y honestos.

Bong Joon-Ho trabaja su relato con personajes más complejos que tienen diversas capas emocionales. y una mayor ambigüedad moral donde no se divide al mundo entre héroes y villanos.

Por supuesto, el subtexto político está presente en el conflicto pero el director no imponen sobre el público su convicciones ideológicas sino que permite que cada espectador saque sus propias conclusiones.

La trama gira en torno a la familia Kim, un grupo de chantas desempleados que siempre buscan la manera de vivir gratis u obtener alguna ventaja a costa de otras personas.

Cuando el hijo mayor empieza a dar clases particulares de inglés a una joven que pertenece a una familia de clase alta adinerada se gesta un vinculo estrecho entre los Kim y los Park  que derivará en una serie de sucesos inesperados.

Ahondar más en los detalle de la sinopsis representaría arruinarles muchas de las sorpresas que tiene el argumento.

Parasite esa esa clase de filmes que más se disfruta cuando tenes una mínima información sobre la historia.

En el pasado el cineasta coreano ofreció producciones excepcionales que ya trabajan la fusión de género con mucha solidez, como ocurrrió con Memories of murder (2003), The Host (2006)  Mother (2009) y Snowpiercer (2013).

No obstante, con su nueva obra repiten una experiencia similar con una película más sofisticada que consigue algo que se perdió en el cine occidental, más obsesionado con el adoctrinamiento de la corrección política.

Me refiero a la incertidumbre y el posterior impacto de un final sorpresivo que encima tiene un impacto emocional.

Durante dos horas el espectador atraviesa diversos estados emocionales con una historia que resulta completamente cautivante.

Desde la presentación de los personajes y el modo en que maneja el humor con una sátira de las clases sociales, el film te mantiene hipnotizado en la pantalla con un conflicto que luego se vuelve más intenso.

Todo esto no significa que uno no pueda disfrutar propuestas más pochocleras que tienen otros objetivos, sin embargo son películas como Parasite las que tocan una fibra emocional y nos recuerdan por que amamos el cine.

En lo referido al reparto las interpretaciones son todas fantásticas pero se destaca especialmente el vínculo padre-hijo que representan Choi Wook-shik (Train to Busan) y ese actorazo que nunca defrauda, Song Kang-Ho, clásico colaborado del realizador.

Una de las grandes películas del 2019 que no se puede ignorar y sobresale entre las obras más apasionante del famoso cineasta coreano.

Publicidad

17 Comentarios

  1. La tengo para ver de otros blogs que tomo de referencia y que la habia recomendado con 4.5/5.
    Ahora me dejas con mas manija todavia!!
    Pobre la gente que tiene miedo del cine coreano. Me ha pasado de recomendar Old Boy y no lograr que me den bola. No saben lo que se pierden!!
    Saludos

  2. ¿Es impresión mía o este año el cine estuvo mejor en materia de calidad en comparación a los últimos años? sin librarnos de las películas horrendas de siempre claro esta. Por ejemplo, hay ciertos títulos que claramente deberían tener una presencia fuerte en los Oscars, eso no pasaba últimamente.

  3. Al ver esta película me quedó la sensación de pena porque no tuvo/tendrá un paso por la cartelera local. Son películas necesarias para desintoxicar de tanta propuesta comercial.

  4. No tengo información al respecto Nicolás.
    Es complicado porque el cine coreano no despierta pasión de multitudes aunque cada vez más gente lo consume.
    Las funciones del festival anual se dan a salas llenas generalmente pero en la cartelera comercial todavía no se insertó bien.

  5. que mano que tiene este director para pasar (en un segundo) de un genero a otro, sin perder la compostura.

    SPOILER- SPOILER
    cuando se nos revela el otro «huesped» en la casa, toda esa secuencia esta cargada de una tensión y suspenso maravilloso (aunque siendo sincero, pensaba -y quería- que, en realidad lo tenían secuestrado y ahora la familia kim estaba hasta las bolas al descubrir el secreto turbio de sus «jefes»)
    FIN DEL SPOILER

    A pesar de que mi favorita sigue siendo «memories of murder» este nuevo trabajo, la verdad que no defrauda a nadie. Otro aplauso al cine oriental!

  6. En un principio la premisa no me resultó muy interesante pero estamos hablando de Bong Joon-Ho! el maestro de los géneros disimiles, uno de los grandes de Corea. Si bien se puede ver online ahora mismo, voy a esperar hasta que salga en la web el dvdfull en Enero (me gusta más ese formato prolijito) ¿en su momento que te pareció Okja?

  7. Sí estimado, ya estaba al tanto pero a mí me gusta verlas en dvd si es posible, prefiero ese formato. Okja me gustó, la pondría un escalón abajo de The Host o Snowpiercer pero no deja de ser otra obra suya que se destaca, una critica durísima al consumismo que puede llegar a convertir a más de uno al vegetarianismo y para variar tiene excéntricas y memorables actuaciones.

  8. Hola Hugo. Primero que nada quería felicitarte por tu blog y tus reseñas que se alejan de las clásicas críticas que se leen en Internet.Te quería preguntar dónde o en qué página se puede ver Parasite que no la encuentro por ningún lado o si se puede descargar.Saludos

  9. La va a estrenar Cinemark/Hoyts en unas semanas, por si querías verla en pantalla grande Maxx. Yo bajo todo por torrent pero imagino que debe haber paginas para verla online con subtítulos.

    Saludos Hugo

  10. Va haber en castellano, se estrenó en España y México, no tengo en mi zona Cinemark ni Hoyts, así que me voy a quedar con las ganas de verla en el cine.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.