Band of Brothers/The Pacific: Parte diez

Publicidad

: Points

Si la historia de la Easy Company no estuviera documentada uno podría creer fácilmente que toda la experiencia que vivió esta unidad militar durante la Segunda Guerra Mundial fue un invento de un guionista de Hollywood.

Desde la operación del Día D hasta la Batalla de la Ardenas en Bélgica estos soldados formaron parte de algunas de las campañas militares del escenario europeo para terminar con el objetivo final de capturar el «Nido de la águilas», la residencia de descanso de Hitler en Alemania.

Un lugar que hoy es un popular centro turístico en ese país.

El episodio final de la miniserie le da un cierre perfecto a esta producción que no dejó de retratar temáticas interesantes ni siquiera en su conclusión.

En este caso se explora esos primeros días que vivieron las tropas tras la invasión alemana y el suicidio de Hitler, donde los norteamericanos tuvieron bajas entre sus miembros debido a una serie de accidentes estúpidos que se podían haber evitado.

El relato vuelve a ser narrado desde la perspectiva de Dick Winters, cuyo punto de vista había tenido prioridad en los primeros capítulos.

A través del líder de la Easy Company nos despedimos de todos los miembros del pelotón que seguimos durante toda la travesía, con una sorpresa adicional que tuvo una gran impacto en su emisión original.

En las escenas finales se rebela la identidad de los veteranos reales que habían sido retratados en la serie.

Más allá de la rigurosidad histórica que tuvo el tratamiento del conflicto bélico la miniserie consiguió ser emocionante por la enorme empatía y admiración que despertó la camaradería entre los personajes.

No es una exageración considerar a Band of Brothers una verdadera obra maestra del género que a casi 20 años de su estreno ya sobresale como uno de los clásicos recientes dentro de esta temática.

Una miniserie que la podés repasar más de una vez y no sólo se disfruta muchísimo después de tantos años, sino que además siempre le podés encontrar un detalle nuevo que tal vez se te escapó en el primero visionado.

En mi caso un ejemplo de eso fue el cameo de Tom Hanks en el quinto episodio (Crossroads), que él mismo dirigió, donde interpreta a un miembro de los comandos ingleses.

La verdad es que con el paso del tiempo y la aparición de nuevas películas o producciones de televisión esta propuesta de HBO todavía sobresale entre las más grandes producciones del género bélico.

: Home

Mientras que en Band of Brothers la conclusión termina con cierto optimismo con el fin de la guerra y los soldados preparados para regresar a su hogares, en The Pacific no encontramos con la cara opuesta de esta historia.

El último episodio se concentró en narrar las dificultades de los protagonistas para adaptarse a la civilización de la vida cotidiana tras las experiencias traumáticas que vivieron.

La trama cierra las historias de los tres personajes principales, Eugene Sledge, Robert Leckie y John Basilone y al igual que en la miniserie anterior se revela que pasó con el resto de los soldados tras el fin de la guerra.

Esta producción de Steven Spielberg y Tom Hanks califica como la más grande representación que brindó Hollywood de la guerra en el Pacífico que hasta el año 2010 tenía menos antecedentes en el cine.

En comparación con las historias sobre el escenario europeo.

La miniserie tuvo objetivos muy diferentes a los Band of Brothers y retrató de un modo visceral y realista la barbarie y desquicio que experimentaron los soldados de ambos bandos.

La trama exploró en profundidad los aspectos psicológicos del combatiente y el modo en que las situaciones que experimenta cambia su personalidad y las del círculo social que lo rodea.

A lo largo de los 10 episodios no hubo un solo momento emocionante en ninguno de los relatos y esta producción capturó muy bien todo el clima depresivo y de angustia que rodeaba a los protagonistas.

Una de las razones por la cuales la recepción de esta propuesta en el público tuvo una repercusión menor a la obra del 2001.

Más allá de sus méritos técnicos, con una puesta en escena extraordinaria, The Pacific nunca llegó a enamorar a la mayoría de los espectadores, en parte por el tono que le dieron a la narración y el perfil de los personajes.

Salvo por la historia de John Basilone que generaba un poco más de empatía el resto no transmitía nada y eso también pudo afectar a la recepción que tuvo la miniserie en mucha gente.

En lo personal me pareció excelente el realismo que le dieron al drama piscológico de la guerra y la reconstrucción de las batallas pero honestamente nunca más volveré a repasarla.

Con un visionado fue más que suficiente y creo que de no ser por estas notas hubiera tardado más tiempo en verla, ya que se me hizo cuesta arriba después de las primeras dos entregas.

Hay capítulos que te dejan literalmente deprimido y la experiencia no es agradable, a diferencia de Band of Brothers que la vi completa tres veces y la disfruto desde otro lugar.

Eso no desmerece en absoluto los méritos que tuvo The Pacific pero no me apasionó para considerarla entre mis favoritas del género.

Publicidad

5 Comentarios

  1. BoB la ví fácil, 5 veces. Es una serie que te atrapa y apasiona. También hay que admitir que envejeció MUY BIEN. Tiene ya 20 años encima y queda mucho mejor parada que algunas películas de la 2GM contemporáneas. El cierre es un lujo para una miniserie que debe haber sido una locura en su momento. Todavía no puedo creer que no la estrenaran en los cines o que se haga algún tipo de maratón cinematográfico.

    Sobre The Pacific, me pasó lo mismo Hugo. Es tan depresiva y dura que, sabiendo que es excelente, cuesta mucho meterle una re-visión. Recuerdo que el último episodio era duro, pero toda la serie es bastante bajón. En aspectos visuales y técnicos no deja de ser una joya, no deja de retratar la crudeza de la guerra y lo que significó la campaña del Pacífico.

    Espero que Steven y Tom le den para adelante con la idea que tenían de otra miniserie pero con laS Fuerzas Aéreas.

    Gracias por esta review de estas 2 históricas miniseries, Hugo!

  2. Lo único que no quedó bien parado de BoB es el ciervo CGI del ultimo episodio.
    En su momento fue brillante por el realismo que tenía pero 20 años después la tecnología avanzó tanto que cuando ves la escena en la actualidad se nota de un modo obvio que el animal es digital.

  3. Es muy bueno en el episodio final el discurso de rendición del oficial alemán, una forma de ver el conflicto desde los dos lados. Son pocos los ejemplos del género donde se corre al adversario de la posición de villano cinematográfico.
    De ese capítulo me gusta particularmente el encuentro de Winters con su antiguo superior, siendo ahora un oficial de menor rango que él… «Se saluda al rango, no al hombre».
    En mí casa tenemos a las dos series en DVD. Las vimos con mí viejo, muchas veces, más BoB que The Pacific. Acá, que vimos prácticamente todo lo que hizo USA del género, estas dos series y Rescatando al Soldado Ryan, las consideramos lo mejor del género, sin nada más reciente que le haga siquiera un poquito de sombra.
    Estuvo muy bueno el repaso.

    Saludos

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.