El Disney olvidado: Never Cry Wolf (1983)

Publicidad

En un año donde Disney atraviesa el período más oscuro en la historia de la compañía, en materia de creatividad y producciones originales, esta sección rescata esa obras olvidadas que representan en mi opinión la verdadera esencia del estudio.

Resulta triste ver una productora histórica completamente perdida en la explotación de la nostalgia, donde sus únicas ofertas pasan por ofrecer remakes live action de los clásicos de animación del pasado.

Estos producciones que llegan a los cines hoy en día no tienen nada que ver con el nombre de Disney que desde 1950, con el estreno de La isla del tesoro, siempre brindó filmes originales que presentaban alternativas diferentes a las de los dibujos animados.

Por supuesto no todas fueron excelentes y hubo muchas cosas olvidables pero al menos era producciones que exploraban diversos géneros y temáticas.

La nefasta dirección del estudio en la actualidad cuenta con mayores posibilidades económicas como nunca ocurrió en la historia de la compañía, sin embargo los presupuestos millonarios son destinados a elaborar insípidas copias carbón de títulos populares.

La buena noticia es que con la plataforma de streaming que Disney lanzará a fin de año todas estas películas que vengo destacando desde hace años en el blog pronto se podrán conseguir con mayor facilidad.

En esta entrega quiero recomendar una de las obras maestras del cine live action del estudio que surgió en ese período hermoso de los años ´80, en el que la productora decidió desarrollar filmes con contenidos más maduros.

Fueron los años donde se estrenaron muy buenas películas, previamente reseñadas en esta sección, como The Watcher in the Woods, Dragonslayer, Condorman, Tron, Tex, The Journey of Natty Gann, Night Crossing y la vieja y gloriosa Return to Oz.

En otras palabras los tiempos donde Disney realizaba cine de verdad.

Never Cry Wolf fue una propuesta muy especial ya que trabajó el drama de supervivencia con una narración influenciada por el género documental.

La historia basada en hecho reales se centraba en las experiencias del famoso escritor canadiense y ambientalista Farley Mowat en el ártico a fines de los años ´40.

El autor viajó a esa región para investigar a la manadas de lobos que habitaban el lugar y su libro publicado en 1963 tuvo un enorme impacto internacional al cambiar la imagen popular que la sociedad tenía sobre estos animales.

Mowat consiguió que los lobos dejaran de ser vistos como depredadores de humanos para impulsar todo un movimiento en la preservación de esta especie.

Jack London había hecho algo similar con su obra Colmillo Blanco a través de la ficción años atrás, sin embargo la labor del canadiense estaba centradas en sus propias experiencias reales con los animales.

En 1983 Disney adoptó el libro en una gran producción dirigida por Caroll Ballard, responsable de El corcel negro (1979).

Charles Martin Smith, el recordado integrante de Los intocables, Oscar Wallace, encarnó a Farley Mowat en lo que sería el trabajo más importante y demandante de su carrera.

La película tuvo un rodaje de dos años en Alaska, algo que no tenía precedentes en ninguna otra producción de Disney hasta ese momento.

Smith no sólo interpretó el rol principal sino que además estuvo vinculado con todo el proceso creativo del film, motivo por el cual dentro de su filmografia Never Cry Wolf representa la obra favorita del artista.

En la trama el biólogo Mowat es enviado por el gobierno de Canadá a una zona aislada del ártico para investigar las misteriosas desapariciones de renos.

La hipótesis oficial en principio relaciona la causa con un incremento en la población de las manadas de lobos.

Sin embargo, cuando el investigador se establece en el lugar descubre que los lobos no sólo no eran los depredadores de humanos y mamíferos que se creían, sino que otra amenaza peor se relaciona con la matanza de renos.

Un característica muy especial de este film es que la dirección de Ballard fue desarrollada con las técnicas del cine documental, con el objetivo de crear una experiencia inmersiva en los espectadores.

Por ese motivo gran parte de Never Cry Wolf no se siente como la típica obra de Disney debido al realismo de las situaciones que se presentan.

El director logra que el relato sea apasionante a través de un relato que tiene muy pocos diálogos y se centra su atención en la única presencia de Smith y la relación que gesta su personaje con los lobos.

El 80 por ciento del film describe la experiencia de supervivencia del protagonista en ese ámbito salvaje y pese a la ausencia de otros personajes humanos la trama nunca se vuelve aburrida.

