El Disney olvidado: Midnight Madness (1980)

Publicidad

Una interesante rareza de Disney en este período de exploración que tuvo el estudio a cargo de Roy Miller durante los años ´80.

Midnight Madness fue una propuesta humorística desarrollada en el terreno de la comedia de enredos con estudiantes universitarios que estaba de moda por aquellos días.

Una década atrás la compañía había explorado esta temática con la saga de Dexter Railey, protagonizada por Kurt Russell, que trabajaba elementos fantásticos.

En este caso la trama exploraba con más realismo el ambiente colegial a través de un conflicto que evocaba el concepto del juego de la búsqueda del tesoro.

Un estudiante reunía cinco equipo que debían resolver una serie de pistas para encontrar el premio escondido en una parte de la ciudad de Los Ángeles.

Cada grupo estaba conformado por los clásicos estereotipos de la comunidad universitaria, donde no faltaban los nerds, especialistas en matemáticas y ciencias, los deportistas matones y los rebeldes, entre otros.

La trama seguía a cada equipo cuyos personajes vivían diversos enredos durante una noche.

Midgnight Madness es recordada por dos cuestiones muy locas.

En primer lugar fue una película que no se promocionó inicialmente como una propuesta de Disney, porque Miller entendía que el público universitario al que apuntaba la historia no iría a verla si aparecía el logo del estudio.

El afiche presentaba una serie de caricaturas con los personajes de la trama, muy similar a lo que se había hechos en otros filmes populares de fines de los ´70, como Rock and Roll Highschool y Animal House.

Como pueden ver en la siguiente imagen el nombre de la compañía quedó afuera de la campaña publicitaria.

Otra particularidad es que el reparto reunió a un grupo de artistas desconocidos en ese momento que luego desarrollarían toda una carrera en Hollywood.

Entre ellos se destacan los nombres de Michael J. Fox, David Naughton, protagonista del clásico Un hombre lobo americano en Londres (de John Landis) y Paul Reubens, quien un tiempo después se haría conocido con el personaje de Pee Wee Herman.

Si bien el contenido humorístico no tenía referencias sexuales o escatológicas, como otras propuestas de ese período, el tono de la comedia era menos inocentes que el resto de las películas de Disney.

Motivo por el cual fue la segunda producción de este sello en recibir la calificación PG después de El abismo negro, en 1979.

Un aspecto interesante de esta propuesta es que hoy representa un retrato muy interesante de lo que era la cultura popular de comienzos de los años ´80.

Algo que también se puede percibir en la banda de sonido, centrada en la música disco, que tenía una enorme popularidad en ese momento.

Midnight Madness no funcionó en la taquilla cuando se estrenó en febrero de 1980, pero la película luego se convirtió en una obra de culto un tiempo después con sus emisiones en la televisión, muy especialmente en el canal HBO.

La popularidad tardía que obtuvo esta producción inclusive inspiró la creación de este tipo de juegos de pistas en Arkansas, Texas, California y Georgia que en la actualidad todavía cuenta con sus adeptos.

La dirección corrió por cuenta de Michael Nankin y David Wechter, quienes luego escribieron el film de terror The Gate (1987), que representó el debut de Stephen Dorff.

Otra curiosidad interesante es que en Disney recién reconocieron la producción de esta película en el 2004 cuando la editaron en dvd oficialmente con el logo y nombre de la compañía.

A continuación pueden ver un avance.

Publicidad

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.