Historia de Wonder Woman: Volumen 3

Publicidad

EPISODIO 9: CRISIS INFINITAS (Parte 1)

Salvo por la saga épica, La guerra de los dioses, que concibió George Pérez en 1991,  Wonder Woman por lo general se quedó afuera de los grandes eventos editoriales de DC durante la era moderna de los cómics.

Si bien se podía ver a la heroína dentro de propuestas como Invasión y Hora Cero, no dejaba de ser un personaje más de relleno donde no tenía tanto protagonismo dentro del conflicto central.

Con la llegada del siglo 21 esta situación fue redimida dentro de un período apasionante que atravesaron las creaciones de esta compañía a partir del 2005.

Como si se tratara de una especie de reivindicación moral de los artistas, tanto Diana como Donna Troy jugaron un papel clave en lo que sería la gestación de la miniserie Crisis infinitas, uno de los eventos más importantes que se registró en el género de superhéroes de las últimas décadas.

Una continuación de la revolucionaria Crisis en la Tierras Infinitas, de 1985, que había relanzado todo este universo de ficción con nuevas encarnaciones de sus personajes principales.

Este fue un período donde los argumentos y las temáticas trabajadas se volvieron bastante densas y oscuras.

La semilla de este cambio en la dirección de los cómics se gestó con la polémica serie limitada Crisis de identidad, publicada en junio de 2004, que giraba en torno al asesinato de la esposa del Hombre Elástico.

Un hecho que ya de por sí era bastante perturbador debido a que se trataba de un personaje femenino simpático que había tenido sus buenos momentos en la Liga de la Justicia Europa, de los años ´90.

No voy a mencionar en esta nota la resolución del homicidio para no arruinarles la propuesta a quienes no la leyeron.

Si podemos mencionar que la resolución de ese conflicto tuvo enorme repercusiones en la comunidad de superhéroes, donde la desconfianza entre sus integrantes se incrementó a niveles que no tenían precedentes en la comunidad de la Liga.

Esto llevo a Batman a crear un satélite especial llamado Hermano Ojo dedicado a monitorear la actividad permanente de sus amigos y el resto de seres con poderes sobrenaturales.

Para alguien que no estaba familiarizado con el mundo de los cómics empezar a leer algo de DC en esta etapa requería una paciencia especial debido a la que la companía durante ese período no paró de sacar especiales conectados entre sí.

Todas estas propuestas tenían el fin de construir la gran Crisis Infinitas anunciada para diciembre 2005.

Si eras fan de este universo de ficción ese año fue bastante intenso por el rumbo que tomaron la mayoría de las colecciones y los personajes centrales.

El especial Cuenta regresiva a las Crisis infinitas dejó a más de un lector en estado de shock cuando se revelaba que el querido Blue Beetle, un emblema de la Liga humorística de los ´80, moría ejecutado de un tiro en la cabeza por Maxwell Lord, fundador de esa etapa del grupo.

Ted Kord, el Bicho, descubría que Lord, quien resultaba ser un criminal, se había apropiado del satélite creador por Batman y planeaba utilizarlo para manipular a los superhéroes y gestar una guerra entre ellos.

El bicho descubría sus intenciones y las cosas no terminaban bien para él. Para el fan de DC el final de ese argumento fue muy perturbador y dejaba a los lectores con bronca y tristeza por todo el cariño que había despertado este integrante de la Liga.

Un relato de corte policial que concibieron Geoff Johns, Judd Winnick y Greg Rucka, quien en ese momento era el guionista de Wonder Woman.

Cuando los lectores todavía no había terminado de digerir ese final, Rucka levantó la puesta y sacudió el mundo de la amazona con uno de los acontecimientos históricos más importantes que se registraron en la bibliografía de la heroína.

Tras la muerte de Blue Beetle, Boster Gold (su mejor amigo)y Wonder Woman se dedican a investigar el asesinato de Kord y eventualmente resuelven el misterio en un clímax que paralizó en aquellos días a todo fan de la heroína.

Maxwell Lord, que para entonces estaba completamente sacado, había creado un ejército de cyborgs para aniquilar a todos los seres con superpoderes. Un plan que había contado con la asistencia de un individuo que sería clave en la miniserie Crisis infinitas.

La resolución de este conflicto tuvo lugar en el histórico número 219 de Wonder Woman, publicado el 27 de julio de 2005.

Durante el clímax Maxwell Lord manipulaba mentalmente con sus poderes psíquicos a Superman, con el fin de asesinar a Batman.

