Historia de Wonder Woman: Volumen III

Publicidad

Episodio 3: The Hiketeia

Tras la partida de Phil Jimenez y su exitoso ciclo en la serie regular de Wonder Woman, la editorial preparó el terreno para el siguiente autor que se haría cargo del cómic.

En el medio, a modo de transición, surgió una de las más grandes decepciones que presentó esta publicación dentro de la era moderna de los cómics.

Me refiero al decepcionante arco argumental The Game of the Gods (Números 191/194) de Walter Simonson.

Uno de los grandes autores de este arte famoso por su aclamado trabajo con Thor en Marvel, un personaje que renovó con un tratamiento brillante de los contenidos mitológicos.

Debido a su experiencia en este tema uno podría pensar que una obra suya con la heroína de DC podría ser monumental pero resultó una porquería, donde arruinó por completo uno de las mejores parejas sentimentales que tuvo la amazona en su bibliografía.

Otra claro ejemplo de la dificultades que le plantea Wonder Woman a los artistas, ya que si no tienen un conexión genuina con ella la calidad de sus trabajos resultan mediocres.

Cualquiera puede concebir historias para Batman o Superman y desarrollar aventuras pasajera centradas en la acción, pero en esta historieta si el autor no entiende los rasgos esenciales que comprenden la personalidad de la protagonista y su mundo el destino final de su obra resultará un fiasco.

El problema de Simonson fue que intentó abordar a Diana como si fuera Thor, a través de un argumento confuso y olvidable que desperdició un buen personaje que había creado Jimenez, como Trevor Barnes.

El novio negro de Diana que tenía un perfil más realista y humano. Era el cable a tierra de ella en la compleja misión que tenía en el planeta y había funcionado mejor que el infumable Steve Trevor.

Simonson lo arruinó al vincularlo en situaciones sobrenaturales donde eventualmente terminaba muerto de un modo completamente estúpido. Trevor se convertía literalmente es una especie de lluvia cósmica.

Tras este fiasco llegó el turno del nuevo autor que para variar hizo borrón y cuenta nueva con la continuidad de la trama como si los hechos mencionados nunca hubieran existido.

La llegada de Greg Rucka a Wonder Woman fue interesante y desconcertante a la vez porque se trataba de un autor que provenía del policial negro, donde por lo general abordaba temas turbios.

Rucka saltó a la fama con la novela gráfica Whitheout, que fue adaptada hace unos años al cine con Kate Beckinsale.

Otro títulos aclamados del autor hasta ese momento eran la serie de espionaje Queen & Country, Gotham Central, una versión comiquera de Policía de Nueva York protagonizada por personajes secundarios de Batman y la saga del hombre murciélago, No Man´s Land.

Por estos antecedentes la elección de Rucka era rarísima y por eso generaba expectativa su tratamiento de la heroína.

Greg tiempo después declaró que Wonder Woman no sólo era su personaje favorito sino que representó una de las tareas más complicadas que enfrentó en DC.

Cuando uno analiza la obra del autor con la amazona se nota que inicialmente la abordó con mucha cautela y precaución hasta que llegó a comprenderla y eventualmente la representó a través de diversas facetas.

No fue en vano que años después (en el 2011) tras el bochornoso tratamiento del personaje a cargo de Brian Azzarello, quien nunca supo distinguir la diferencia entre Wonder Woman y Red Sonja, Rucka le sacó las papas del  fuego a la editorial con la versión actual del personaje que volvió a sus raíces.

Aunque ese es un tema para desarrollar más adelante.

El debut de Greg se produjo con una gran novela gráfica publicada en el 2002 que se titulo The Hiketeia.

En esta propuesta nos encontramos con lo que sería la génesis de su ciclo en Wonder Woman que se extendería durante tres años.

Mientras que George Pérez y Phil Jimenez se animaron exploraron la psicología emocional de la heroína, Rucka optó por un camino más cauteloso.

En años posteriores llegaría hacer lo mismo pero en sus primeros pasos con la amazona optó por retratarla a través de la mirada con la que era percibida en el mundo.

Tanto por sus colegas superhéroes, como los humanos y villanos.

The Hiketeia es una tragedia que lidia con debates morales muy interesantes.

El título se relaciona con un antiguo ritual griego en el que una persona jura servir a otra a cambio de su protección.

El conflicto se dispara cuando una joven que asesinó a cuatro hombres en Gotham se le presenta a Diana con el juramento mencionado y ella tiene la obligación de protegerla sin importar lo que hizo en su pasado.

Una elección que deriva en una inevitable confrontación con Batman, quien persigue a la criminal.

La situación se complica más todavía cuando Diana descubre las razones de los crímenes de las chica , que no revelaré en esta nota y complica más su posición.

A través de un relato corto, donde no tiene demasiado espacio para desarrollar los personajes, Rucka presenta un drama muy interesante en el que los dilemas humanos y morales se fusionan con el tratamiento de los elementos mitológicos.

Una historia donde el enfrentamiento de Diana y Batman se mezcla con la intervención de las Erinias del panteón griego, una especie de personificaciones de la venganza que intentan castigar a los mortales que cometen crímenes.

Rucka baja Diana del pedestal de superheróina para retratarla con un perfil más humano que sería una de las claves de su trabajo en la serie regular.

Con excelentes ilustraciones de J.G.Jones, The Hiketeia es una excelente recomendación para conocer la primera incursión con el personaje de uno de los mejores autores que se destacaron en la bibliografía de Wonder Woman.

 

Publicidad

4 Comentarios

  1. Guau, increible. Por más que no soy lector asiduo de cómics, vengo siguiendo la historia de WW. Es digna de juntarla y armar un libro/PDF en un futuro Hugo, porque terrible laburo merece ser guardado. Va a terminar siendo un must para aquellos que quieran abordar en un futuro al personaje.

    Sobre los autores y el post, -desconozco-, pero pareciera que Rucka encaró la cosa mejor que Simonson. El tema de tratarlo en un principio con cautela deja ver que Rucka sabía con que estaba trabajando y lo complejo que es. Es un respeto absoluto por la obra. Y así es como terminó desarrollando una gran etapa. Me encantó el nombre de Hiketeia! Encierra un concepto muy copado y como, frente a un dilema que decís «a Diana la están cagando» termina siendo un planteo más profundo.

    A esperar al próximo informe, abrazo Hugo!

  2. Muy Bueno!

    Tengo la edición que oportunamente edito Sticker Design, y tanto la edición como la historia me gustaron mucho.
    Una pena que no prosperó Sticker design xq sacaba cosas copadas.

    Y perdón x el off topic, vi Endgame, y.estoy manija esperando tu Review con spoilers, y también te felicito x la decisión de la no crítica, gran decisión y recomendación para todos.

    Abrazo

  3. Lo copado de Hiketia además es que la puede leer cualquiera sin la necesidad de seguir la serie regular.
    Si te gusta Batman también te va a enganchar porque su posición es interesante en el conflicto.
    No es un cómic largo y se consiggue con facilidad.

    Sí, lo tengo en mente lo del libro.
    Abrazo.

  4. Uff al final te faltó un link bien grande, que diga «Quiere saber mas?»
    Quedé re enganchado solo con el argumento.
    Saludos.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.