Band of Brother/ The Pacific: Parte 3

Publicidad

: Carentan

Una intensa entrega de esta miniserie pese a la pifiada que se mandaron los productores en torno a la rigurosidad de los hechos que en general respetaron bastante.

Este episodio es muy interesante no sólo por la temática que explora sino que además retrata dos batallas relevantes de este conflicto bélico.

La primera parte de la trama se centra en el combate de Carentan, en Francia.

Una misión clave de la Easy Company que tenía como objetivo mantener las cabezas de playa en Utah y Omaha en la región de Normandía para habilitar el refuerzo de las tropas que desembarcaban en la zona.

Una derrota ante las fuerzas alemanas hubiera generado un retraso en la reunión de los regimientos norteamericanos y en consecuencia un importante freno de la invasión de los aliados.

La realización de este episodio corrió por cuenta de Mikael Salomon, un reconocido director de fotografía colaborador de Spielberg (Siempre), James Cameron (El Abismo), Frank Marshall (Aracnofobia) y Ron Howard (Llamarada).

En esta labor el tratamiento de la acción estuvo muy influenciada por la labor de Spielberg en Rescatando al soldado Ryan y la batalla final con la que concluye esa historia.

Salomon añade su dirección tintes del cine documental y captura muy bien el terror de esa batalla que representó numerosas bajas para la Easy Company.

En materia de violencia este es un capítulo intenso donde la tensión es permanente.

Tras un breve descanso los protagonistas se dirigen al sur para intervenir en la Batalla de Bloody Gulch, que fue otra carnicería donde jugaron un rol clave las unidades de tanques de ambos bandos.

Estos dos combate son entrelazados por la misma premisa argumental a lo largo de todo el episodio: El miedo.

La trama explora el modo en que los soldados lidiaban con estas situaciones traumáticas de tensión extrema que repercutía en ellos según su personalidad.

Para algunos era una inyección de adrenalina que los mantenía despiertos durante la acción y otros quedaban completamente paralizados sin poder reaccionar ante el ataque enemigo.

Este conflicto es retratado desde la visión de Albert Blythe, un integrante de la Easy Company que perdió a sus compañeros durante el salto en paracaídas en el Día D.

Tras quedar varado en el territorio ocupado por los alemanes consiguió unirse a otra división.

El trauma que sufrió  Blythe tras la batalla de Carentan lo llevó a experimentar un caso de ceguera temporal, que era común en los soldados que vivían situaciones de ese nivel de tensión, como la que se se muestra en este capítulo.

Luego se recuperó y logró tener una participación activa en la Batalla de Bloody Gulch.

Con la representación de esta historia real los productores cometieron un error desconcertante en la miniserie.

Blythe fue herido por un francotirador el 25 de junio de 1944, el día de su cumpleaños 21, mientras lideraba una misión de reconocimiento. Por ese hecho recibió la medalla del Corazón Púrpura que reconoció su valor.

Sin embargo, la serie lo presenta como un solado quebrado emocionalmente donde se le informa al espectador, en el epilogo del episodio, que el joven nunca se recuperó de esa herida y murió unos años después por ese motivo.

Falso.

Blythe no sólo se recuperó de ese hecho sino que nunca dejó de servir en el Ejército y luego participó de la campaña de la Guerra de Corea.

El soldado recién falleció el 17 de diciembre de 1967, a los 44 años, a raíz de una serie de complicaciones que tuvo con una úlcera, una afección que no tuvo nada que ver con la herida que recibió en combate.

No queda claro por qué en Band of Brothers cambiaron estos hechos pare vale la pena aclarar ese error.

A modo de subtrama en este relato también se empieza a gestar la leyenda urbana del soldado Spier como el integrante psicópata de la Easy Company.

: Melbourne

Mientras tanto en el Pacífico nos encontramos con un panorama radicalmente diferente pero no por eso menos interesante

Episodios como este generaron que el público no se enganchara tanto con esta producción como ocurrió con Band of Brothers, donde la acción era permanente.

Sin embargo, cuando se emprende el ejercicio de repasar la dos producciones en paralelo, The Pacific resulta un complemento brillante que lidia con temáticas que no se trataron en la miniserie centrada en el escenario europeo.

En este relato la Primera División de Marines recibe un descanso en Australia tras los intensos combates que vivieron en Guadacanal.

Una temática muy interesante de esta historia se relaciona con los trastornos psicológicos que podían ocasionar la recompensa del ocio en los soldados.

