Brigitte en acción: El clásico pulp de Lou Carrigan

Publicidad

¿Se acuerdan de este emblemático póster?

Uno de los afiches más populares de los años ´90 donde Quentin Tarantino le rendía homenaje a bastardeada literatura pulp.

Esas novelas baratas que fueron tan populares entre las décadas de 1950 y mediados de los años ´80 y entretuvieron a generaciones de lectores a través de diversos géneros como la ciencia ficción, el terror, el western y el policial negro.

Estas propuestas ocuparon en  el campo literario el lugar que el cine clase B tuvo en la industria del séptimo arte; relatos que a menudo fueron repudiados por la comunidad intelectual al ser considerado basura sin ningún tipo de valor.

Sin embargo, para millones de lectores en el mundo resultaron un entretenimiento apasionante y con el paso del tiempo sus autores fueron valorados por quienes consumían estas obras.

Entre esos artistas Lou Carrigan es probablemente el más querido de todos, muy especialmente en el mercado de habla hispana donde tuvo un suceso arrollador con la emblemática espía Brigitte «Baby» Montfort.

Si Lou no se hubiera llamado en realidad Antonio Vera Ramirez y en lugar de haber nacido en Barcelona su origen hubiera sido norteamericano no tengo dudas que Brigitte se hubiera convertido en un ícono cinematográfico dentro del género de acción a la altura de James Bond.

Por lo menos, en el peor de los casos hubiera tenido una serie de televisión.

Lamentablemente Lou nunca pudo consolidarse en el mercado estadounidense y su obra se concentró, con una enorme repercusión, en Europa y Latinoamérica, muy especialmente en Brasil, donde se convirtió en uno de los escritores más populares de ese país durante muchos años.

Carrigan comenzó a escribir las aventuras de la mejor versión femenina de Bond en 1965 y publico su última historia en 1992 donde puso fin a una serie de 500 novelas.

Sí, ese no fue un error de tipeo y leyeron bien.

500 libros publicados con el mismo personaje, un récord que debería ser parte de los registros del grupo Guinness. Tengo entendido que hubo negociaciones para concretar esta cuestión, ya que no hay demasiados antecedentes en el género.

Hace poco descubrí las aventuras de este personaje y no podía evitar recomendarlas ya que es probablemente lo mejor que leí dentro del género pulp.

Son esa clase de propuestas que resultan tan gratificantes en tiempo de crisis como la que atraviesa nuestro país en estos días.

Si no te desconectás con algo en algún momento, con lo que sea, el cerebro se quema y caes en un pozo de angustia del que es complicado salir.

Por eso estas propuestas de escapismo puro siempre fueron valoradas por mucha gente.

En esos momentos donde no tenés ganas de leer un libro profundo o complejo y simplemente buscás un pasatiempo disfrutar un thriller la saga Brigitte en acción es una apuesta segura.

Los orígenes de Baby

Hasta la aparición de Brigitte en el mercado pulp el género estaba poblado por héroes masculinos donde los roles femeninos estaban limitados al rol de la damisela en apuros o interés romántico del protagonista.

Para las mujeres el mundo de la acción y las intrigas policiales estaban vetados y las lectoras tenían que conformarse con los romances de Corín Tellado, donde la realización personal de las heroína pasaba por encontrar un tipo con el que pudieran casarse.

En este contexto fue que apareció un personaje especial que cambiaría esta cuestión y que le debe su origen al suceso de las saga de 007 a mediados de los años ´60.

En 1965 a los dueños de la editora brasileña Monterrey se les ocurrió explotar el fenómeno del agente secreto con una nueva colección que desarrollara el concepto de la Chica Bond en la literatura pulp.

Así nacía la serie ZZ7, una obvia referencia a 007, que presentaría la aventuras de la espía Brigitte Montfort con las espectaculares y sugerentes portadas ilustradas por el artista brasileño Benicio.

El personaje se convirtió en un suceso inmediato por la sencilla razón que capturó la atención del público de ambos géneros.

Para la platea masculina era un exponente del cine Bond que resultaba mucho más interesante por las características de la heroína y para las mujeres era un propuesta diferente, donde la protagonista tenía problemas más relevantes que esperar a que un tipo le proponga matrimonio.