Diana intervenía a tiempo  y descubría que la única manera que tenía de liberar al Hombre de Acero de la posesión que sufría era matando a Lord, una elección que se contraponía con la raíces de sus principios de vida e ideología.

No referimos a Wonder Woman, el ícono pacifista asociado con la compasión más que la con la justicia impuesta a través de los puños.

Si bien en el pasado se había cargado a un par de criaturas mitológicas esas acciones formaban parte del contexto de un batalla.

Matar a Lord era otra historia distinta porque no dejaba de ser una ejecución, por más que tuviera la buena intensión de salvar a su amigo.

Una genialidad absoluta del autor Greg Rucka que confrontaba a la heroína con el mayor dilema moral y drama humano que había enfrentado en años.

Diana optaba por salvar a sus amigos y asesinaba a Lord de un modo brutal en un acto que era transmitido por los satélites de Lord en en vivo alrededor del mundo.

De este modo se quebraba la Trinidad de DC cuyas relaciones personales llegaban a su fin pese las buenas intenciones de la amazona.

El caradura de Batman, en cuyo armario se esconde una fosa común y había creado al satélite que espiaba a sus compañeros, la condenaba como una asesina fría por no haber encontrado otra solución.

Por su parte, el careta de Superman, al que le había salvado la vida, la juzgaba por el asesinato a sangre fría de Lord, en uno de los mayores momentos hipócritas que se registraron en la bibliografía del Hombre de acero.

Años atrás él mismo había ejecutado tres criminales de guerra de Kriptón para luego exiliarse en el espacio tras esos hechos.

De ese modo Wonder Woman pasaba a convertirse en una paria de la comunidad de superhéroes que desconocían la verdad detrás de esos hechos y sólo contaban con la imágenes del video de la ejecución.

Dentro de la era moderna de la saga de la amazona este número marcó una bisagra en el argumento que tuvo enorme repercusiones en su colección individual hasta el 2011.

Diana se entregaba a la Justicia por la muerte de Lord mientras el villano que estaba detrás de estos hechos se regocijaba con la Trinidad quebrada.

Un ciclo de la editorial DC fantástico de esos que se dan una vez cada 20 años y resulta apasionante de leero por todo el culebrón argumental que se había construido.

Continuará.

Publicidad

10 Comentarios

  1. Recuerdo que esta fue la única colección que tuve alguna vez de DC y me encanto. Habia muchas cosas que no entendía y me quedaron colgadas, pero fui muy feliz. Recuerdo que las ilustraciones eran geniales.

  2. Los de Warner quieren adaptar la versión en serie de las tierras infinitas y ya confirmaron a Lynda Carter y Bradon Routh, además de que los Titans estarán en el crossover. Que pensas de esto? Yo le pongo un par de fichas!
    Saludos!

  3. Ahhh, la bronca x como trataron a todos los ex JLI, Máx, bicho, astro, Sue, Ralph, DIMITRI…. parecía un ensañamiento con esos personajes.

  4. Conozco algo de esas historias. Es perturbador como se resolvió el tema de ese asesinato, con el villano que fue el sospechoso. Y el papel que tuvo Zatanna, una heroína que generalmente tiene rasgos positivos. Fue algo polémico a lo que Batman se opuso.

    Tal vez sea algo perturbador que Blue Beetle haya sido asesinado con un disparo de revólver. ¿Cómo puede pasarle eso a un integrante de la Liga? Maxwell Lord ya había demostrado que no era alguien confiable.

    Es perturbador que Batman haya desencadenado un gran desastre con uno de sus planes de contigencia. Y no es la primera vez que ocurre. Y elude su responsabilidad frente al tema, en el diálogo con Superman.
    No es la resolución más ideal la de matar a Maxwell Lord, pero está claro que el villano no le dejó otra resolución, tal vez prefieriendo su propia muerte como recurso. Es interesante el planteo del personaje que estuvo infiltrado en la embajada de Themecyra.

    Se está anunciando la Crisis en el Arrow Verso, habiéndo sacrificado Green Arrow por un trato con el Monitor, personaje que se ha mostrado cercano a ser un villano, con tal de proteger el Multiverso.
    Lynda Carter ha estado en Supergirl, como la presidente favorable a los extraterrestres. Que ha tenido que renunciar al descubrirse que ella misma era una extraterrestre.

  5. Obviamente salvando las distancias lo de Man of Steel en donde Superman mata a Zod porque no lo quedó de otra estaría inspirado en lo de Wonder Woman con Maxwell Lord?

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.