Historia de Wonder Woman: Volumen III

Publicidad

Capítulo 14: Amazons Attack! (2007)

40 años después que Denny O´Neil no tuviera mejor idea que convertir a Wonder Woman en un clon de la espía Emma Peel, de la serie inglesa The Avengers, el cómic de la amazona volvió a trascender con otra popular polémica.

En esta ocasión nos referimos a una de las mayores bazofias concebidas en la bibliografía de la heroína, junto con su relanzamiento del año 2011.

Amazons Attack! fue una miniserie que surgió en el 2007 y resultó mundialmente rechazada por los lectores de este personaje.

La polémica llegó a tal punto que la redacción de la editorial DC se vio invadida por ejemplares de esa historieta que la gente devolvió a los editores para manifestar su rechazo.

En su momento este fue un tema que se cubrió en los medios especializados y aceleró el cambio de un nuevo equipo artístico en el cómic.

El problema con esta propuesta es que se trató de un proyecto concebido por un artista que en su vida había tocado un ejemplar de Wonder Woman y manifestó una ignorancia absoluta sobre los conceptos básicos de la heroína y el mundo de fantasía que la rodea.

El guionista Will Pfeifer previamente se había desempeñado en la serie regular de Gatúbela, una propuesta muy diferente y cuando concibió esta miniserie quedo claro que no tenía mucha relación con las historias de la amazona.

Este proyecto agotó la paciencia de los fans de Diana que venía bastante vapuleada en los últimos años.

En la serie regular su madre había muerto durante una invasión alienígena, su mejor amiga (Vanessa Kapatelis) se había convertido en una villana forzada, luego quedó mal parada con la ejecución de Maxwell Lord y hacía mucho tiempo que no ganaba una batalla importante.

El cómic no tenía un rumbo definido y dentro de este contexto aparece este miniserie que planteaba un desastre argumental.

La historia exploraba el mundo de la protagonista tras los hechos de la Crisis infinita del 2005.

Tras el fin de ese conflicto Diana era detenida por las autoridades, debido al homicidio de Maxwell Lord, y las amazonas de Themyscira en represalia por esos hechos no tenían mejor idea que invadir el planeta Tierra y generar una masacre en la ciudad de Washington.

Al margen de distorsionar la ideología pacifista de esa comunidad, que es un elemento esencial de la personalidad de la heroína, el guionista Pfeifer resucitaba a la Reina Hipólita para convertirla en una villana psicópata que era lo último que faltaba para degradar más a ese personaje.

En el medio de todo este conflicto el guionista incluía otras figuras popualres del universo DC para construir una relato paupérrimo que distorsionaba todas aquellas características que hacían de Wonder Woman una superheroína diferente.

Las amazonas invadían los Estados Unidos manipuladas por una «figura misteriosa» que se encargaba de engañarlas con el objetivo de dañar su imagen entre los humanos.

Una idea chapucera que ni siquiera tenía un desarrollo decente.

Cabe recordar que unos meses atrás DC había relanzado la serie regular con el escritor Allan Heinberg que dejó el proyecto después de cinco números y su arco argumental recién lo terminó un año después.

Sobraban las razones para que la gente estuviera enojada con la editorial y en tiempos donde todo el mundo ya se expresaba por internet la compañía quedó muy mal parada.

 

Amazon Attacks! fue un proyecto gestado a las apuradas que tenía la intención de salir a competirle a Marvel con la publicación de World War Hulk.

El resultado fue humillante para DC ya que la miniserie fue denostada tanto por la prensa como los fans de la heroína y tampoco funcionó en los aspectos comerciales.

Frente al descontento de los lectores y la mala imagen que tenían los editores, el 12 de abril de 2007 la compañía anunció que la serie regular de Wonder Woman sería relanzada (otra vez) con la incorporación de la escritora Gail Simone.

Una autora que rescataría de la decadencia absoluta a la amazona con todo su esplendor.

 

Publicidad

4 Comentarios

  1. Yo escuche que la idea original era de Estados Unidos tratando de invadir Themyscira.
    Lo único que bueno del comic fue escuchar a Batman decir algo tan absurdo como «Una terrible arma de abejas. Abejas, por dios»
    Como dato, la propia Marvel parodio esta historia: en el comic The Incredible Hercules, el héroe griego y sus aliados tuvieron que detener una invasión de malvadas amazonas.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.