Retrospectiva Dark Universe: House of Horrors (1946)

Llegó el momento de rendirle homenaje a una de las grandes figuras de culto del Dark Universe que pudo haberse convertido en una de los principales íconos del género de terror.

Rondo Hatton.

Un artista con una historia de vida muy curiosa que tranquilamente podría ser convertida en una película.

“El hombre más feo del cine”, como lo apodaron los publicistas de Universal, no era un actor profesional sino que su vida laboral se desarrolló primero como periodista deportivo para el diario The Tampa Tribune.

Durante la Primer Guerra Mundial Rondo sirvió en el ejército norteamericano y llegó a  ser parte de los soldados que enfrentaron a las fuerzas de Pancho Villa en la frontera estadounidense con México.

Lamentablemente durante este período contrajo una extraña enfermedad llamada Acromegalia, que se origina por una secreción excesiva de la hormona de crecimiento.

La acromegalia provoca un desfiguramiento progresivo del rostro y las extremidades y lo peor de todo es que no existe un tratamiento efectivo que elimine esta condición de manera definitiva.

Otra figuras famosas que tuvieron esta enfermedad fueron Richard Kiel, el recordado Mandíbulas de la saga de Janes Bond, el  luchador André, el gigante (The Princess Bride) y ya en la actualidad el empresario Tony Robbins.

El caso de Rondo Hatton fue mucho más severo debido a la agresividad con la que se desarrolló la enfermedad en muy poco tiempo.

En la siguiente imagen pueden ver el modo en que su rostro se desfiguró por completo en apenas un par de años.

El director Henry King que trabajaba también en el diario Tampa Tribune fue el responsable de hacerlo debutar en Hollywood como actor, con su película Hell Harbor, de 1930.

En la década siguiente Rondo apareció en un montón de filmes siempre haciendo de gángsters o monstruos debido a su apariencia física.

Lo más triste de esta historia es que el actor consiguió la fama y reconocimiento en 1946, cuando se incorporó a las producciones del Dark Universe.

Los productores de Universal estaban convencidos que Hatton tenía las condiciones de convertirse en la nueva figura del género al nivel de Boris Karloff y Lon Chaney Jr.

Sin embargo la enfermedad tan agresiva que sufría el artista le causó un paró cardíaco que acabó con su vida el 2 de febrero de 1946.

Universal enseguida estrenó The Spider Woman Strike Back (reseñada la semana pasada) el 26 de marzo de ese año.

Cuatro días después llegó a los cines House of Horrors y el 1 de octubre The Brute Man.

Hatton se convirtió en una figura muy popular pero nunca pudo disfrutar el suceso de sus filmes como protagonista en vida.

Con el paso de los años se convirtió en una figura de culto y en la actualidad es recordado a través de los Rondo Hatton Classic Horror Awards, que es una entrega de premios anual que lleva su nombre.

House of Horror fue una muy buena película del Dark Universe que tenían la intención de presentar a un nuevo monstruo: El Creeper.

La historia tiene como protagonista a un artista plástico (Martin Kosleck) que atraviesa un fuerte depresión y decide suicidarse.

Sin embargo cuando está a punto de matarse (esto es buenísimo) descubre a otro suicida (Hatton) que está a punto de ahogarse en un río y le salva la vida.

El artista descubre que el hombre es un piscópata desfigurado al que se conoce con el nombre de Creeper y decide crear una escultura basada en su rostro.

Cuando la prensa se burla de su exposición el escultor envía al psicópata a matar a sus críticas.

En el medio de este lío aparece una joven periodista (Virginia Grey), quien descubre que las muertes de sus colegas están relacionadas.

La dirección del film corrió por cuenta de Jean Yarbrough, quien quedó en el recuerdo por brinda el primer antecedente de comedia con los muertos vivos en King of the zombies (1941).

En este caso presenta una interesante combinación del género de monstruos con el policial negro que tiene resultados estupendos.

Para tratarse de un film corto de 65 minutos el suspenso está muy bien trabajados y los elementos de terror son efectivos gracias a la presencia intimidante que tenía Hatton.

Al verlo en esta producción queda claro se encaminaba a ser la nueva figura del Dark Universe pero lamentablemente la terrible enfermedad que padeció se lo impidió.

No pude encontrar el avance original de este film pero en este video pueden ver un buen homenaje a este actor en el rol del Creeper.

 

 

2 Comentarios

  1. Hola Hugo. Hasta el día de hoy la acromegalia no tiene cura, y la única forma de detener sus avances es con medicación y tratamiento paliativo, yo tengo un familiar con esta enfermedad y es muy duro sobrellevarla.
    Creo que este señor fue la insapiración para la creación de Shrek

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.