Grandes rarezas de Marvel y DC: La vida de Juan Pablo II (1982)

Hay que reconocerle a que en materia de proyectos curiosos o experimentales le pasa el trapo a DC, que tiene sus rarezas también pero no en la cantidad que ofreció la competencia.

Mi etapa favorita de la historia de este arte es la Era de Bronce que va de comienzos de los años ´70 a mediados de los ´80.

Fue un período de maduración importante donde los cómics se volvieron mucho más serios con una fuerte apuesta a un diversidad racial que se desarrolló de manera orgánica.

En 1982, vaya uno saber por qué, en Marvel decidieron narrar la vida del Papa Juan Pablo II a través de este arte.

La historieta surgió un tiempo después del atentado que el líder religioso sufrió en 1981 y la sensibilidad con este tema estaba muy presente.

Un Papa que falleció en el 2005 con una imagen muy positiva por su compromiso con la paz y el rol que tuvo en la política internacional en la segunda mitad del siglo 20.

La gran paradoja de este proyecto es que el guión quedó a cargo Steve Grant, uno de los autores más famosos del Punisher, cuya especialidad siempre fue el thriller de acción.

En este caso narra la historia de Juan Pablo II desde su nacimiento hasta el atentado en Roma a través de la mirada de un periodista que cubre la llegada del santo pontífice a Nueva York.

La labor de grant es muy interesante porque no desarrolló un cómic religioso que intenta convertir al lector al catolicismo, con una prédica moralista.

Grant detalla los orígenes de Karol Wojtyla, quien tuvo literalmente una vida de película.

Este cómic jamás se podría  haber realizado con su heredero Joseph Ratzinger ni el actual Papa Francisco porque sus biografías no son tan interesantes como la de Wojtyla.

Toda su infancia y adolescencia en Polonia durante el ascenso del nazismo llega a ser fascinante y los hechos terribles que presenció marcaron esa vocación de servicio que desarrollaría a través de la Iglesia.

Un detalle atractivo de la narración de Grant es que la trama se desarrolla desde la perspectiva de un periodista que no es religioso e intenta entender por qué el Papa moviliza multitudes en el mundo.

Obviamente el cómic no trata temas oscuros, como la supuesta vinculación del Juan Pablo II con la CIA  porque este proyecto jamás se hubiera realizado.

La trama es más bien un retrato humanista del hombre detrás del ícono político y religioso.

Las ilutraciones corrieron por cuenta de John Tartaglione, quien hasta ese momento era más conocido por ser uno de los coloristas de Daredevil.

Para sorpresa de Marvel este cómic se convirtió en uno de los principales best-sellers de la editorial en 1982 y se tradujo a numerosos idiomas alrededor del mundo.

En un punto esta biografía no deja de ser un muestra más del enorme potencial que tiene la historieta como instrumento de narración que puede abarcar todo tipo de géneros.

 

 

2 Comentarios

  1. Oye hugo hablando de eso vi en la librería en donde vivo que salió un cómic de latino books de Francisco, ya se que no son tan interesantes como Juan Pablo 2 pero te lo comento como dato curioso.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.