Brian Dennehy, el recordado sheriff de Rambo, tiene un breve rol secundario, junto con otros cinco actores que completan el reparto.

Esta película también quedó en la historia de este estudio al incluir el primer desnudo frontal de un personaje masculino, en una escena donde Smith corría junto a una manada de renos.

Algo imposible de concebir en la actualidad.

La película Pollyanna, de 1960, había presentado el primer desnudo del estudio en una escena donde un niño nadaba en un río, pero en el caso de esta producción la secuencia era más extendida y retrataba al protagonista literalmente como llegó al mundo.

En 1983 Never Cry Wolf fue aclamada por la impresionante fotografía del japonés Hiro Narita, quien hizo un trabajo impresionante a la hora de retratar la belleza de los paisajes naturales de Alaska.

Un realizador que previamente había sido colaborador de cineastas famosos como Martin Scorsese (El último Valz), Francis Ford Coppola (Apocalipsis Now), George Lucas (American Graffiti) y Steven Spielberg (Always).

Luego de este film trabajó en otros clásicos de Disney como Querida encogí a los niños y Rocketeer.

Una película memorable y diferente que surgió en un período fantástico para el cine live action de Disney donde se animaban a tomar riesgos artísticos.

A continuación puede ver un fragmento de este clásico.

 

 

 

Publicidad

8 Comentarios

  1. Decime si me equivoco, en esta pelicula, es donde el protagonista, en cierto punto comienza a comer lauchas o ratas, como hacian los lobos??? si es esta pelicula, no tenia ni idea que era de Disney ( puede ser que estas peliculas en realidad las distribuian a traves de Touchstone pictures), tengo un vago recuerdo, pero la voy a revisionar buscandola por «ahi».

  2. Esa misma Emanuel, el personaje encontraba la proteína que necesitaba para sobrevivir de las ratas.
    El sello Touschstone surgió después, esta película en particular fue parte de Walt Disney Pictures.

  3. No la conocia.

    Cuando veo Touchstone me hace acordar a my science projcct que dicho sea de paso es raro que no se hizo un remake, al igual que nigth of the creeps! (mejor)

    PD offtopic: Mas q post data es post mortem.. michael b jordan haria de morfeo joven wtf..

    Saludos

  4. Creo Hugo que se podría armar tranquilamente un topic llamado «El Disney Olvidado: Disney».

    Es preocupante -igual sucede en el mundo del cine en general- que Disney no tenga una idea fresca hace años. Hoy en día todo es un refrito de películas de los ’90, obviamente metiendolé un refresh con la corrección política de turno. La vienen salvando Marvel y Pixar, porque si es por la casa del Ratón en sí…

    Sobre la peli, realmente la desconocía. ¿Podría catalogarse dentro de «falso documental»? Porque está basado en un estudio de los lobos que fue verídico, pero tiene toda una trama detrás «inventada». Debe ser muy demandante mentalmente un trabajo así para el actor, recordé un poco a Tom Hanks con Castaway.

    Increible que hoy en día una escena de desnudo generaría un quilombo madre -que porque es hombre blanco caucásico, que no es de tal género, que lo otro-. No sé, estoy bastante hastiado de toda la corrección política y el dedito acusador.

    Abrazo Hugo!

  5. Es muy parecida a El ártico una película que se estrenó hace poco y nadie la dio bola. Tiene esa característica de drama de supervivencia pero está narrada con una onda documental.
    No la calificaría de falso documental pero está ahí cerca.
    Abrazo.

  6. Holi.
    Primero que nada, debo agradecer muchísimo que hayas retomado esta sección, pues gracias a tus reseñas de los viejos films de Disney he encontrado bastantes películas que he amado y jamás habría imaginado que hubieran salido de la casa del ratón❤
    Concuerdo totalmente con tus primeros párrafos, después de ver tantas joyas olvidadas de este estudio, es lamentable lo mucho que se han encasillado al momento de generar contenido de calidad cuando antes no escatimaban ni por un segundo en experimentar con muchos géneros.

    ¿Has visto o has considerado reseñar Babes in toyland con Annette? Tengo entendido que fue la primera producción musical a live action hecha por Disney y creo que sería interesante darla a conocer con todos sus pros y sus contras (:

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.