Esos hombres que habían vivido en carne propia situaciones perturbadoras de violencia de repente se encontraban en un paraíso, rodeados de mujeres jóvenes que querían conocerlos y alcohol.

En un principio el panorama parece idílico y la descarga de tensiones se siente liberadora, hasta que la burbuja de ficción se rompe y vuelven a la realidad.

Los soldados entonces chocan con la dura realidad que no estaban de vacaciones sino que tienen que regresar a sus unidades para a enfrentar a los japoneses, un hecho que sumergía a muchos de ellos en un profundo pozo depresivo.

El tema es muy interesante y no lo vi trabajado en otras propuestas con el nivel de detalle que se vio en este capítulo..

La trama en este caso se centró el  soldado Robert Leckie y una historia de amor que vive con una joven de una familia griega que le da alojamiento por unos días.

El affair del marine es despojado de todo tinte hollywoodense y con mucho realismo describe la dificultad que significaba para ambas partes iniciar una relación seria en ese contexto.

Por otra parte, la trama aborda otra cuestión  interesante relacionada con la psiquis emocional de los soldados.

Me refiero a la explotación de los héroes condecorados.

Tras la hazaña de John Basilone en los combates de Guadalcanal el Ejército decide alejarlo de sus compañero para enviarlo a los Estados Unidos a vender bonos de guerra.

Del desquicio brutal de las batallas con los japoneses de la nada estos hombres volvían a su país para ser tratados como celebridades de Hollywood, con el fin de conseguir fondos para la fuerzas armadas.

Este tema también se trabajó muy bien en el film de Clint Eastwood , Flags of our Fathers, que cubrió estos procedimientos con los soldados que participaron de la famosa foto de Iwo Jima.

El cambio brusco de realidades lejos de ser una recompensa para los combatientes luego derivaba en situaciones de depresión, como ocurrió también con el recordado marine Ira Hayes.

La dirección de este episodio quedó a cargo del canadiense Jeremy Podeswa, quien luego trabajo como realizador de otras producciones populares de HBO, como Boardwalk Empire y Game of Thrones.

 

 

 

 

Publicidad

4 Comentarios

  1. Se entiende poco el tema de Blythe, lo que escuché es que es un error que también está en el libro y que probablemente se deba a que a los veteranos de la Easy Company les llegó la historia de que había muerto y cuando se hizo la recopilación eso es lo que contaron.

    Tanto en el libro como en la serie les tomaron la palabra.

    Lo loco es que al tipo le dedicaron un capítulo ENTERO! Guarniere nunca tuvo un capítulo para él solo y a este muchacho le dedicaron uno y lo dieron por muerto

  2. Lo de Blythe siempre me descolocó. Lo peor es al reverlo, porque en cierta medida te afecta la visión -porque sabés que no la queda ahí, sino que vivió mucho más-.

    Todavía no escuché una respuesta/comentario al respecto de forma oficial por terrible pifie. No es que le cambiaron una herida para sumarle drama a la escena -pero después siguió OK, condecorado y demás-, sino que directamente lo borran y además te cambian su destino. Creo que debe ser la única mancha «seria» que tiene BoB al respecto.

    Sobre The Pacific y esa observación, sí. Bah, en BoB lo tenés con Winters en París -un soberbio episodio-, pero no creo que cale tan hondo en la psiquis y esa rotura de la fragilidad de la mente del soldado como lo es el tiempo de ocio. Siempre fue un tema y un arma de doble filo.

    Otro que siempre me llamó la atención fue el mandar a los mejores de vuelta a casa a vender bonos. Por un lado, significa un descanso para el condecorado, pero la moral de la tropa debe ser complicado -se va un buen soldado/líder- y para el propio condecorado también, porque es volver a una sociedad la cual maneja otros ritmos.

  3. Algo extraño sentía de este final del capitulo de band of brothers! Apesar de que el capitulo me pareció genial, notaba un cierto ambiente extraño y a la vez una resolución rápida por lo de final de Blythe. Tenia entendido que Winters también fue a la guerra de corea para entrenar tropas, pero lo de Blythe no tenia idea

  4. Ambrose dió por hecho los testimonios de los miembros de las Easy Company que no lo vieron más y pensaron que había muerto por las heridas. Eso lo tomo que un dato real sin chequear y lo plasmó del libro. Del libro se trasladó a la serie.
    La famila de Blythe mando esa corrección y se modifico en ediciones siguientes del libro pero no así en la serie

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.