Star Trek original: Tercera temporada

Publicidad

Al descubrir por primera vez la tercera temporada de la serie original de uno queda con la sensación que los ancestros de Taika Waititi se adueñaron de esta producción para brindarle al mundo su cuota de idiotez natural.

Una propuesta que tenía personajes interesantes y relatos apasionantes relacionados con la ciencia ficción y de la nada y sin anestesia pasó a presentar momentos desconcertantes como el del siguiente video.

Spock bailando un malambo sobre la cabeza de Kirk. ¿En serio?

La verdad que la pasé mal con esta temporada. En términos generales me pareció terriblemente aburrida y estúpida, salvo por unos pocos episodios que más adelante en este texto destacaré.

Lo único que me dio gracia es el pacto de silencio entre los trekkies con respecto a esta situación. Nadie me advirtió lo que se venía en esta temporada y de todas las ediciones en dvd es la única que no trae materiales extras.

Ningún miembro del reparto y la producción quiso dar su testimonio al respecto como si no existieran estos episodios. En el último disco de los dvds optaron por incluir el piloto completo, sin censura, de The Cage.

Creo que el sentimiento que resume el visionado de esta temporada es la tristeza.

Tanto potencial para desarrollar un universo interesante y al final terminó desperdiciado en relatos bobos o ridículos que parecían pertenecer a otra propuesta.

La realidad es que Star Trek ya venía con problemas desde la segunda temporada debido a los malos indices de audiencia. En ese momento el público general no supo valorar la y resultó opacada por la competencia.

Sin embargo gracias a una memorable cruzada de los fans, que no tenía antecedentes en la televisión norteamericana, el canal NBC decidió realizar una tercera temporada.

Las oficinas de la compañía recibieron más de 150 mil cartas donde el público pedía que no cancelara el programa.

En NBC optaron por seguir con el proyecto de Gene Roddenberry pero las condiciones que impusieron fueron muy diferentes a las de las temporadas previas.

Star Trek eventualmente terminó en horarios marginales y el presupuesto se redujo de un modo drástico.

No obstante, el tiro de gracia a la tripulación del Enterprise fue el hecho que Roddenberry, Gene.L Coon, y John Meredith Lucas, los productores originales, junto con el  guionista D.C. Fontana eventualmente fueron reemplazados por Fred Freiberger y un grupo de escritores que claramente no habían visto los episodios previos.

Freiberger, quien es odiado por muchos miembros del fandom de Star Trek, la verdad es que hizo lo que pudo con el presupuesto limitado que tenía y el horario marginal del programa que no ayudaba a captar nuevos seguidores.

La era de la estupidez

La temporada comienza mal de entrada con uno de los relatos más tontos que se concibieron en esta propuesta.

 Spock´s Brain es una historia que genera desconcierto por la idiotez del argumento y las numerosas escenas ridículas.

Una extraterrestre le quita quirúrgicamente el cerebro al vulcano y sus compañeros tienen unas pocas horas para localizarlo y reimplantarlo en Spock antes que muera.

Ya la primera historia no se siente en absoluto un conflicto de Star Trek pero el resto de los capítulos deparan cosas peores.

And the Children Shall Lead era la versión sin neuronas del clásico de la primera temporada, Miri, con la particularidad que ahora cuesta entender que Kirk sea un líder por las decisiones absurdas que toma.

El contenido idiota alcanza tal vez su máximo pico en Plato´s Stepchildren,el Thor: Ragnarok de esta producción.

El beso interracial (que por cierto era involuntario) entre Kirk y Uhura no alcanza para justificar la existencia de esta bazofia.

Un relato en el que uno siento pena por Leonard Nimoy y William Shatner debido a las ridiculeces que tuvieron que hacer.

Para el momento en que Kirk y Spock se unen en otro episodio (The Savage Curtain) a Abraham Lincoln con el fin de enfrentar a otros alienígenas asitidos por Gengis Khan ya no importa nada porque todo se fue al tacho.

