Retrospectiva Dark Universe: Abbott y Costello contra el asesino (1949)

Publicidad

Durante el estreno de Abbott y Costello contra Frankenstein algunos medios de prensa sensacionalistas dieron a entender que Boris Karloff había rechazado del proyecto porque no quería trabajar con los comediantes, que aparentemente no les caía bien.

Una información falsa que poco tenía que ver con la realidad.

Por el contrario, Karloff no sólo no tenía ningún problema con los artistas sino que salió públicamente a promocionar el film de Universal, cuando no tenía ninguna obligación de hacerlo.

La ausencia de Karloff se debía simplemente a que los productores decidieron que el monstruo fuera interpretado por Glenn Strange, el actor que lo había encarnado en las últimas producciones del personaje.

Tras el enorme suceso del film el estudio enseguida puso en marcha una nueva película del con Abott y Costello y en esta oportunidad convocaron a Karloff para que integrara el reparto.

Debido a la ajustada agenda de trabajo de los comediantes, quienes tras su debut en el Dark Universe estrenaron otras dos películas, los productores no tenían demasiado tiempo para encargar un nuevo guión ya que el rodaje tenía que comenzar de inmediato.

Por ese motivo tomaron el argumento de la comedia Easy Does it, que había sido concebida para Bob Hope.

La trama la adaptaron para Abbott y Costello y con el objetivo de atraer más gente a los cines añadieron en el título el nombre de Karloff.

 

Una de las razones por las que las películas de esta dupla de actores en el Dark Universe son recordadas entre las mejores de su filmografía se debe a que tuvieron la posibilidad de hacer algo diferente en sus carreras.

Las comedias habituales de ellos tenía una estructura que por lo general seguían siempre la misma fórmula.

Es decir, comedias de enredos con escenas musicales y una subtrama romántica.

A través del Dark Universe tuvieron la posibilidad de explorar otros géneros y eso fue un gancho enorme para el público.

La primera entrega con Frankenstein se había centrado en la comedia de terror y en este proyecto los actores exploraron el policial negro, que por supuesto estaba atenuado por el humor.

Lou Costello interpreta al empleado de un hotel que encuentra a huésped muerto en una habitación. La policía lo acusa de ser el principal sospechoso y junto con la ayuda de Aboott, que encarna a un detective que cree en su inocencia, ambos deciden esclarecer el homicidio.

A diferencia de lo que daba a entender el título del film Karloff en realidad aparecía en un rol secundario como un hipnotizador.

La dirección en este caso corrió por cuenta Charles Barton, quien fue el principal realizador de las películas que reunieron a estos comediantes.

En este proyecto trabajó muy bien los elementos del cine noir, que a partir de 1951 comenzaría a cobra más fuerza en Hollywood, y lo combinó con el dominio del humor que tenían los protagonistas.

El resultado es una  película muy entretenida que la podés ver en el 2019y sigue siendo graciosa por el talento que tenían estos dos grandes de la comedia.

Aunque Karloff no tiene el papel relevante que daban a entender las publicidades y eso era algo decepcionante, el proyecto de todos modos resultó otro suceso taquillero para Universal.

El estudio había encontrado la fórmula perfecta para explotar sus franquicias más populares durante una nueva década.

Este es el avance original del film.

 

Publicidad

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.