Reseña de Wonder Woman: Bloodlines

Publicidad

Calificación: D

La gran decepción no pasa porque Bloodlines sea una mala película, últimamente me acostumbré a eso con las propuestas de animación de DC, sino que la espera de 10 años fue en vano.

La misma vieja de historia de siempre que demuestra que algunas cosas no terminan de cambiar.

Cuando se trata de Batman sacan producciones cada seis meses, con Superman se destinan grandes presupuesto e inclusive los filmes llegan al cine.

Sin embargo con los productores a cargo de este sello en la actualidad no demuestran la misma dedicación y ofrece estos productos mediocres realizados probablemente con un presupuesto marginal.

Hacía una década que la amazona no tenía una película propia dentro del género y el hecho que para Bloodlines decidieran crear una historia original generaba cierta expectativa de ver algo interesante.

Lamentablemente las cosas no se desarrollaron de ese modo.

El film de Lauren Montgomery del 2009 no sólo se encuentra a años luz de esta bazofia en material de realización y argumento, sino que además presentó un mayor compromiso y cariño con el personaje.

El director Sam Liu, quien en el últimamente tiempo no para de hacer una cagada tras otras con estas propuestas, ofrece un film aburrido y despasionado que estanca a la heroína en su peor versión del cómic, como fue la inepta interpretación de Brian Azarello.

Un escritor que nunca pudo diferenciar las características básicas entre Wonder Woman y Red Sonja.

Bloodlines funciona como una precuela de Justice League: War (2014) el film que inició la decadencia del DC Animated Universe, y desarrolla la trama dentro de ese pedorro universo compartido que no le importa a nadie y los productores siguen empecinados en expandir.

En realidad esta película le aporta poco a esa saga ya que el guión no es otra que otra trillada historia de origen de la amazona, que refrita los mismo temas que habían tratado en el film del 2009 y la versión live action del 2016.

No se podía espera más cuando el guión quedó a cargo de Mairghread Scott, responsable de esa cagada con pocas neuronas que fue Ultimate Spiderman.

Queda la sensación que Scott nunca tocó un cómic de este personaje y desarrolló el guión en un almuerzo luego de leer la sección «Personajes de Wonder Woman» del perfil de Wikipedia.

Escogió un par de aliados y villanos de la heroína y con eso construyó una trama genérica e insulsa que en ningún momento logra retratar el espíritu de esta propuesta, como lo hizo Lauren Montgomery hace diez años.

Scott toma personajes secundarios clásicos de la época de George Pérez como Vanessa y Julia Kapatelis, para desarrollar una nueva versión de uno de los arcos argumentales más nefastos y rechazados de este cómic.

Me refiero a la conversión de Julia en la villana Silver Swan, la mayor cagada que se mandó Phil Giménez durante su ciclo como guionista.

En el medio del conflicto incluyeron como si se tratara de una ensalada de fruta a varias villanas de Wonder Woman, como Doctor Poison, Veronica Lake, Giganta, Dr, Cyber, Medusa y Cheetah.

Steve Trevor tras la buena imagen que dejó en la interpretación live action de Chris Pine vuelve a ser retratado como el idiota inútil que fue toda la vida en el cómic, que es más un estorbo para la protagonista que un sostén emocional necesario.

Etta Candy al igual que la versión actual del cómic es una mujer negra con la diferencia que ahora también es lesbiana.

En un momento Diana le promete presentarle amazonas en Themiscira que están solteras.

Esto es un cambió histórico en la representación del mundo de la heroína en los medios audiovisuales, ya que por primera vez se blanquea que las amazonas tienen relaciones entre ellas y por consiguiente Diana naturalmente es bisexual.

Una pena que la novedad recién tuviera lugar en una película tan chapucera como esta.

Rosario Dawson interpreta a Diana como si hubiera estado anestesiada y la heroína es representada como una mujer fría sin sentido del humor que sólo sabe irse a las manos con sus enemigos, con el film de justificar las genéricas escenas de acción.

Resulta una paradoja en ese sentido que en la nueva serie animada de Scooby Doo consiguieron retratar a la perfección el espíritu del personaje, más cercano al cómic, de lo que fueron hasta ahora todas las producciones de Sam Liu.

El argumento de este film es completamente estúpido y se nota que nadie se calentó por tratar de hacerle justicia a un ícono importante de DC como es Wonder Woman.

Simplemente no les importó y desarrollaron el film más genérico que podían haber concebido.

Desde los aspectos visuales esta película es un bochorno.

En más de una ocasión la animación se ve estática donde los personajes sólo mueven los ojos y los labios, como en las viejas producciones de Filmation de los años ´70.

Con la diferencia que los trabajos de esa compañía al menos tenían un trabajo fantástico en el diseño de los personajes y los escenarios.

