Historia de Wonder Woman: Volumen III

Publicidad

Capítulo 13: Trinity (2008)

Aunque suena increíble no fue hasta la primera década del siglo 21 que Wonder Woman protagonizó historias junto a Superman y Batman en una colección independiente.

Si hubieran sido personajes de Marvel, Stan Lee hubiera surgido con este concepto 30 años atrás pero en la competencia por alguna razón se quedaron dormidos en lo referido a este tema.

Ya había mencionado en el primer volumen de este informe que la amazona recién empezó a compartir aventuras con el resto de los personajes a mediados de los años ´70 y la primera aventura del gran trío de DC recién tuvo lugar en 1999 con el arco argumental de Eric Luke, Trinity, en la revista de la heroína.

El famoso autor Kurt Busiek fue el creador de la propuesta de juntar a los personajes en una serie regular. Dan Didio, actual editor ejecutivo de la companía, aprobó la propuesta con el fin de restablecer a los superhéroes en la continuidad del universo de ficción tras los hechos de Crisis Infinitas.

Así nacía Trinity en junio de 2008.

Un años después de ese evento Bruce Wayne se reúne literalmente a tomar un café con Clark Kent y Diana Prince, quien por entonces se desempeñaba con esa identidad.

Imperdible en el primer número el modo en que Batman le pidé su café personalizado a la camarera.

Cabe destacar que Diana aparecía en la reunión con el clásico traje blanco que evocaba el look de los años ´70, que como ocurre en el mundo de la moda todo vuelve en algún momento. Esta vez sin ningún tipo de queja por parte de los lectores.

El motivo de la reunión se relaciona con el hecho que los tres protagonistas descubren que desde hace un tiempo todos tienen el mismo sueño.

En el sueño un ente no identificado grita de un modo desesperado para liberarse del lugar donde se encuentra atrapado.

A partir de ese disparador se introduce a un nuevo villano llamado Enigma quien contacta a Morgana Le Fay, la hermana del rey Arturo, con el descabellado plan de apoderarse de toda la energía del universo que se encuentra dividida en la personalidad de los tres héroes.

Batman representa el máximo exponente de la capacidad física y mental de los humanos, Superman el defensor definitivo de la libertad y Wonder Woman la compasión y sabiduría.

La idea es despojar a la Trinidad de sus virtudes a través de un ejército de villanos que simbolizan las cartas de Tarot.

Busiek claramente se adentró en un terreno muy místico con un relato que estaba más en sintonía con los relatos de Doctor Strange.

Este cómic se editó en su momento con más páginas de lo habitual (41) ya que incluía dos relatos. La historia principal y un complemento.

La idea original de Busiek tenía su atractivo, lamentablemente luego de unos pocos episodios la serie decayó por completo y se volvió completamente aburrida.

Después del número 12 cuesta muchísimo seguir con la lectura de esta colección porque el relato resulta tedioso.

Un problema que tiene la actual serie de la Liga de la Justicia donde los protagonistas pueden estar meses enfrascados en un misma situación.

La llegada al clímax de este relato se estiró demasiado y eventualmente mucha gente perdió interés por la propuesta.

Trinity llegó a su fin en junio de 2009 tras 52 números.

Lo mejor de este cómic y el motivo por el que llamó la atención de los fans del trío fue el hecho que el arte estuvo a cargo de Mark Bagley y Fabián Nicieza en la historia complementaría.

Las ilustraciones de Bagley fueron espectaculares y levantaron muchísimo una serie que no perdía su fuerza después de unos pocos números.

Su Wonder Woman es una de las mejores interpretaciones de la heroína que aparecieron en ese momento.

La verdad que Trinity pasó sin pena ni gloria en la bibliografía de estos personajes, sin embargo la colección completa hoy se vende a precios delirantes.

Esta reunió de superhéroes tuvo su gran revancha en el 2016 con la edición del segundo volumen de esta serie.

Una propuesta completamente superior que los ineptos de DC no dejaron crecer y la cancelaron tras 22 números.

Francis Manapul, Rob Williams y James Robinson fueron los autores de este ciclo que trabajaron con mayo solidez las aventuras de la Trinidad.

En lugar de concebir un extenso relato que se hacía interminable en este caso optaron por desarrollar arcos argumentales más cortos y autoconclusivos donde se podía disfrutar más la unión de los protagonistas.

En mi opinión una de las mejores colecciones que editó DC en la etapa Rebirth y que estaba para seguir.

 

Publicidad

3 Comentarios

  1. Dudo q Stan Lee hubiera aprovechado el concepto d Trinity. Seguramente se lo hubiera afanado o seguramente solo usaría a WW como personaje sexual. Con los X-men y sus personajes femeninos, siempre hizo eso Marvel. Ponerlas super exuberantes y casi desnudas. Son pocas las excepciones donde eso no ocurrio

  2. Eso es un tema de enfoque de personajes que es otro tema y tampoco es tan así.
    De hecho, la mujer invisible de Los Cuatro Fántásticos y Jean Grey de Stan Lee son la más conservadoras de todas, producto de su tiempo.
    El punto es que si Marvel hubiera tenido esos tres personajes para trabajar no hay ninguna duda que no hubieran tardado casi 50 años en reunirse como lo hizo DC.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.