Reseña de Diego Maradona

Publicidad

Calificación: B

En los últimos años Asif Kapadia se convirtió en uno de los realizadores más interesantes que surgieron dentro del género documental, motivo por el cual el lanzamiento de sus nuevos trabajos generan grandes expectativas.

El realizador inglés se destacó con la excelente Senna, centrada en la vida del automovilista brasileño Ayrton Senna (2010) y Amy (2015), sobre la cantante Amy Winehouse.

Su nueva obra gira en torno a la figura de Diego Maradona y de algún modo completa esta trilogía sobre figuras de un talento excepcional que por diversos motivos se convirtieron víctimas de su propio éxito.

La particularidad de este documental es que presenta material de video inédito del jugador de fútbol que durante más de 30 años conservó Claudia Maradona, la ex esposa del deportista.

Sumado a otro contacto importante en Nápoles que también contaba con material audiovisual que nunca se había difundido en los medios, el director Kapadia consiguió construir una película muy interesante desde los aspectos técnicos.

A diferencia de Senna que tenía una narración lineal y seguía el formato de biografía clásica, en el caso de esta producción el eje del relato se centra en la llegada de Maradona al fútbol italiano y todos los hechos durante ese período que eventualmente derivaron en su caída.

Kapadia vuelve a centrar el foco del relato en las imágenes con testimonios de audio del propio Diego, familiares y analistas deportivos que intentan analizar la compleja historia del 10.

Lamentablemente para el público argentino el film falla por completo a la hora de ofrecer alguna mirada reveladora o un punto de vista diferente que no se haya tratado previamente en los medios de prensa u otros documentales.

Tal vez para los espectadores de otros países el documental puede insertarlos con más profundidad en el drama de la vida de Diego pero dudo mucho que alguien que este familiarizado con su historia descubra algún hecho novedoso.

Esto no significa en absoluto que la película sea mala o no valga la pena su recomendación , simplemente no está a la altura de las obras previas del realizador.

Los testimonios más valiosos a mi entender los aportan el preparador físico de Diego, Fernando Signorini,  y el periodista Daniel Arcucci, cuyos análisis contribuyen a que el espectador pueda entender esa particular dualidad que se da entre Diego, el ser humano que sólo aspiraba a comprarle una casa a sus padres con su talento, y Maradona, el ícono y la figura mediática; el personaje que eventualmente se devora al deportista.

Por consiguiente, no fue una casualidad que el director Kapadia en esta ocasión optara por titular el film con el nombre completo del protagonista a diferencia de Senna y Amy.

El documental narra la historia de las dos personalidades de futbolista y el modo en que una de ellas termina por opacar completamente a la otra.

La película retrata al 10 con todas sus virtudes futbolísticas y el lado más oscuro de su vida marcado por los excesos y la adicción a la droga que se convertiría e su perdición.

No obstante, el trabajo de director y los testimonios de los entrevistados contribuyen a que se pueda comprender las circunstancias que cimentaron el terreno para que Maradona cayera en esos hábitos.

En un punto hasta resulta hasta imposible que una figura de este tipo que llegó a un nivel tan alto de excelencia en su campo, con la presión que eso demanda más la notoriedad pública, pudiera salir indemne de semejante experiencia.

La biografía de Diego tiene más de un punto en común con la de Elvis y Luis Miguel, quienes vivieron experiencias similares.

Todas figuras de un talento inusual que hicieron historia en sus respectivos campos y alcanzaron la gloría sin dejar de pagar en sus vidas un precio demasiado alto.

La película de Kapadia retrata toda experiencia increíble de Diego en Nápolis donde sacó campeón prácticamente solo a un equipo marginal del torneo italiano.

Luego vendrIá el endiosamiento de los hinchas y la posterior ingratitud del pueblo italiano cuando la selección Argentina dejó afuera de la Copa del Mundo al equipo local en Italia´90.

Diego a partir de ese momento se convierte en un paria y la peor escoria del planeta para los medios de comunicación, un tema que dispara junto con la difusión pública de un hijo extramatrimonial su caída.