Bloodlines retoma la estética de falso animé, con la que este sello sigue estancado, que es imposible de asociar con las fuentes de los cómics.

Probablemente para quienes no sean seguidores de la heroína o aquellos fans de DC que defiende cualquier cosa de esta compañía esta película resulte mucho más pasable.

En mi caso la detesté y la ubico entre las peores cosas que se hicieron con la amazona en los medios audiovisuales.

Se trata de Wonder Woman, tenés casi 80 años de historias para concebir algo más atractivo y salen con esta cagada que encima es aburrida de ver.

Publicidad

17 Comentarios

  1. Te entiendo muchísimo… la verdad que nunca fui fan de WW, pero leí todos tus informes y reseñas y veo el parecido que puede tener un fan de Ella con el que tengo yo con Flash. Igualmente WW es más grande en el panteon que el corredor escarlata (por lo menos tiene 2 películas animadas y una película)… Las únicas producciones de Flash son con millones de personajes extras y nunca se ve el espíritu real de los comics y de 80 años de historias grandiosas… Ejemplo FlashPoint que es, perdon por la expresión, una verdadera cagada y viola el espíritu de Flash en infinitos sentidos… y además Flash solo es el conductor de una historia de Batman, atlantes y amazonas… en fin, los fans de Linterna Verde tampoco la tienen fácil. Y después uno ve a la competencia que saca hasta películas de Ant-Man!

  2. El problema es q a Sam liu, le encargan d a tres trabajos x año. Realmente cuando está inspirado, t drinda joyas como Suicide Squad: Hell to Pay o justice League: Gods and Monsters. Cuando se pone en ladri, hace enormes basuras como the Judas contract (q enorme porquería d adaptación esta última)

  3. Esta bajando la calidad de animación Warner últimamente, hay partes que están muy mal dibujadas, Young Justice tiene mejor animación y calculo que toda la temporada sale lo mismo que esa película

  4. No me pareció tan mala, incluso me gustaron algunos aspectos. Como presentar a Eta como lesbiana, que las amazonas puedan ser bisexuales.
    Si cuando entran en el galpón, me molestó eso de que se pongan hacer chistes, descuidándose de la acción, de la presencia de los villanos. Error que tiene consecuencias en la trama y que nunca debería cometer una heroína tan destacada.

  5. Me sumo al comentario de Mauro! Como fan de Linterna Verde, tampoco hay mucha oferta en animacion. Por suerte las 2 peliculas animadas de hace tiempo me gustaron, pero sin un proyecto filmico a la vista, no va a haber mas propuestas animadas pronto. Me conformaria con proyectos como Darkest Night – aunque Hal termine solo como un hilo conductor entre tantos otros superheroes.

  6. La vi hace unnpar de dias. Q se yo, tan mala no la vi aunq tampoco es una obra maestra, claro.
    Creo q ta más orientada a quien no conoce a WW o como yo q no le doy bola porq nunca me gustó el personaje y eso q te leo las reseñas q haces de ella eh.
    O sea es como una intro digamos… Aunq te reconozco q podrian haber hecho algo mejor y podrian haber sacado a trevor q estuvo al dope

  7. Justice League : Gods and Monsters esta buenísima pero esa película es más de Bruce Timm que de Sam Liu (y se nota). Liu tendría que hacer menos proyectos para Dc o bajarse directamente porque tiene la cabeza quemada con el ritmo que lleva últimamente.

    10 años después la Wonder Woman de Lauren Montgomery sigue siendo uno de las mejores películas de la historia del DC Animated Universe en una época donde tenias joyitas como Superman-Batman: Enemigos Públicos o Liga de la Justicia : Crisis en dos tierras, que lastima que Bruce Timm ya no se involucra tanto con Dc como antes.

  8. Nunca entendí el temor conque Warner encara sus producciones… no arriesga nunca. Solo películas de Batman, 4 o 5 de Superman, 2 de wonder woman… y después corales de justice league. Y las que hace de wonder woman son para «presentar» al personaje, y las que hace «jugadas» como una justice league dark le mete a batman con calzador… Hay tantas historias increibles con los miles de personajes que tienen. Yo como fan de Flash sería muy feliz con los arcos de Mark Waid, como «Velocidad Terminal», «Calor Muerto» o «El regreso de Barry Allen» y creo que todos los personajes tienen historias geniales que aún no se han contado en animación! Lo que pagaría por una buddy movie de Ted Kord con Astro Dorado!

  9. Estoy alucinado con Seis Manos, es la mezcla exacta de Wu Assasin con Narcos con la serie animada de Spawn. A medida que avanzan los capitulos se pone mas violenta y oscura, muy gore. Hoy me clavo el ultimo capitulo.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.