Band of Brothers/The Pacific: Parte cuatro

Publicidad

: Reemplazos

Otra intensa entrega de esta miniserie donde los pobres miembros de la Easy Company no tienen respiro.

Este episodio fue muy interesante y tuvo como telón de fondo la Operación Market Garden que representaría el mayor fracaso militar de los Aliados frente a las tropas alemanas.

100 mil soldados participaron de esta misión desarrollada entre el 17 y el 24 de septiembre de 1944, que tenía como objetivo darle el golpe definitivo a Hitler para terminar la guerra antes de la Navidad de ese año.

La tarea de los soldados era liberar una serie de puentes que les permitiría a la fuerzas aliadas cruzar el río Rin para entrar directamente en Alemania.

Si bien los primeros puentes los ocuparon con facilidad y liberaron de los nazis a varias ciudades holandesas luego la situación se complicó con la derrota en Arnhem, el obstáculo final para acceder a Berlín.

La contraofensiva de la fuerzas de Hitler causó más bajas a los aliados que las que tuvieron en el desembarco a Normandía y eventualmente tuvieron que replegar las tropas y estudiar otro modo de entrar en Alemania.

En este contexto se desarrolla este episodio de Band of Brothers que explora los vínculos que se desarrollaban entre los veteranos y los reemplazos novatos, quienes caían bajo el fuego enemigo con facilidad debido a la falta de experiencia.

Algunos de los soldados construían vínculos más estrechos con los nuevos integrantes mientras que otros elegían tomar distancia debido a el modo en que los afectaba luego las muertes de los reemplazos.

Hay varios momentos intensos en este relato con algunas situaciones que retratan la locura que se vivía en aquellos años.

Durante la liberación de la ciudad holandesa de Eindhoven asistimos al tratamiento brutal que se les daba a las mujeres que se habían acostado con los nazis o colaboraban con el régimen.

También se muestra como niños que no tendrían más de 10 años se desempeñaban como espías efectivos de la Resistencia, para el desconcierto de los norteamericanos.

La segunda mitad del conflicto se centra en la figura del soldado Denver «Bull» Radleman, quien queda aislado de sus compañeros tras la batalla de Nuenen, rodeado de tropas enemigas.

Un relato que permitió destacarse a un muy buen actor subestimado como es Michael Cudlitz.

Cudlitzs es esa clase de artistas que rara vez obtienen papeles protagónicos destacados y desarrollan sus carreras en roles secundarios que no pasan desapercibidos.

Este artista debutó en Hollywood a comienzos de los años ´90 en la serie Beverly Hills 90210 y partir de su labor en Band of Brothers se convirtió en una cara frecuente en numerosas series de televisión populares.

Podemos citar entre ellas 24, Prison Break, Crminal Minds, Lost y The Walking Dead, donde encarnó a Abraham Ford, el personaje más aclamado hasta la fecha de su filmografía.

En esta producción de HBO también tuvo muy buenos momentos y quedó en el recuerdo como el soldado que nunca se separaba de su habano.

Otra figura famosa que tuvo una participación secundaria en esta entrega es James McAvoy, quien encarna a uno de los nuevos integrantes de la Easy Company.

La dirección corrió por cuenta de David Nutter, que luego trascendería como uno de los realizadores más elogiados de Game of Thrones y obtuvo un Premio Emmy por su labor en este episodio de la miniserie.

: Gloucester/Pavuvu/Banika

Mientras tanto en el Pacífico nos encontramos con el episodio más depresivo de esta producción.

Un capítulo que podría tentar a más de un espectador a abandonar la serie, ya que su visionado a esta altura se volvió complicado.

No sólo no se establece ninguna conexión emocional con los personajes sino que hay muy pocas escenas de combate y las pocas batallas son redundantes.

Otra vez vemos breves combates nocturnos, donde los japoneses prácticamente se suicidan antes las tropas aliadas sin ofrecer demasiada resistencia.

Si embargo, como ya expliqué en otra entregas de este informe, al ver The Pacífic en simultáneo con Band of Brothers el complemento tiene mucho más sentido.

Este capítulo en particular quedó en el recuerdo como el más oscuro que se ofreció en esta propuesta.

La trama desarrolla una exploración impecable y profunda del estrés post-traumático y los cuadros depresivos que un soldado puede presentar luego de vivir situaciones de violencia extrema.

No hay tantas películas que se dedicaran a explorar esta temática por la sencilla razón que no es algo entretenido de ver.

Uno de los pocos antecedentes es el film Jarhead, de Sam Mendes, con Jake Gyllenhaal que exploraba la consecuencias psicológicas que generaba el tedio de los soldados que no entraban en combate y estaban aislados en regimientos donde no había demasiada actividad.

Esa película giraba en torno a la Guerra del Golfo de los años ´90 pero también tenía como temática central los cuadros depresivos en los combatientes.

Tras el descanso en Australia los marines destinados al Pacífico regresan al combate y esto deriva en diversas repercusiones emocionales entre ellos.

En el caso de Robert Leckie se traduce en un profundo bajón emocional que inclusive le genera incontinencia urinaria.

Todo el episodio en su integridad te deja en un estado anímico horrible por todas las situaciones que se muestran dentro de está temática.

Soldados que se suicidan, las condiciones climáticas de la jungla y el conflicto de Leckie construyen un ambiente desolador.

La situación tampoco mejora cuando lo trasladan a un hospital psiquiátrico donde las situaciones que vive no son demasiado alentadoras.

The Pacific tiene un ritmo narrativo mucho más lento que Band of Brothers y esto podría tentar a algún espectador a abandonar la serie.

Sin embargo, también hay que reconocerle  que ahonda con más profundidad en temáticas del género bélico que no fueron trabajadas con frecuencia en otras producciones.

Publicidad

3 Comentarios

  1. Para ahondar en el capítulo 4 de «Band of brothers» hay que leer «Un puente demasiado lejos» de cornelius Ryan (y ver también la película el mismo nombre) y «La batalla de los puentes» de Anthony Beevor.

  2. Anthony Beevor tiene libros de un montón de batallas importantes. Mí viejo leyó un par y le parecieron fabulosos.
    Hay una buena batalla de tanques en este episodio. No tan buena como la del episodio anterior, pero que es bastante realista. Es bueno el laburo que se tomaron, tanto en Band of Brothers como en Saving Private Ryan de usar tanques correctos (o lo más correctos posibles) en vez de usar tanques actuales con insignias cambiadas, cosa que se ve bastante en el cine bélico, aún en súper producciones (Patton por ejemplo)

    La película «Un puente demasiado lejos» que sigue toda la operación en todos los frentes está muy buena. Y tiene un elencaso.

    Un comentario menor. La operación es «Market Garden».

    Saludos

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.