Desde los aspectos técnicos el documental logra ser muy atractivo por todas esas filmaciones caseras inéditas que fueron remasterizadas y nos permiten descubirir la intimidad de Diego fuera del personaje.

Hay una escena en particular que es desgarradora de ver y me impacto muchísimo.

Se trata de un fragmento de una fiesta navideña durante su último años en el fútbol italiano antes de ser suspendido por un doping positivo,

La cámara registra en primer plano durante unos segundo a Diego, probablemente bajo los efectos de alguna sustancia, completamente perdido en un estado absoluto de soledad.

El supuesto ambiente alegre se contrasta con un rostro desesperado de alguien que intenta demostrar un falso espíritu festivo cuando acarrea un dolor enorme en su interior.

La imagen es muy fuerte porque se puede ver de un modo excepcional esta premisa que trabaja el documental sobre la dualidad entre Diego y Maradona.

Si tengo que encontrarle una objeción a este documental es que me pareció innecesario el cierre deprimente que le dio Kapadia al film.

El director dejo afuera muchos temas, como la suspensión del Mundial Usa ´94, por un doping positivo que hoy no sería valido, como si la vida del futbolista hubiera llegado a su fin luego de abandonar Italia.

Hay un resumen de sus lucha por recuperarse de la drogas pero todo se narra con rapidez y la película cierra con un tono melancólico que me pareció forzado.

Nunca se menciona su regreso a Boca en los años ´90 o el partido despedida donde expresó una de las frases más emblemáticas de su vida(«yo me equivoqué pero la pelota no se mancha») que tal vez hubiera aportado una conclusión más equilibrada.

Con todo respeto a Ayrton Senna, el automovilista fue un grande en lo suyo y un ídolo para mucha gente, pero su popularidad y el cariño que generaba en la gente ni siquiera se acerca a la misma situación que transmite Diego alrededor del mundo en la actualidad.

Eso tampoco está presente en el documental.

Maradona siguió activo como director técnico en diversos países (actualmente desempeña esa tarea en Argentina) y a donde quiere que va sigue generando en la gente la misma locura devocional que despertó hace 30 años en Italia cuando sacó campeón al equipo de Nápolí.

Al menos Kapadia tiene la cortesía en mostrar durante las escenas finales la reconciliación del futbolista con su hijo a quien finalmente reconoció públicamente en el 2016.

En resumen, una buena película documental que es interesante por el material inédito de archivo, pero no presenta nada nueva en este tema ni está a la altura de las obras previas de su director.

Publicidad

12 Comentarios

  1. El tema con Maradona, es que no podés poner todo en un solo documental. La vuelta a boca, desp cuando casi se muere, desp cuando se va a cuba. Cuando se va a Dubái, cuando vuelve a la Argentina. Y en el medio, ni nombre el Maradona técnico d la selección, ni el tema d los hijos q le siguen apareciendo. Cada etapa prácticamente da para un documental aparte.

  2. El Diego no te dejar terminar un documental que ya está revolucionando algo.

    Que se yo, todo lo q sea Maradona en un ambito futbolero, bienvenido sea para documentarlo y seguir plasmandolo en propuestas de este estilo

  3. Coincido con gonzalo, amy y senna ya no estan y se fueron muy jovenes… maradona siguio dando tela para cortar por asi decirlo dejando de jugar inclusive. El tema tmb es que la vida de maradona tiene una grandisima exposicion sobre todo para nosotros los argentinos, y por ahi no se nos presenta algo nuevo.. tal vez con amy y senna no nos pasaba.Me dio la sensacion que el quiso centrarse en esa etapa en Napoli en particular… tal vez tendria que haber hecho algo de referencia en el titulo .Tendra proyectado hacer continuaciones?