Brigitte se presentaba como una audaz periodista que trabajaba para la CIA y era la hija de una famosa espía francesa que había operado en la Segunda Guerra Mundial.

Los relatos estaban encarados en el terreno del espionaje donde la heroína a menudo quedaba comprometida con intrigas políticas, atentados terroristas y conspiraciones relacionadas con la Guerra Fría.

Experta en artes marciales y en el uso de diversas armas, bajo el nombre clave de Baby, Brigitte vivió numerosas aventuras en novelas muy entretenidas que se leían rápido y rara vez superaban los 16 episodios.

Debido al tono que tenían las portadas en algún momento se llegó a creer que eran libros pornográficos, un concepto que no podía ser más erróneo.

Si bien Carrigan le añadía a sus relatos cierto erotismo, que hoy resulta muy inocente, no había descripciones explícitas de las relaciones de Brigitte.

Esos momentos se trabajaban como el cine Bond, donde se mostraba al protagonista con alguna amante pero la cámara no se detenía en esos hechos.

Las ilustraciones de Benicio, que recordaban a la Vampirella de Pepe González, tenia un marcada impronta erótica para llamar la atención de los lectores pero los relatos estaban orientados en otra dirección.

 

Eventualmente el suceso comercial de la saga ZZ7 generó que la espía tuviera su propia colección titulada Brigitte en acción.

En 1979 Bond llegó al espacio con Moonraker y fue una cuestión de tiempo para que luego sucediera lo mismo con la heroína de Carrigan.

Inclusive los títulos de la historias remitían a los filmes de 007.

Muchos de estos libros hoy son complicados de conseguir en su formato físico, si bien en España salieron colecciones hace poco que recuperan la obra de Carrigan con este personaje.

No obstante, hay centenares de novelas de esta saga que se pueden encontrar con facilidad en internet para leer a través del Kindle.

Como se imaginarán en una serie que comprende 500 historias seguir una cronología es una tarea imposible. Afortunadamente las historias por lo general son autoconclusivas, salvos los arcos argumentales que se narran en dos partes.

En ese caso los libros disponibles en la web los presentan en un mismo tomo.

Por ese motivo si les interesa esta propuesta pueden empezar por cualquier historia ya que los relatos no están atados a una continuidad rigurosa.

De todos, en lo personal recomiendo como primera lectura, El salario de los espías, una propuesta especial ya que narró la historia de origen de Brigitte.

Esa novela da muchos detalles de su vida familiar, el modo en que se convirtió en una agente de la CIA y su primera misión donde se presentan a los personajes secundarios que luego aparecerán en el resto de sus aventuras.

Para los amantes del pulp es una propuesta que recomiendo ya que es muy entretenida y resulta ideal para desconectarse con una historia de acción y espionaje.

En el ultimo tiempo cuando tengo ganas de leer algo ligero las aventuras de Brigitte o los misterios del Precinto 87 de Ed McBain son dos alternativas fijas que nunca me decepcionan.

 

Publicidad

7 Comentarios

  1. Gracias Hugo por la recomendación.

    Ando con algo de lectura ligera y me viene como anillo al dedo.

    Me llama al atención que hoy en día con todo el tema de presentar personajes femeninos fuertes y el emponderamiento, no haya explotado Brigitte. Es más, lo imagino al estilo de filmación de la trilogía Bourne original y sería una locura!

    Creo Hugo que tu lista de «proyectos de filmes porque soy un multi-millonario excéntrico» merece una segunda edición jaja.

    Abrazo!

  2. Me encantó la data sobre Brigitte… Sale buceo por la Web tomando tu recomendación y teléfono para Netflix? Un personaje que promete, en manos de un buen creador, ya sea en serie animada (se me cruza la serie bizarra Archer) o de carne y hueso.

  3. Necesito encontrar los tres números que me faltan para completar la colección voy bastante tiempo detrás de ellos ya que desde pequeña soy adicta a esta colección los números son 180 211 262 del formato Archivo Secreto Lou Carrigan Brigitte en acción

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.