El triste final

Para tratarse de una serie que originalmente había presentado conceptos innovadores, con un reparto progresista para lo que era la televisión de los años ´60, el último episodio Turnabout Intruder, fue una patética despedida de estos personajes.

Otro ejemplo, donde también hay que expresarlo, se retrataba el perfil conservador de Roddenberry sobre determinados cambios sociales que se llevaban a cabo en ese momento.

Esta historia concebida por el creador de Star Trek no era otra cosa que la respuesta sexistas antes los movimientos feministas que habían cobrado fuerza en ese momento.

El mensaje de la historia era que las mujeres estaban emocionalmente incapacitadas para asumir cualquier posición de liderazgo.

Con este tipo de mensajes no fue una sorpresa que el público juvenil le diera la espalda al programa en los índices de audiencia.

En este relato la conciencia de Kirk queda atrapada en el cuerpo de una mujer que se apodera de su cuerpo para apropiarse de la Enterprise.

Una despedida patética para una serie que había tenido dos temporadas fantásticas.

Antes de resaltar los pocos episodios destacados hay dos temas que no puedo dejar de mencionar.

El nacimiento del William Shatner bizarro

Otro aspecto desconcertante de esta temporada es la interpretación de Shatner.

A lo largo de este ciclo cobra fuerza en su trabajo una notable sobreactuación que brindaría algunos momentos desopìlantes, aunque se supone que esas situaciones no nos deberían hacer reír.

Kirk en particular tiene numerosos momentos grotescos que darían como origen ese aspecto kitsch con el que se asocian los proyectos mas extravagantes del artista en la actualidad.

Los cortes de pelo de Scotty

De todos los miembros de la Enterprise ninguno cambió tanto de apariencia como Scotty a los largo de las tres temporadas.

Por alguna razón James Doohan alternaba regularmente sus cortes de pelo con looks muy diferentes.

Peinado lamida de vaca.

Scotty Rockabilly.

Peinado romano a lo Julio César.

Los destacados de la tercera temporada

Como mencione al comienzo de la nota, la pasé mal con esta temporada.

De los 24 episodios que integraron este ciclo la gran mayoría me parecieron estúpidos o aburridos y no pude conectarme con la serie.

Pese a todo hubo cinco capítulos que me gustaron y en mi opinión mantuvieron las raíces de lo que habían sido las temporadas previas.

THE ENTERPRISE INCIDENT

Un buen thiller que juega con elementos del género de espionaje y retomó esos conflictos de suspenso que tuvieron los ciclos previos.

En este relato los miembros de la Enterprise deben robar un dispositivo de los romulanos y Kirk se pasar como un soldados más de esa raza alienígena.

SPECTRE OF THE GUN

Una historia bizarra que estuvo en sintonía con los capitulos extravagantes de las primeras temporadas.

Kirk y companía terminan atrapados en un mundo donde se ven forzados a protagonizar el famoso tiroteo en el O.K.Corral contra los hermanos Earp y Doc Holliday.

Me gustó mucho este episodio más allá del hecho gracioso que los famosos pistoleros en este caso tienen 50 años.

La dirección de este capítulo corrió por cuenta de Vicente McEveety, responsable de varios clásicos del Disney olvidado de los años ´60, como las historias del auto Herbie.

DAY OF THE DOVE

Una de las mejores historias que tuvo como protagonistas a los Klingons.

Los miembros de la Enterprise y los alienígenas son atrapados en un planeta por una entidad que se alimenta de las emociones negativas.

Para salir de ese lugar con vida ambos deben buscar un solución pacífica entre ellos.

El conflicto explora con un mensaje positivo el choque de culturas entre las dos civilizaciones.

ALL OUR YESTERDAYS

Este fue el penúltimo capítulo de la temporada, si hubieran alternado su emisión con Turnabout Intruder, Star Trek hubiera tenido un final mucho más digno.

Un relato que evoca esos drama interesantes de ciencia ficción que se había desarrollado en las primeras temporadas.

Una historia relacionada con viajes en el tiempo y dimensiones alternativas que ofrecen muy buenos momentos de Kirk, Spock y McCoy.

