ReMastered: La encrucijada del diablo

Publicidad

es una gran serie documental de Netflix que explora misterios no resueltos y hechos trágicos relacionados con grandes figuras de la música.

Son especiales que rara vez superan la hora de duración y brindan muy buenos análisis de estos temas pese a que el material cuenta con una duración limitada.

La última entrega se relaciona con una de las mayores incógnitas en la historia de la música como es la vida del blusero .

Un artista, que como muchos colegas de su género, tuvo una existencia trágica plagada de situaciones tristes y deprimentes. Pese a todo, a través de su talento revolucionó la música popular contemporánea con apenas 29 canciones grabadas y cimentó la bases del sonido que más adelante se convertiría en el rock and roll.

Más allá de sus virtudes como guitarrista, Johnson pasó la historia por la famosa leyenda que gira en torno a su carrera y el contenido de sus canciones.

Nos referimos a un joven de veinte y pico de años que presentaba un desempeño amateur y mediocre como músico y tras un misteriosa ausencia de un año en su pueblo natal regresó convertido en el más grande guitarrista de su tiempo.

El relato que le vendió su alma al diablo a cambio de fama y talento inmortalizó su nombre en la cultura popular y su música tuvo una enorme influencia en todas la camada de bluseros de las décadas de 1950 y 1960, además de artistas del rock como Bob Dylan, los Rolling Stones , Eric Clapton y Led Zeppelin entre otros,

La realidad es que el misterio de Robert Johnson probablemente nunca será resuelto de manera definitiva por lo que cada persona es libre de elegir que versión prefiere creer.

ReMastered presenta un excelente tratamiento de esta cuestión porque le brinda al espectador las dos campanas de la historia con muy buenos fundamentos y testimonios.

La versión del pacto con el Diablo es muy interesante por las numerosas referencias que hay en las letras de Johnson, no sólo al propio Satán sino también a elementos de la magia negra y los rituales de la cultura voodoo.

Digamos que el tipo en algo andaba o por lo menos estaba instruido en el tema.

¿Cómo se explica que de la nada absoluta una persona que era literalmente un desastre con un instrumento musical en apenas un año se convirtiera en un músico prodigio?

Uno puede entender que el esfuerzo y la práctica pueden brindar grandes resultados en cualquier actividad pero acá pasamos de un extremo a otro en un franja de tiempo muy limitada.

No afirmo que no puedo suceder pero el caso es como mínimo curioso.

Por otra parte el documental presenta la visión más racional y lógica de esta intriga, donde el talento de Johnson y su curioso progreso habría sido obra de su mentor, Ike Zimmerman.

Un hombre de Mississippi que junto a su familia acogió a Johnson en su casa a mediados de los años ´20.

Zimmerman, quien tenía el hábito de dar clases de guitarra en los cementerios (algo que encima alimentó la versión sobrenatural de este caso) le enseño todo lo que sabía a Robert, cuyo progreso aparentemente fue excepcional en un breve período de tiempo.

Esta es la teoría a la que se aferran los académicos y especialistas en música para explicar el suceso de Johnson. Según ellos el blusero era un artista talentoso pero fue fue Zimmerman el responsable de pulir e impulsar sus virtudes.

Las dos teorías de este caso están muy bien fundamentadas y lo interesante del film es que alienta a su discusión.

En lo personal me cuesta muchísimo creer en la «versión Spock» de la fuerza del progreso y el esfuerzo.

En el documental Keith Richards, que algo entiende del tema, explica claramente la dificultad de crear un sonido como el de Johnson y es raro que este hombre que tenía antecedentes de ser malo de repente reapareciera como un guitarrista virtuoso.

Tal vez intentamos aferramos a la versión lógica porque nos da miedo enfrentarnos al hecho que la otra historia pudiera ser posible.

Más allá de lo que uno crea es una discusión apasionante.

Entre las figuras famosas que dieron su testimonio para este especial de ReMastered se encuentran Keith Richards, Bonnie Raitt, Eric Clapton y Keb Mo entre otros.

A continuación pueden ver el avance de La encrucijada del diablo cuyo visionado recomiendo.

 

Publicidad

11 Comentarios

  1. Inevitablemente lo primero que se me viene a la cabeza leyendo este articulo es la película Crossroads (1986) que resulta flor de complemente con este documental. No pude verlo todavía pero voy a tener que encontrar un hueco para hacerlo.

    ¿Y si Ike Zimmerman también formaba parte del culto satánico? adiós a la versión racional, no mas preguntas su señoría.

    Siempre me imaginé que hay mas de una banda que terminó haciendo algun pacto con el señor de la oscuridad, como los Rolling y Zeppelin, curiosamente en ambos grupos murieron un solo un integrante a edad prematura y los demás siguen vivos en la actualidad. Y los Stones tienen una conexión con Satan en mas de una canción.

  2. Excelente recomendación, y sobre la nota de mañana de CROSSROAD, Steve Vay haciendo el duelo de solos de ambas guitarras simplemente… ES LETAL (Doug Marcaida dixit)

  3. Complementando al comentario de Nico… tanto AC/DC como METALLICA sufrieron bajas prematuras, como OZZY OSBOURNE.

  4. Gran documental Hugo, la perla del material sin duda son las grabaciones de audio donde contemporáneos hablas sobre él… me hiciste acordar a una escena de «Donde estás hermano» donde uno de los prófugos le repregunta a Robert Johnson » Que? Vendiste tu alma eterna? » y este responde: «claro, para que la quería si no la estaba usando…»

  5. Pensar que la otra vez me puse a escuchar a Johnson en Spotify y recien ahora caigo en que era el guitarrista que inspiro crossroads. Y es verdad lo que decis, como guitarrista medio malo que soy, es imposible adquirir ese nivel en tan poco tiempo.

  6. En el documental se menciona que Zimermann le enseñaba a tocar la guitarra en las tumbas de un cementerio por las noches porque entendía que «los espíritus podían estimularlo».
    La seguidores de la versión Spock por otra parte explican que practicaban en el cementerio para no molestar por la noches a la esposa e hijos de Zimmerman.
    Cada uno elige que versión le resuena más.

  7. Es verdad Juan Cruz y seguro que debe haber otros casos. Llámenme chiflado si quieren pero en 1979 Bon Scott cantaba «I’m on the highway to hell» y al año siguiente se murió.

  8. También se toca este tema en la serie Supernatural. De hecho se vuelve bastante a eso.

    Nadie piensa en la tercera opción: estamos seguros que el Johnson que volvió es la misma persona que se fué?
    Eso también explicaría todo.

  9. También vi la peli Crossroad (hace poco, en Netflix) y me pareció una genial film. Entiendo poco y nada de música, pero me re enganchó… Tiene ese no se qué y algo más de las pelis de los 80 y 90.
    Apenas vi el aviso en Netflix pensé que se trataba de una nueva ficción sobre el mito, mucho mejor que se aborde como documental: otro para sumar a la lista.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.