Retrospectiva Dark Universe: Creature from the Black Lagoon (1954)

Publicidad

Llegamos un momento icónico en la historia del con la presentación de uno de los monstruos más populares y queridos de género de terror.

El suceso en la taquilla de It Came from Outer Space consolidó a la dupla del productor William Alland y el director Jack Arnold entre los nuevos realizadores de esta franquicia.

Hasta la llegada de estos artistas, en Universal habían intentado introducir sin éxito un nuevo monstruo en el género desde mediados de los años ´40.

Una opción prometedora había sido The Brute Man, en 1946, pero la prematura muerte del actor Rondo Hatton frustró el proyecto de iniciar una serie con ese personaje.

La génesis del monstruo de la laguna negra tuvo lugar en 1941 en una fiesta organizada por Orson Welles durante el rodaje de El ciudadano. William Alland era parte del reparto de ese film y en una conversación con el director de fotografía Gabriel Figueroa, el artista mexicano le mencionó el mito de una criatura humanoide que vivía en los ríos del Amazonas.

Alland, quien por entonces ya tenía pensado continuar su carrera en Hollywood como realizadorn escribió a partir de esa historia el borrador de un guión que titulo El monstruo marino.

Doce años después, cuando los directivos de Universal le encargaron una nueva producción, tras los buenos resultados comerciales que habían tenido el film de ciencia ficción y The Black Castle, el productor decidió resucitar ese argumento.

Así nacía una de las películas más importantes del género de terror que influenciaría a generaciones de cineastas en todo el mundo.

La trama era muy sencilla y no presentaba demasiada complejidad.

Un grupo de científicos descubrían una criatura marina en el Amazonas e intentaban capturarla para estudiarla en un laboratorio.

Sin embargo, el bicho resultaba ser una amenaza más complicada de la que esperaban y la expedición tenía un giro trágico.

Aunque la premisa era simple la gran virtud que tenía el film pasaba por el modo en que el director Arnold narró la trama y el tratamiento que le dieron al monstruo.

Creature from Black Lagoon jugaba con la psicología del espectador y el miedo a los desconocido bajo la superficie del agua.

Una concepto que Steven Spielberg tres décadas después retomaría en Tiburón para asustar a nueva generación de cinéfilos.

El diseño del monstruo fue creado por el animador de Disney, Millicent Patrick, quien previamente había elaborado a los alienígenas pacifistas de It Came from Outer Space y era muy atractivo.

En una jugada magistral de marketing los directivos del Dark Universe testearon a la criatura con el público en un corto de Abbott y Costello para el programa The Colgate Comedy Hour.

En ese segmento Costello se re-encontraba con Frankenstein y hacia el final aparecía el denominado Gill-Man, que el público por entonces desconocía.

La aparición de la criatura fue un enorme suceso y en Universal se dieron cuenta que finalmente habían encontrado el nuevo monstruo que tanto buscaban.

La película del director Arnold fue muy interesante porque revirtió la fórmula de terror y las ambientaciones góticas que estaban asociadas con el Dark Universe.

Una particularidad de esta obra fue que la mayor parte de la trama se desarrollaba durante el día, algo muy inusual por entonces dentro del cine de terror.

A la buena construcción de las escenas de suspenso se agregaba otro elemento interesante.

La criatura en realidad no era un villano con maldad, como podía haber sido Drácula, la momia o el hombre lobo.

El monstruo no se desempeñaba como un depredador de la selva sino que atacaba a los humanos como una reacción ante el pánico que él generaba en la gente.

Luego se ponía más violento cuando lo intentaban cazar pero la criatura no tenía las características típicas de los psicópatas del Dark Universe.

La imagen de la actriz Julie Adams con el traje de baño blanco nadando cerca de Gill-Man eventualmente se convirtió en una de las secuencias icónicas del cine de terror clásico.

En realidad durante buena parte de esos famosos momentos la actriz fue reemplazada por la nadadora profesional Ginger Stanley.

En el siguiente video pueden ver el recordado fragmento donde la criatura descubre a la protagonista por primera vez.

Guillermo del Toro hace un tiempo mencionó que concibió La forma del agua inspirado por esta película, ya que quería ver una versión de la historia donde el romance entre la chica y el monstruo tenía un final feliz.

Yo no sé que película vio don Guillermo o que fantasía se hizo de chico con este clásico, pero en Creature from Black Lagoon no hay nada remotamente romántico en el argumento.

Esto no era precisamente La bella y la Bestia.

El personaje de Julie Adams no sólo no sentía ninguna atracción por Gill-Man sino que era acechada por el monstruo.

De hecho, en una escena la criatura la secuestra con fines no muy honorables que digamos.

Jack Arnold se propuso filmar una película de terror y sorprendió con una obra que presentaba un personaje fascinante al que no se le podía quitar la vista de encima.

El monstruo fue interpretado por dos actores diferentes.

En las escenas submarinas lo encarnó el doble de riesgo Rico Browning, mientras que en el resto del film estuvo a cargo de Ben Chapman.

No puedo dejar de destacar la colaboración de Henry Mancini en la música que jugó un papel clave a la hora de intensificar la escena de suspenso.

 Creature from Black Lagoon se estrenó el 5 de marzo de 1954 y fue un gran suceso en la taquilla, que además recibió los elogios de la prensa y el público.

El impacto del personaje fue enorme en la cultura popular y desde entonces tuvo numerosas referencias en otras películas, serie de televisión, canciones, juguetes y cómics.

En el universo Marvel, por ejemploel miembro de los Inhumanos, Tritón, estuvo inspirado por el monstruo del Dark Universe.

En los últimos 40 años Universal intento realizar una remake de esta producción pero los proyectos hasta la fecha nunca lograron concretarse por diversos motivos.

Entre los directores que estuvieron involucrados con la película sobresalen los nombres de John Landis, John Carpenter, Ivan Reitman y Peter Jackson.

Dentro del relanzamiento del Dark Universe que tenía programado Universal con La momia, protagonizada por Tom Cruise, estaba previsto el regreso de Gill-Man pero por ahora se desconocer el futuro de esa producción.

Lo cierto es que Creature from Black Lagoon conntribuyó a resucitar las obras de terror de este sello y en años posteriores brindó dos continuaciones con el popular personaje.

El avance original.

 

Publicidad

2 Comentarios

  1. La trama es sencilla, lo que me parece bien, es algo efectivo.
    Interesante que el personaje femenino sea interpretado por una actriz y por una nadadora, que me pareció más atractiva.

    Casi que entiendo al personaje, lo de raptar a la protagonista no es el mejor comportamiento, pero como va a saberlo un personaje que parece tan aislado.

    ¿Habrá alguna influencia en Abe Sapien, el personaje acuatico de Hellboy?

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.