  4. Por lo que lei la idea era solo enfocarse en su estadia en Italia dejando todo el resto fuera. La vida de Maradona en ese sentido daria para varias peliculas con etapas muy marcadas, sus inicios en argentina, su paso por Europa, la vuelta a Argentina (fracasos, dopping, DT, jugador otra vez, escandalos judiciales y retiro mediante!!!), su coqueteo con la muerte y los escandalos a comienzos de este siglo y una ultima etapa hasta ahora que es la del Maradona como DT establecido (quizas las ultimas dos serian una sola a modo de muerte y resurreccion).
    Todavia no pude verla pero los que la vieron y son ¿seguidores? ¿fans? de Maradona la ponen muy alto no se si tanto por el documental en si sino por los hechos que retrata.

  5. Yo leí que el se centro en Napoli, xq ahí «paso todo» x decirlonde una manera.
    Esa transformación de pibe q juega la pelota a dios con vínculos con la Camorra y la caída, paso todo ahí y x eso se concentró en el periodo Napolitano.
    Que esa dualidad que tiene, y hechos posteriores de su vida, los Entendés por lo que pasó ahí.

    No vi el documental, así q no se cuán así será, pero puntualmente leí esa declaración

  6. Si exactamente va por ahí el documental.
    Para mi no es tan solida como las otras dos películas previas del director pero vale la pena verla por todas la imagénes inéditas que muestra que son interesantes.

  7. Es q la vida de este tipo es un documental. Diego tuvo su gran problema q es el resentimiento. Vos pensa q era un virtuoso de nenito, a los 7 jugaba en la villa con pibes más grandes q él y los.baila, de la.bronca los pibes le pegaban… Eso te queda en la cabeza, por ese tipo de cosas no pudo controlar sus excesos.
    Fue es y será un pobre tipo…

  8. La historia de Maradona es demasiado grande para achicar la imagen a solo uno de sus mitos que es lo que hizo en Nápoli. A saber:

    Era famoso a nivel nacional años antes de debutar porque recorría las canchas haciendo jueguitos en los entretiempos, maravillando a todos con su talento único. Eso creció con las crónicas de inferiores, donde abrumaba con la diferencia que le sacaba al resto. Ni hablar de esa famosa entrevista donde asegura que su sueño era ser campeón del mundo con Argentina.

    Debuta con 15 años y la primera pelota que toca tira un caño. A partir de ahí fue la enorme figura de un fútbol que, en ese entonces, era la elite del planeta. No es como hoy que lo mejor está en Europa, en los 60 y en los 70 eso era Sudamérica, en especial Argentina, Brasil y Uruguay. Salió 5 años siendo goleador del fútbol argentino, aún si no era delantero.

    Menotti lo deja fuera del Mundial 78 de manera inexplicable y lo llama para la Sub-20, torneo que ganó y que tuvo casi la misma trascendencia que el de mayores. Llega a Boca, revoluciona todo en el pase más caro de la historia y pese al interés del Barcelona. Gana su único titulo en el país y termina de lograr ser híper popular. Ya a nivel Mundial era reconocido como el mejor del planeta.

    Va a España, al Barcelona y con Menotti. En ese entonce el club catalán no era lo que es hoy, de hecho, Valencia, Atlético Madrid y el Bilbao eran los que peleaban la grandeza del Madrid. Le costó, tuvo una lesión jodida y una frustración en el Mundial 82. Aún así salió campeón y dejó parte de su talento único.

    Lo del Nápoli fue un milagro futbolístico. El mejor del mundo llega a la elite del fútbol (pasó de Argentina a Italia ya en esa época por el dinero y acumulación de cracks de todo el planeta) y saca campeón a un club ignoto frente a las potencias de dinero y talento. En el medio sale campeón del Mundo con Argentina, cumpliendo su sueño de niño, y logrando una especia de venganza nacional contra los ingleses tras lo de Malvinas y con dos goles únicos: uno de talento puro y otro con trampa.

    Luego viene la caída, el Sevilla, Newell’s, el Mundial 94 y un cierre rodeado de afecto – pero sin brillo y aún con problemas – en Boca.

    La figura de Maradona, con defectos y virtudes, es gigantesca. No vi la película, la voy a ver, pero está claro que ni yo en este breve resumen pude contar todo lo que representó – la que quizás sea – la persona más famosa de la modernidad.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.