Semana de Halloween: Phenomena (1985)

Publicidad

En lo que ya se convirtió en una tradición de este espacio, durante la semana de Halloween me gusta centrar el contenido del blog exclusivamente en el género de terror.

En los próximos días voy a destacar una producción diaria que por alguna razón me enganchó y recomiendo repasar o descubrir en estas fechas.

Para abrir el ciclo comenzamos con una obra olvidada del director italiano Darío Argento, que no tiene demasiado fans, pero en mi caso me gusta mucho por el contenido delirante de la historia y la particular mezcla de géneros que trabaja.

Phenomena representó en 1985 el debut protagónico en el cine de Jennifer Conelly, cuando tenía 15 años, y además cuenta en el reparto con la participación de Donald Pleasence, el recordado doctor Loomis de Halloween.

En esta producción Argento construye una loca fusión de géneros donde combina el slasher ochentoso, que se encontraba en el pináculo de popularidad en ese momento, con el terror sobrenatural y la novelas de misterio de Nancy Drew.

Si a esto le sumanos una banda de sonido con temas de Iron Maiden y Motorhead, más una atmósfera de cuento de hadas macabro, el film cuenta algunos elementos para darle una oportunidad.

Jennifer interpreta a una chica con poderes psíquicos que tiene la habilidad para comunicarse con los insectos y es enviada por su padre, un actor famoso de Hollywood, a una escuela privada de mujeres en Suiza.

Durante su estadía en el lugar el instituto es aterrorizado por un asesino serial que mata a las alumnas que encuentra cerca del establecimiento.

Argento en este caso no convierte a la heroína en otro clon de Carrie sino que la trabaja como una Nancy Drew con poderes que se encarga de buscar al asesino.

Sus aliados son un entomólogo (Pleasance) que vive con un chimpancé y la alienta a confiar en sus habilidades y un mosca (no es broma) que la ayuda a rastrear al psicópata.

En el medio de todo este delirio no faltan los desconfiados de siempre que estorban la investigación de nuestra heroína y buscan  internarla en un hospital psiquiátrico porque piensan que está loca.

Phenomena es un delirio absoluto pero ofrece un entretenimiento fabuloso por todo el absurdo que plantea la trama.

En mi caso me gustó como Argento combinó el slasher que estaba de moda a mediados de los años ´80 con esta detective amateur freak que se comunica con gusanos y moscas.

El film cuenta con esas ambientaciones fabulosas e inquietantes que el cineasta italiano solía elaborar tan bien y se acoplan a una propuesta juvenil que apuntaba a capturar la atención del público adolescente.

Esta propuesta no tiene nada que ver con el estilo de terror de la trilogía de Las Tres Madres (Suspiria, Inferno, The Mother of Tears), sino que más bien evoca y por momentos homenajea los cómics ingleses para chicas, como Tammy y muy especialmente Misty.

Estas revistas, que fueron escritas por los mismos guionistas y editores de Judge Dredd, presentaban relatos de horror protagonizados por chicas adolescentes que tuvieron una enorme popularidad en el mercado europeo entre los años ´70 y mediados de los ´80.

De hecho, uno de las historias más populares de Misty, Moonchild, se centraba también en una joven con poderes psíquicos.

En estos últimos años esta publicaciones volvieron a ser reeditadas y debido al éxito comercial que tuvieron la editorial Rebellion Developments volvió a publicar en el 2017 nuevas historias con los mismos personajes.

En Phenomena Argento claramente evoca la mística de estos cómics y esa es también en mi opinión una de las razones por la cuales resulta una obra diferente en su filmografía.

Un detalle que particularmente me encanta de este film es que con el desarrollo de la trama toda el misterio que intenta resolver Jennifer Conelly se vuelve cada vez más extravagante y el sentido común desaparece por completo.

Los últimos 15 minutos,  especialmente, son un delirio hermoso que los amantes del cine bizarro sabrán disfrutar.

Cuando hizo esta película Jennifer Conelly venía de tener una participación secundaria de Érase una vez en América, de Sergio Leone y sólo la conocían sus familiares.

Su salto a la fama se dio un año después cuando Jim Henson le dio el rol principal de Laberinto.

Este es el avance del corte original europeo que recomiendo ver. Hay otra versión con el nombre de Creeps, estrenada en Estados Unidos, donde editaron 20 minutos.

La que vale la pena si les interesa la propuesta es Phenomena.

 

Publicidad

6 Comentarios

  1. Grosa nota Hugo! iba a decir «al fin algo de terror»… pero no sabia que tenias estas entradas de terror en halloween. Lo voy a tener presente, a pesar que soy «relativamente» nuevo en tu blog. Voy a chusmear las entradas viejas, tengo para rato!

    Hace un buen tiempo la volvi a ver porque no la recordaba, de chico la habia visto y si, es como que mezcla muy bien distintas tematicas, por momentos decis WTF, lo del mono me hacia reir jaja un capo Argento.

    De las italianas tengo que ver mas pelis de terror, como dije hace muuuucho en tu blog, en mi top esta Demonios, con Argento creo que esta como guionista y el hijo de Mario bava. La 2 es mas bizarra aun, pero mantiene momentos de tension similares a la primera peli (eso muchos años despues me paso solo con Rec 1 y 2).. y casualmente tambien hay temas de motley crue, Acept con «fasta as a shark», entre otros, quizas ese es Argento de fondo metiendo mano o pua jaja, peliculon!

    No se si sere yo, mi edad, o que! pero me atrae mas ese cine que la franquicia entera de «actividad paranormal» que recaudan como locos pero te elijo ver Demonios, Phenomena o Trauma, toda la vida. Sumo que coincido con Andres Muschietti cuando dice que The howling, es bastante aterradora y ahi un pelin abajo esta para mi un hombre lobo americano. En fin..

    Gracias Hugo! Saludos

  2. Sí ni hablar Marcelo, con todas objeciones que les podés hacer (ejemplo los temas de rock suenan porque sí a menudo en las historias) son mucho más entretenidas que las cosas de la actualidad.
    De hecho, en estas notas de Halloween rara vez recomiendo cosas nuevas o recientes porque no me enganchan demasiado.
    Hay por supuestos cosas buenas, pero me gusta rescatar este tipo de clásicos.
    Saludos!

  3. Que hermosa era Jeniffer Conelly de piba (bueno, todavía sigue siendo hermosa) por alguna razón siempre se me pasó está peli, el jueves la miro junto con «profondo Rosso».
    Hace poco el que era tecladista de Goblin regrabo el tema principal de esta peli en un disco dónde también regrabo otras canciones como la de «Suspiria»
    El resultado es brutal

    https://youtu.be/od_YJTtwGzw

    Saludos!

  4. Jeniffer Conelly siempre será mi crush, mi amor platónico e imposible y no la tenía acá, así que me veo en la obligación moral y romántica (?) de verla

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.