Grandes pinballs de la historia: Medieval Madness (1997)

Publicidad

Para muchos el más grande de todos los tiempos.

Están divididas las opiniones en la comunidad de amantes de los flippers, ya que otros entienden que esa calificación corresponde a la mesa Twilight Zone basada en la clásica serie de televisión.

En una encuesta internacional realizada por el sitio The Pinball Database, Medieval Madness terminó en el cuarto puesto de los favoritos debajo de Star Trek: Next Generation y Theatre of Magic (o como lo llamo yo el flipper de Zatanna, la heroína de los comics), mientras que Twilight Zone consiguió el primer puesto.

En lo personal creo que esta cuestión se define en última instancia por gustos personales, ya que desde los aspectos técnicos ambas mesas son obras maestras de ingeniería y conceptos artísticos que no resiste demasiado discusión.

Para los amantes de la fantasía y aventuras medievales esta joya absoluta de la compañía Williams ofrece una experiencia de juego adictiva e inolvidable.

No hay muchas mesas como Medieval Madness y eso la hace tan especial además de explicar por qué fue un éxito comercial arrollador desde su aparición en 1997.

El éxito de esta mesa residió en adaptar a la perfección todos los elementos populares del género literario en un juego que tenían funciones técnicas alucinantes.

El objetivo del juego es llegar con la puntuación al modo Wizard que habilita la gran batalla por el reino. Cuando conseguís todos los jackpots en un multi ball de cinco bolas,  derrotás al Rey Payne y el mago Merlín te corona como el nuevo monarca del reino.

Claro que para llegar a ese punto antes que completar diversas etapas.

Medieval Madness, que claramente le hacía justicia a su nombre, pasó a la historia por presentar un castillo en el parte superior de la mesa, que a  través de un sistema de motores abría su puerta y el calabozo.

Un detalle increíble de esta mesa es que el jugador tiene la misión de derribar el castillo a través de la puntuación y los golpes de las bolas.

Cuando lo conseguías el edificio se caía a pedazos a en el medio de la mesa y luego se reconstruía otra vez.

El trabajo de ingeniería para lograr ese efecto fue infernal y esa también es una de las razones por la que Medieval Madness fue tan aclamado cuando surgió en su momento.

El pinball fue diseñado por Bryan Eddy, quien ya se había destacado con los juegos exóticos que presentó en Attack from Mars (previamente reseñado), Bride of Pin-Bot e Indiana Jones, además de colaborar con los efectos de FunHouse, recordado por incluir la cabeza de una marioneta que hablaba.

El arte de esta mesa es fantástico con numerosas ilustraciones que reúnen los elementos y personajes clásicos del género de la aventura medieval y la fantasía.

Entre las funciones atractivas también se destacó la batalla contra los Trolls que aparecian delante del castillo y el jugador debía golpear con las bolas.

La espectacular banda sonora sumado a los efectos de sonido creaban una gran experiencia inmersiva, amplificada por las situaciones graciosas que se presentaban en la pantalla de video.

Todas estas virtudes técnicas confluían en una mesa muy atractiva que no pasaba desapercibida.

Cabe destacar a modo de Dato Loco es que la voces de las princesas fueron interpretadas por las comediantes Andrea Farrell y Tina Fey, quien en ese momento era una de las nuevas figuras del programa Saturday Night Live.

Una particularidad de sus interpretaciones es que las princesas hablan con el acento de las clásicas Valley Girls de California, un detalle que generaba que la aparición de los personajes fueran más divertidas.

Desde su lanzamiento Medieval Madness se convirtió en uno de los pinball más buscados por los coleccionistas y su alta demanda derivó que la compañía Chicago Gaming Company sacara a la venta nuevas ediciones limitadas.

Hace unos meses la empresa se anunció en una convención que el año que viene el flipper estará de vuelta en el mercado.

Algo que hablar de la popularidad que todavía tiene en estos días.

La versión digital es brillante y estuvo disponible en la plataforma The Pinball Arcade hasta el pasado 30 de junio. Por suerte lo compré antes ya que ahora no se puede conseguir.

Este es el video promocional con el que se vendió Medieval Madness en 1997.

Publicidad

5 Comentarios

  1. Hugo, veo que decís que era una mesa rara, pero no sé por qué tengo la impresión de haberla visto acá, no sé si en algún Sacoa, puede ser?

  2. Hola Arquero en ningún párrafo de esta nota menciono que sea una mesa rara, de hecho destaco que fue un gran éxito comercial.

    Definitivamente pudiste haberla visto, sobre todo en Sacoa, porque llegó a estar disponible en salas de videos juegos.
    Probablemente fue uno de los ultimos flippers que entraron.

  3. Fue un error de comprensión, ahora releyendo, cuando dijiste «No hay muchas mesas como Medieval Madness y eso la hace tan especial» entendí «No hay muchas mesas de Medieval Madness y eso la hace tan especial», mala mía

  4. Hola, Hugo. Williams está pasando de a poco sus mesas a «Pinball FX3», similar a «Pinbal Arcade», con la diferencia de que, si en Pinball Arcade vos tenés la versión digital de mesas que existieron físicamente, en Pinball FX3 tenés mesas que directamente fueron ya concebidas en forma digital (están los pinball de «Tiburón», «Volver al Futuro», «E.T.», «Padre de Familia», «Walking Dead», contenido Marvel y contenido Star Wars. También están las mesas elaboradas por la misma empresa de la plataforma: hay una sobre Hércules que te pude gustar y una que se llama «Paranormal» y es un homenaje velado a Kolchak.) . Ahí Williams está pasando ya algunas mesas para la compra (ya está «Medieval Madness» y un par más; y próximamente estarán «Party Zone», «Attack on Mars» y «Black Rose»). Y como cortesía regala «Fish Tales». Saludos, Hugo.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.