THE THOLIAN WEB

Para mi gusto lo mejor de este fatídico ciclo.

Un gran thriller donde Kirk queda atrapado entre dos dimensiones y sus compañeros emprenden una carrera contra el tiempo para liberarlo.

Una particularidad de esta historia es que Shatner tiene pocas escenas y el protagonismo recae en la figura de Spock donde se luce Leornard Nimoy con su actuación.

Un claro ejemplo de lo que podía ser Star Trek cuando tenía guionistas cuando no distorsionaban el espíritu del programa.

La dupla entre Spock y McCoy funciona muy bien en este conflicto, otra característica que le suma muchísimo a este episodio.

Finalmente completé toda la serie original de Star Trek y pienso seguir adelante pese a esta mala experiencia.

Próxima parada, la serie animada de Filmation.

 

Publicidad

8 Comentarios

  1. Los peinados de Scotty jaja, es verdad. Sin duda, un bajón importante de calidad de la serie después de las dos temporadas anteriores. Spock´s Brain es muy bizarro, parece una película clase B del 50.

    Conseguí por internet una versión de esta temporada en dvd que sí trae material extra, incluye por ejemplo una entretenida anécdota de Nichelle Nichols de como Shatner logro que el beso con Uhura saliera al aire.

    Agrego a la lista de capítulos rescatables «Wink of an Eye», técnicamente curioso. «The Empath» bastante psicológico y «Requiem for Methuselah» el único capitulo que se relaciona con la biblia. La serie animada es mejor, un buen complemento a la serie original y al tener un contexto animado, la escala de varias historias es más grande.

  2. La verdad que la serie original la vi hace tantos años que no me acordaba de que fuera tan mala. Debe ser que uno se queda con el buen recuerdo de chico.
    The Next Generation también tiene bocha de episodios completamente de mas, ridículos, bajos de presupuesto o simplemente bizarros.

  3. Hola Hugo. Esta es la 2da vez que escribo. Antes que nada, agradecerte, puesto que por vos empecé a ver la serie y debo decir coincido plenamente. Desde las 2 primeras temporadas (excelentes y disfrutables), hasta esta bazofia que hicieron de 3era. Aún no pude terminarla dado que los capítulos se me hacen interminables (no hay un personaje femenino que no se enamore de Kirk?). Realmente una lástima. Mucha pena por Shatner, Nimoy, Kelly y cia por las estupideces que se tuvieron que fumar con esos guiones. A pesar de esto, no dejo de sentir admiración por la serie y continuaré con las películas (trataré de conseguir la serie animada).
    Nuevamente gracias.
    Saludos y hasta la próxima!
    Off-topic: humilde pedido para que hagas una review de Kingdom of Spiders de 1977 (con el amigo Shatner).

  4. Hugo, la verdad es que si la estás viendo en forma cronológica, se te va a hacer muy difícil llegar hasta la 3ra. Temporada de «The Next Generation», tanto la Serie Original como la Serie Animada envejecieron mal (además que la producción de Filmation la vas a encontrar muy limitada).
    Si llegas a ese punto, te recomiendo que veas el documental de Shatner «Chaos on the Bridge», que retrata la historia de la producción de los primeros años de TNG. Abrazo!

  5. Que bueno que ya terminaste TOS ahora toca TNG apúrate que ya llega Star Trek Picard!!! 😉 viste algún trailer? O seguís con las pelis? por si te interesa «THE THOLIAN WEB» tiene una especie de «continuación» en Star Trek Enterprise, donde se sabe qué paso con la USS DEFIANT es un excelente capítulo doble que además homenajea a TOS de una forma que todo fan Amo!!!

  6. «…el pacto de silencio entre los trekkies con respecto a esta situación» jajaja
    A esta franquicia se la disfruta y se la sufre también, es parte del encanto, como te íbamos a quitar esa experiencia? XD

    Al menos a Scotty lo actualizaban, pero a Chekov lo querían meter en formol a la fuerza, el tipo ya tenia +30/40años y lo seguían vendiendo como el «jovencito/adolescente»

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.